Ir al contenido

Ir al índice

De nuestros lectores

De nuestros lectores

 De nuestros lectores

Siete pasos para ser mejores padres (Agosto de 2007) Esta revista fue la respuesta a mis oraciones. Tengo una hijita de cuatro años que ama a Jehová; sin embargo, tengo miedo de fallar como madre. Por eso le pido a Jehová todos los días que me ayude a criarla bien. Muchas gracias por interesarse en nosotros los padres.

Y. M. A., México

Esta serie parecía una guía preparada específicamente para mi familia, pues analiza muchas de las situaciones que me han tenido muy preocupada. Reforzó en mí la convicción de que Jehová se interesa en gran manera por su pueblo. Sé que él ha escuchado mis oraciones, ha visto mis lágrimas y que sabe lo mucho que he necesitado esta información.

J. M., Estados Unidos

En tan solo unas cuantas páginas, ustedes incluyeron muchos consejos instructivos y prácticos. Ahora solo falta que los sigamos.

E. L., Finlandia

¿Puede el optimismo mejorar la salud? (Septiembre de 2007) Este artículo me fue muy útil, pues en muchas ocasiones me he culpado a mí misma por problemas que he tenido. Llegué a pensar que no era buena madre y me sentía muy estresada. La verdad es que me cuesta ser optimista, pero el artículo me ayudó a aligerar las cargas. Estoy muy agradecida por el interés que nos han mostrado mediante artículos como este.

A. S., Ecuador

El dolor de muelas: historia de una tortura (Septiembre de 2007) Soy dentista y profesor de Odontología. Estoy muy impresionado con su artículo, pues tanto la información como la redacción son excelentes. Es un interesante resumen de la historia de la Odontología. Se lo he mostrado a muchos amigos y colegas.

C. R., Estados Unidos

¿Es Dios el culpable? (Septiembre de 2007) Algunos amigos y yo nos reunimos para hablar de cómo prepararnos para un desastre. Mientras disfrutábamos de algunos refrigerios, repasamos el recuadro de la página 7, titulado “¿Listo para huir?”, y comparamos lo que ya teníamos con la lista de artículos para casos de emergencia que allí se recomienda. Claro, también hablamos de la importancia de mantener el equilibrio a la hora de prepararnos para una emergencia. Reconocemos que conseguir los artículos de primera necesidad no es lo más importante. La prioridad de los siervos de Dios es predicar las buenas nuevas del Reino y explicar a la gente la maravillosa promesa de Jehová de acabar con los desastres provocados por el hombre o por la naturaleza.

R. G., Estados Unidos

Padres, protejan a sus hijos (Octubre de 2007) Sufrí abuso sexual cuando era muy joven. Aún no puedo contarle a mis padres lo que ocurrió. Pero estos artículos me han consolado mucho. Deseo de todo corazón que los padres lean esta revista y protejan a sus hijos. Estoy muy agradecida a Jehová por darnos esta información tan esencial, pues fue un verdadero consuelo para los que hemos sido víctimas de abuso sexual.

R. I., Japón