Ir al contenido

Ir al índice

Cómo se afronta la crisis del agua

Cómo se afronta la crisis del agua

 Cómo se afronta la crisis del agua

La crisis del agua es mundial y presenta riesgos para la salud de millones de personas. ¿Qué medidas se han tomado para garantizar un buen suministro y promover el uso racional del preciado líquido?

SUDÁFRICA. “Por fin agua para los pobres de Durban”, proclama en titulares la revista Science. El artículo denuncia que a los pobres de esta ciudad se les ha negado por decenios un suministro de agua adecuado debido a la política segregacionista de los anteriores regímenes. En 1994, “unos doscientos cincuenta mil hogares de Durban carecían de acceso a agua o saneamiento”.

A fin de remediar la situación, en 1996 se inició un programa para suministrar a cada hogar 200 litros [50 galones] de agua al día. ¿Cuál ha sido el resultado? “Los 3.500.000 habitantes de Durban —excepto 120.000— ya tienen acceso a agua limpia”, informa la revista. En el peor de los casos, la tienen a unos cuantos metros de su casa, una mejora sustancial si se compara con el kilómetro [casi una milla] que debían recorrer hace unos años.

La revista Science señala que, para mejorar el sistema de saneamiento, se están reemplazando “las viejas letrinas de pozo séptico” por “inodoros de doble cámara con desviación de orina, que separan la orina de las heces y permiten que la materia fecal se seque y descomponga en menos tiempo”. A principios de 2008 ya se habían instalado 60.000 de estos sanitarios, aunque se calcula que tomará dos años para que haya uno en cada hogar.

 Brasil. En la ciudad de Salvador, la falta de retretes y de alcantarillado era el origen de enfermedades diarreicas que afectaban a centenares de niños. * Para atajar la situación, se construyó una red de alcantarillado de 2.000 kilómetros (1.200 millas) que conectaba a más de trescientos mil hogares. Como consecuencia, el índice de enfermedades diarreicas disminuyó un 22% en toda la ciudad y un 43% en los barrios que registraban más casos.

India. En algunas partes del mundo, no siempre se aprovecha el exceso de agua de la época lluviosa. Sin embargo, una asociación de mujeres del distrito de Dholera, en el noroeste del estado de Gūjarāt, propuso en 1985 una idea ingeniosa para ahorrar agua: construir un estanque del tamaño de un campo de fútbol y forrarlo con plástico resistente para evitar fugas. Su iniciativa fue un éxito. De hecho, meses después de terminar la temporada monzónica, aún tenían agua, y eso que “permitieron que gente de aldeas vecinas también la usaran”.

Chile. Este país sudamericano se extiende 4.265 kilómetros (2.650 millas) de norte a sur, y está flanqueado por la costa del Pacífico al oeste y los Andes al este. El Estado posee los derechos del agua y autoriza la construcción de presas y canalizaciones, lo que se traduce en que el 99% de la población de las ciudades y el 94% de la del campo disfruten de un suministro adecuado de agua.

La solución definitiva

Cada país tiene sus métodos para afrontar la crisis del agua. Algunos aprovechan los vientos constantes para sacar agua del subsuelo y al mismo tiempo generar electricidad mediante molinos de viento. Las naciones ricas, por su parte, también ven la desalinización del agua marina como una solución viable. En muchos lugares, enormes presas recogen el agua de lluvia y de ríos, una medida que en cierto modo ha sido eficaz, aunque en zonas áridas puede evaporarse cerca del diez por ciento del agua almacenada.

Los testigos de Jehová pensamos que la solución definitiva a la crisis del agua está en manos de Dios y no del hombre. La Biblia afirma: “A Jehová [Dios] pertenecen la tierra y lo que la llena, la tierra productiva y los que moran en ella. Porque sobre los mares él mismo la ha fijado sólidamente, y sobre los ríos la mantiene firmemente establecida” (Salmo 24:1, 2).

Es cierto, Dios concedió a los seres humanos la responsabilidad de cuidar la Tierra (Génesis 1:28). Sin embargo, la mala gestión que se ha hecho de los recursos del planeta y sus consecuencias devastadoras corroboran que “no pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso” (Jeremías 10:23).

¿Qué hará Jehová para que los elementos de nuestro planeta recuperen el equilibrio perfecto? La Biblia nos asegura que va a “hacer nuevas todas las cosas” (Revelación [Apocalipsis] 21:5). Imagine un mundo sin pobreza, sin sequía ni escasez de agua. Imagine un mundo sin inundaciones monzónicas, las cuales se cobran miles de vidas al año. Dios cumplirá sus promesas cuando su Reino gobierne la Tierra, pues él mismo garantiza: “Así resultará ser mi palabra que sale de mi boca. No volverá a mí sin resultados, sino que ciertamente hará aquello en que me he deleitado, y tendrá éxito seguro en aquello para lo cual la he enviado” (Isaías 55:11).

¿Quisiera saber más del propósito que Dios tiene de restaurar la Tierra, como se indica en su Palabra, la Biblia? El siguiente artículo le dirá cómo aprender más.

[Nota]

^ párr. 6 Estas enfermedades matan cada año a 1.600.000 niños, cifra que supera el total de muertes por sida, tuberculosis y paludismo.

[Comentario de la página 5]

“Donde no hay agua no hay vida. [...] Vivimos por la gracia del agua.” (Michael Parfit, colaborador de National Geographic)

[Comentario de la página 6]

Hacen falta 1.000 toneladas de agua para producir una tonelada de cereales

[Comentario de la página 6]

“El 70% del agua que se utiliza en el mundo se destina a la agricultura.” (Plan B 2.0, de Lester R. Brown)

 [Ilustraciones de la página 7]

(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)

¿De cuánta agua dulce disponemos?

Agua del planeta

97,5% Agua salada

2,5% Agua dulce

Agua dulce

99% Glaciares y aguas subterráneas

1% disponible a los casi 7.000 millones de seres humanos y otros millones de seres vivos

[Ilustración de la página 7]

Instalación de tuberías de agua potable en Durban (Sudáfrica)

[Reconocimiento]

Gentileza de eThekwini Water and Sanitation Programme

[Ilustración de la página 7]

Mujeres preparan el terreno para recoger agua de lluvia (Rajastán, India, 2007)

[Reconocimiento]

© Robert Wallis/Panos Pictures

[Ilustración de la página 7]

Se trabaja en una nueva red de suministro de agua cerca de Copán (Honduras)

[Reconocimiento]

© Sean Sprague/SpraguePhoto.com