Ir al contenido

Ir al índice

 EN PORTADA | PAZ EN EL HOGAR, ¿ES POSIBLE?

Paz en el hogar, ¿por qué es tan difícil?

Paz en el hogar, ¿por qué es tan difícil?

“CASI siempre discutimos por dinero —comenta Sarah, de Ghana, casada con Jacob desde hace diecisiete años—. * Me enojo porque me desvivo por cuidar de la familia, pero Jacob nunca me dice cómo estamos de dinero. Podemos pasar semanas sin hablarnos.”

“Es cierto —dice Jacob—, hay ocasiones en las que nos decimos palabras hirientes. A veces se debe a malentendidos y a la falta de buena comunicación. Los conflictos también surgen porque sacamos de proporción los problemas.”

Nathan, un recién casado de la India, explica qué sucedió un día que su suegro le gritó a su suegra. “Ella se ofendió y salió de la casa. Cuando le pregunté a mi suegro por qué le había gritado así, a él le pareció una falta de respeto que su yerno lo cuestionara. Terminó gritándonos a todos.”

Quizás usted esté de acuerdo con que bastan unas cuantas palabras mal escogidas y dichas en un mal momento para causar mucha tensión. Lo que empezó como una conversación tranquila puede convertirse rápidamente en una fuerte discusión. La verdad es que todos nos equivocamos y a veces decimos cosas que no deberíamos decir. Por eso es tan fácil malinterpretar lo que otros dicen y también sus motivos. Aun así, es posible llevarse bien y disfrutar de cierto grado de tranquilidad en el hogar.

¿Qué puede hacer si empiezan a calentarse los ánimos? ¿Cómo puede recuperar la paz y la tranquilidad en su familia? ¿Cómo pueden las familias lograr que haya paz en su hogar? Descubra las respuestas en los siguientes artículos.

^ párr. 3 Se han cambiado algunos nombres.