Ir al contenido

Ir al índice

Conduzca sin riesgos

Conduzca sin riesgos

 Conduzca sin riesgos

MILLONES de personas consideran que el automóvil es una necesidad, pero manejarlo tiene su precio. Los accidentes de tránsito dejan un saldo anual de más de 1.200.000 víctimas mortales en todo el mundo. En vista de esto, ¿no merecería la pena aprender a conducir sin riesgos? Veamos algunas medidas prácticas.

✔Asegúrese de que está en condiciones

La revista Australian Journal of Social Issues publicó que mejorar el comportamiento al volante es clave para reducir el riesgo de accidentes mortales. De modo que, antes de emprender viaje, sería bueno preguntarse si uno está en condiciones de conducir. El cansancio embota la mente y disminuye los reflejos. La Oficina de Transporte Terrestre de Filipinas incluye la ira, el nerviosismo y la euforia entre los estados anímicos que afectan  la conducción y pueden llevar a decisiones imprudentes y hasta a la agresividad.

Además, hay que tener presente el estado físico, pues algunas enfermedades o lesiones pueden aumentar el riesgo de accidentes. Y quienes respeten la vida tampoco conducirán bajo la influencia del alcohol, las drogas o ciertos fármacos, ya que estos también disminuyen los reflejos. A veces convendría cancelar el viaje o ceder el volante a otra persona.

Evalúe su pericia

Especialmente en los países en desarrollo, el aumento de vehículos conlleva el aumento de conductores inexpertos. Por lo tanto, es prudente tomar en cuenta los siguientes consejos.

Conduzca a la defensiva. Esté alerta, siempre pendiente de lo que pasa atrás y adelante, y prevea las maniobras de otros conductores, sobre todo las peligrosas. Dado que un gran porcentaje de colisiones se produce cuando los vehículos circulan muy cerca, guarde la distancia de seguridad.

Cuidado con los ángulos muertos (puntos ciegos) y las distracciones. No confíe exclusivamente en los retrovisores, gire la cabeza para ver lo que sucede a su alrededor. No se distraiga mientras conduce. No haga otras cosas al mismo tiempo: si habla por teléfono o está pendiente de cualquier otro aparato, se distraerá.

 Para los motociclistas. Algunos expertos dicen que los motociclistas tienen treinta y siete veces más probabilidades de morir en un accidente que los ocupantes de un automóvil. ¿Qué medidas de protección pueden adoptar? Además de las sugerencias anteriores, la Fundación para la Seguridad del Motociclista, de Estados Unidos, recomienda: “Hágase ver”. Lleve los faros encendidos. Evite situarse en los ángulos muertos. “Utilice el equipamiento adecuado.” Póngase ropa protectora gruesa y de colores vivos, y no olvide el casco. “Conduzca aún más a la defensiva.” Circule siempre pensando que los demás no lo pueden ver.

Revise su vehículo

La conducción segura no solo depende del conductor, sino también del vehículo. El sistema de frenado debe estar en óptimas condiciones, así como todos los demás sistemas. La profundidad del dibujo de los neumáticos ha de ser la adecuada para evitar derrapes y patinazos, sobre todo en pavimentos mojados. Contar con la suficiente presión en los neumáticos mejorará el comportamiento del vehículo y su capacidad de frenado. En la actualidad, la mayoría de los automóviles vienen equipados con cinturones de seguridad, pero estos no sirven de nada si no se utilizan.

Adapte su conducción a la situación del tráfico y la carretera. Cuando el asfalto está mojado, especialmente con hielo o nieve, las distancias de frenado son mayores y la capacidad de maniobra disminuye. Reduzca la velocidad y compruebe que los faros estén en buenas condiciones si va a viajar de noche. Dado que la vida es un regalo de Dios, hagamos lo posible por conducir sin riesgos.

[Ilustración y recuadro de la página 13]

CONDUCCIÓN ECONÓMICA

Conduzca suave. Acelerar y frenar con frecuencia malgasta combustible.

No deje el motor encendido y en punto muerto. Por lo general, los automóviles modernos no necesitan calentarse antes de empezar a circular. Si va a detenerse por más de medio minuto, apague el motor.

Mantenga la presión de inflado. Si los neumáticos tienen la presión adecuada, rodarán mejor y se reducirá considerablemente el consumo de combustible.

Conduzca a una velocidad moderada. Además de ser peligroso, conducir a velocidades altas gasta más combustible.

[Ilustración de la página 11]

❏ Esté alerta

❏ Abróchese el cinturón

❏ No haga otras cosas

❏ No se distraiga

[Ilustración de la página 12]

❏ Cuidado con los ángulos muertos

❏ Frenos en óptimas condiciones

❏ Presión de inflado correcta

❏ Profundidad del dibujo

❏ Guarde la distancia de seguridad

[Ilustración de la página 13]

❏ “Utilice el equipamiento adecuado”

❏ “Hágase ver”

[Ilustración de la página 13]

❏ Compruebe los faros