Ir al contenido

Ir al índice

 AYUDA PARA LAS FAMILIAS | JÓVENES

Cómo resistir las tentaciones

Cómo resistir las tentaciones

EL PROBLEMA

“A veces, las chicas me piden el teléfono y me dicen: ‘¿Qué tal si salimos y... vemos qué pasa?’. Siempre les digo que no y me voy, pero luego me quedo pensando: ‘¿Y si se lo hubiera dado?’. La verdad es que algunas de ellas son muy guapas. Es fácil pensar: ‘¿Qué tiene de malo?’.” (Carlos, 16 años.) *

¿A ti también se te hace difícil resistir las tentaciones? Pues no te desanimes: tú puedes ganar la batalla.

LO QUE DEBES SABER

Si caes en la tentación, saldrás perdiendo

Todos podemos caer en la tentación, hasta los adultos. El apóstol Pablo ya no era un jovencito cuando escribió estas palabras: “En mi interior yo estoy de acuerdo con la ley de Dios. Pero [...] en mi cuerpo hay otra ley que lucha contra la ley de Dios. Esa otra ley es la ley del pecado. Esa ley vive en mi cuerpo y me hace prisionero del pecado” (Romanos 7:22, 23, La Palabra de Dios para Todos, 2005). Aunque la lucha era muy dura, Pablo no se rindió. Tú tampoco tienes por qué rendirte. No te dejes controlar por tus deseos (1 Corintios 9:27). Siempre habrá tentaciones en tu vida. Aprende a vencerlas ahora que eres joven y te ahorrarás muchos problemas... ahora y cuando seas adulto.

Los medios de comunicación no ayudan. “Los deseos que acompañan a la juventud” ya de por sí son fuertes (2 Timoteo 2:22). Pero las películas, la televisión, la música y los libros para jóvenes los hacen aún más fuertes. ¿Cómo? Haciendo creer a la gente que no hay nada de malo en caer en la tentación. Por ejemplo, si los protagonistas de una película están “enamorados”, lo más seguro es que terminen acostándose juntos. Sin embargo, en la vida real todos tenemos el poder de rechazar los malos deseos, como dice la Biblia (1 Pedro 2:11). Eso significa que resistir las tentaciones depende de ti.

 LO QUE PUEDES HACER

Reconoce tus debilidades. Por mucho que quieras hacer bien las cosas, tus debilidades podrían traicionarte. Piensa: ¿por dónde se rompe una cadena? Por su punto más débil, ¿no es cierto? ¿Cuál es tu punto débil? ¿Qué cosas pudieran hacerte caer con más facilidad? ¿Cómo puedes evitarlas? (Principio bíblico: Santiago 1:14.)

Prepárate con tiempo. Piensa en situaciones en las que podría aparecer una tentación e imagina cómo la resistirías. (Principio bíblico: Proverbios 22:3.)

No olvides tus valores. La Biblia dice que cuando una mujer le pidió a un joven llamado José que se acostara con ella, él respondió: “¿Cómo podría yo cometer esta gran maldad y realmente pecar contra Dios?” (Génesis 39:9). La respuesta de José demuestra que tenía claros sus valores. Sabía que aquello estaba mal y no estuvo dispuesto a caer en la tentación. ¿Eres como él?

Consigue amigos que te apoyen. Si tus amigos tienen los mismos valores que tú, te librarás de muchas tentaciones. La Biblia dice: “El que está andando con personas sabias se hará sabio” (Proverbios 13:20).

Evita las situaciones peligrosas. Por ejemplo:

  • No te quedes a solas con alguien del otro sexo.

  • No uses Internet a una hora o en un lugar en los que pudieras sentirte tentado a ver pornografía.

  • No te juntes con personas que hacen que las cosas malas parezcan buenas.

¿Qué otras cosas pueden ayudarte a no caer en la tentación? (Principio bíblico: 2 Timoteo 2:22.)

Pídele ayuda a Dios. Jesús dijo a sus discípulos: “Oren de continuo, para que no entren en tentación” (Mateo 26:41). Dios quiere que tengas éxito y puede ayudarte. La Biblia dice que él no dejará que seas tentado más allá de lo que puedas soportar y que te dará la salida para que no caigas (1 Corintios 10:13).

^ párr. 4 Se ha cambiado el nombre.