Ir al contenido

Ir al índice

Haga tiempo para lo que de verdad importa

Haga tiempo para lo que de verdad importa

 Haga tiempo para lo que de verdad importa

“El tiempo que queda está reducido.” (1 Corintios 7:29)

“BRINCAR y chapotear en el agua no es lo mismo que nadar”, escribe Michael LeBoeuf en su libro Working Smart (Trabajar de modo inteligente).

En otras palabras, no es lo mismo estar activo que lograr algo que merezca la pena. Piense en la semana pasada. ¿Para qué actividades hizo tiempo? ¿Para cuáles estuvo demasiado ocupado? ¿Ve la necesidad de hacer más tiempo para las cosas que de verdad le interesan?

Repasemos lo que Jesús profetizó sobre estos tiempos tan ajetreados. Dijo que al acercarse el fin de este sistema y, por tanto, el justo nuevo mundo de Dios, sus discípulos estarían ocupados predicando “estas buenas nuevas del reino [de Dios]”. Pero también dijo que la mayoría de las personas estarían demasiado ocupadas para escuchar. Estarían tan absortas en las actividades normales de la vida que no prestarían atención al mensaje del Reino y acabarían siendo destruidas (Mateo 24:14, 37-39; Lucas 17:28-30).

Hoy día, los testigos de Jehová están predicando las buenas nuevas del Reino de Dios en más de doscientos treinta países y territorios. Tal como Jesús predijo, muchos los rechazan diciendo que están demasiado ocupados. Pero le invitamos a hacer un hueco en su ocupado horario para examinar lo que la Biblia enseña sobre el Reino de Dios. Esperamos que al enterarse de las bendiciones que el Creador tiene reservadas para la humanidad, reconozca que escuchar y obedecer el mensaje de la Biblia es algo a lo que merece la pena dedicar tiempo, algo realmente importante. *

[Nota]

^ párr. 6 Si desea más información, le invitamos a ponerse en contacto con los testigos de Jehová de su localidad. También puede escribir a la dirección que corresponda de las que aparecen en la página 5 de esta revista o visitar nuestro sitio www.watchtower.org.