Ir al contenido

Ir al índice

Los sonidos de la música en el antiguo Israel

Los sonidos de la música en el antiguo Israel

 Los sonidos de la música en el antiguo Israel

LA MÚSICA era un elemento esencial de la cultura del antiguo Israel. El son de trompetas y cuernos convocaba al culto y señalaba acontecimientos importantes. Los acordes de arpas y liras apaciguaban a reyes (1 Samuel 16:14-23). Y el sonido de tambores, címbalos y cascabeles contribuía a la celebración de ocasiones gozosas (2 Samuel 6:5; 1 Crónicas 13:8).

Jubal, descendiente de Caín, fue el “fundador de todos los que manejan el arpa y el caramillo”, según la Biblia (Génesis 4:21). Es probable que él inventara tanto los instrumentos de cuerda como los de viento.

Las Escrituras mencionan muchos acontecimientos en los que la música desempeñó un papel destacado, pero dicen muy poco sobre los propios instrumentos. Sin embargo, valiéndose de hallazgos arqueológicos y escritos antiguos, los estudiosos han intentado determinar la apariencia y el sonido de los instrumentos musicales de aquella época. Aunque algunas de sus conclusiones son solo conjeturas, veremos unos cuantos ejemplos bien documentados.

Panderetas, sistros y címbalos

Después que Dios hizo que Moisés y los israelitas atravesaran milagrosamente el mar Rojo, Míriam, la hermana de Moisés, y “todas las mujeres” salieron “con panderetas y en danzas” (Éxodo 15:20). A pesar de que no se ha encontrado ninguna pandereta de tiempos bíblicos, sí se han recuperado antiguas estatuillas femeninas de barro con pequeños tambores de mano en lugares de Israel como Aczib, Meguidó y Bet-seán (Bet-san). Este instrumento, que suele recibir el nombre de pandereta en las traducciones de la Biblia, probablemente constaba de un sencillo aro de madera sobre el que se tensaba una piel de animal.

En tiempos de los patriarcas, las mujeres tocaban la pandereta durante las fiestas, y solían además cantar y bailar. La Biblia relata que cuando el caudillo israelita Jefté volvió a su hogar tras vencer en una importante batalla, su hija salió corriendo a recibirlo “con toque de panderetas y baile”. En cierta ocasión, las mujeres celebraron las hazañas de David “con canto y danzas” y “con panderetas” (Jueces 11:34; 1 Samuel 18:6, 7).

Cuando David, ya en calidad de rey, llevó el arca del pacto a Jerusalén, los israelitas “venían celebrando delante de Jehová con toda suerte de instrumentos de madera de enebro y con arpas y con instrumentos de cuerda y con panderetas y con sistros y con címbalos” (2 Samuel 6:5). Posteriormente, el templo de Jerusalén tuvo su propia orquesta, que incluía músicos profesionales que tocaban címbalos, trompetas y arpas, así como otros instrumentos de cuerda.

Aunque se tiene una idea de cómo era la pandereta, ¿qué se sabe del sistro? Al parecer, consistía en un pequeño óvalo de metal con mango y atravesado por varillas con cascabeles. Al agitarlo, producía un sonido agudo y resonante. La Biblia solo menciona los sistros una vez, cuando el arca del pacto fue llevada a Jerusalén. Sin embargo, según la tradición  judía, el sistro se tocaba también en ocasiones tristes.

¿Y cómo eran los címbalos de la antigüedad? Podemos imaginarlos como discos grandes de metal que se hacían chocar. No obstante, algunos címbalos de Israel solo tenían unos 10 centímetros (4 pulgadas) de diámetro, se parecían a castañuelas y producían un sonido de tintineo.

Arpas y otros instrumentos de cuerda

La palabra hebrea kinnóhr, traducida habitualmente como “arpa” o “lira”, se refiere a un instrumento muy utilizado en el antiguo Israel. David la tocaba para calmar al rey Saúl (1 Samuel 16:16, 23). Los expertos han encontrado por lo menos treinta representaciones de la lira en antiguas murallas, monedas, mosaicos, placas y sellos. Su forma cambió con los siglos. El músico la sostenía en sus brazos y rasgueaba o pulsaba las cuerdas con los dedos, o con un plectro o púa.

El nével era similar al kinnóhr. Hay dudas respecto a cuántas cuerdas tenía, cuál era su tamaño y si se rasgueaba o se pulsaba. Sin embargo, la mayoría de los expertos opinan que el músico podía llevar en la mano cualquiera de estos dos instrumentos.

Trompetas y cuernos

Dios ordenó a Moisés que hiciera dos trompetas de plata, de labor a martillo (Números 10:2). Los sacerdotes las utilizaban  para anunciar muchos acontecimientos relacionados con el templo y diversas fiestas. Producían sonidos diferentes dependiendo del propósito, incluyendo un toque largo y sostenido y otro más corto. Aún no se sabe cómo eran realmente aquellas trompetas, puesto que no se ha encontrado ninguna de tiempos bíblicos. Solo contamos con representaciones artísticas, como la que puede verse en un bajorrelieve del Arco de Tito en Roma.

El cuerno, o sofar, se menciona en las Escrituras Hebreas más de setenta veces. Para fabricar este instrumento se utilizaba un cuerno de cabra o de carnero. De acuerdo con las fuentes judías, el cuerno tenía dos formas: una recta con boquilla de oro, y otra curva, decorada con plata. El cuerno solía usarse para dar avisos porque producía un sonido hueco de dos o tres tonos que podía oírse desde lejos.

En Israel se utilizaba el cuerno para señalar ciertos acontecimientos religiosos, como el principio y el fin del sábado; pero también se usaba de otras formas, por ejemplo, en tiempos de guerra. Podemos imaginarnos lo aterrador que resultó el sonido que emitieron con sus cuernos los 300 soldados de Gedeón justo antes de su sorpresivo ataque nocturno contra los madianitas (Jueces 7:15-22).

Instrumentos musicales de todo tipo

En tiempos bíblicos también se utilizaban campanas, flautas y laúdes. El profeta Daniel, que estuvo exiliado en la antigua Babilonia, mencionó en sus escritos la orquesta del rey babilonio Nabucodonosor, que incluía instrumentos como la cítara, el caramillo y la gaita (Daniel 3:5, 7).

Este breve repaso de algunos de los instrumentos mencionados en las Escrituras confirma el hecho de que la música formaba parte de la vida cotidiana en el antiguo Israel, al igual que en otras civilizaciones del pasado. Los sonidos de la música se escuchaban en el palacio real y en los lugares de adoración, así como en los pueblos y hogares.

[Ilustración de la página 15]

El sistro se tocaba agitándolo como un cascabel

[Ilustración de la página 15]

El rey David era un virtuoso del arpa

[Ilustración de la página 15]

La pandereta se ha usado desde tiempos patriarcales

[Ilustración de la página 15]

La trompeta se utilizaba para anunciar diversos acontecimientos

[Ilustración de la página 16]

Estatuilla de mujer sosteniendo un instrumento de percusión (siglo VIII antes de nuestra era)

[Ilustración de la página 16]

Moneda del siglo II de nuestra era donde aparece un instrumento de cuerda

[Ilustración de la página 16]

En esta piedra del recinto del templo de Jerusalén aparecen las palabras “al lugar de las trompetas” (siglo I de nuestra era)

[Reconocimientos de la página 16]

Estatuilla: Z. Radovan/BPL/Lebrecht; moneda: © 2007 by David Hendin. Todos los derechos reservados; piedra del templo: Fotografía © Israel Museum, Jerusalén; gentileza de Israel Antiquities Authority