Ir al contenido

Ir al índice

 TIERRAS Y GENTES

Una visita a Costa Rica

Una visita a Costa Rica

HACE 500 años, los españoles llegaron a esta región y la llamaron Costa Rica porque pensaban que encontrarían oro; sin embargo, su búsqueda fracasó. Hoy día no se conoce a este país por sus metales preciosos, pero sí por ser uno de los lugares con más variedad de animales y plantas en el mundo.

A los costarricenses los llaman ticos por la costumbre que tienen de añadir “-ico” al final de las palabras. Por ejemplo, en lugar de decir “un momento” dicen “un momentico”. En sus conversaciones usan la expresión “pura vida” cuando están de acuerdo con algo, o en lugar de decir “hola” y “adiós”.

En los bosques de Costa Rica hay una impresionante variedad de plantas y animales, como por ejemplo la rana de hoja de ojos rojos (Agalychnis callidryas)

Uno de los platos favoritos en Costa Rica es el “gallo pinto”. Este plato se prepara con frijoles, o alubias, y arroz. Primero se cocinan por separado y luego juntos con condimentos. El “gallo pinto” se puede servir para el desayuno, el almuerzo o la cena. Una bebida tradicional es el café chorreado, que se prepara  utilizando un filtro de tela colgado de un soporte, normalmente de madera.

En Costa Rica hay unas 450 congregaciones de los testigos de Jehová. Sus reuniones se llevan a cabo en diez idiomas, incluidos dos idiomas indígenas —el bribri y el cabécar— y lengua de signos costarricense.

¿LO SABÍA? En Costa Rica se han hallado cientos de esferas de piedra. La más grande mide 2,4 metros de diámetro (8 pies). Los investigadores piensan que algunas de ellas fueron talladas hace más de 1.400 años. Lo que nadie sabe es para qué las hicieron.

Esferas de piedra