Ir al contenido

Ir al índice

Las patas de la gaviota

Las patas de la gaviota

 ¿Casualidad o diseño?

Las patas de la gaviota

▪ La gaviota no se congela aunque esté parada sobre el hielo. ¿Cómo conserva el calor en su cuerpo? Parte del secreto estriba en el sistema de intercambio de calor que tiene en las patas.

Analice lo siguiente: Los sistemas de intercambio de calor consisten en un tubo que transporta líquido caliente muy cerca de otro tubo que transporta líquido frío. Si ambos líquidos fluyen en la misma dirección, solo se transfiere, como mucho, la mitad del calor. Pero si fluyen en direcciones contrarias, se transfiere casi el cien por ciento del calor.

En el sistema de intercambio de calor de las patas de la gaviota, la sangre fluye en direcciones contrarias. La que va hacia abajo se enfría a una temperatura que casi llega al punto de congelación, y la que regresa al cuerpo se va calentando de nuevo. Respecto a las aves que viven en climas fríos, el ornitólogo Gary Ritchison escribe: “El principio de intercambio de calor contracorriente es tan eficaz e ingenioso que el hombre lo ha adaptado a las obras de ingeniería a fin de conservar energía”.

¿Qué piensa? ¿Será el sistema de intercambio de calor contracorriente de las patas de la gaviota fruto de la casualidad, o del diseño? *

[Nota]

^ párr. 6 Los seres humanos, así como muchos animales, también tienen en su cuerpo un sistema de intercambio térmico.

[Ilustraciones de la página 25]

(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)

El sistema de intercambio de calor de las patas de la gaviota calienta la sangre que regresa al cuerpo

[Ilustración]

32°C

0-5°C

[Reconocimiento de la página 25]

Gaviota: © Michael S. Nolan/age fotostock