Ir al contenido

Ir al índice

 OBSERVANDO EL MUNDO

Hablemos de África

Hablemos de África

Muchas personas y organizaciones se esfuerzan por mejorar la calidad de vida en África. Aun así, el continente todavía está plagado de problemas que parecen insuperables.

Caza furtiva de rinocerontes

En Sudáfrica, los cazadores furtivos mataron 13 rinocerontes en el 2007, pero en el 2013 la cifra subió a 1.004. A pesar de haber más cuernos de rinoceronte en el mercado negro, hay tanta demanda que su precio es más caro que el del oro. Un solo cuerno puede llegar a valer medio millón de dólares.

¿SE LO HA PREGUNTADO? ¿Serán los gobiernos capaces alguna vez de eliminar el delito? (Jeremías 10:23.)

Sobornos no denunciados

Algunos países de África oriental registran los índices de soborno más altos del mundo, informa Transparencia Internacional. Con todo, el 90% de las personas que se enfrentan a la corrupción no lo denuncian. Un portavoz de esa organización en Kenia comenta: “Los ciudadanos no confían en que las autoridades investiguen las denuncias de corrupción”.

LO QUE DICE LA BIBLIA: “El soborno ciega a hombres de vista clara.” (Éxodo 23:8.)

Africanos conectados

Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, se esperaba que a finales de 2014 casi el 20% de los africanos tuvieran conexión a Internet. La tasa de crecimiento de conexiones a Internet móvil en África es el doble que la media mundial.