Ir al contenido

Ir al índice

De nuestros lectores

De nuestros lectores

 De nuestros lectores

El arca de Noé y la arquitectura naval (Enero de 2007) Yo ya me imaginaba que el arca estaba muy bien construida, pero no sabía hasta qué punto. Me gustó la manera tan sencilla como explicaron que la relación entre su longitud, anchura y altura la hacía muy apta para la navegación. Después de leerlo, decidí usar el recortable para hacer una maqueta del arca con los jóvenes de mi congregación. Hicimos figuras de papel con forma de animal y las metimos en el arca. También hicimos dibujos de Noé y su familia. Esto nos ayudó a conocer mejor esa parte de la historia bíblica. Muchísimas gracias.

T. A., Japón

A mi hijo, que tiene seis años, le encanta hacer maquetas. Imagínense nuestra sorpresa cuando vimos al final del artículo las instrucciones para hacer un modelo a escala del arca de Noé. Gracias a ustedes pasamos una tarde de lo más entretenida. En el mundo tan agitado en el que vivimos y con las constantes presiones que tienen nuestros hijos en la escuela, es una maravilla contar con una revista como ¡Despertad!, que nos ayuda a educarlos según los caminos de Jehová.

M. F., Estados Unidos

Los jóvenes preguntan... ¿Cómo puedo superar este hábito? (Noviembre de 2006) El artículo me tocó la fibra sensible, pues me di cuenta de que Jehová nos cuida y nos ayuda a superar los problemas. Aunque suframos una recaída, él está “listo para perdonar” (Salmo 86:5). Saber que podemos contar con Jehová nos ayuda a huir de “los deseos que acompañan a la juventud” (2 Timoteo 2:22).

V. F. F., Brasil

Los jóvenes preguntan... ¿Por qué me ponen tantas reglas? (Diciembre de 2006) Llevo seis años estudiando la Biblia. Aunque mis padres son muy estrictos conmigo y con mis hermanos, sé que solo quieren lo mejor para mí. Gracias a este artículo comprendí mejor qué cosas les preocupan y llegué a valorar más lo mucho que Jehová se interesa en mí.

K. T., Tailandia

Fui un hijo pródigo (Diciembre de 2006) Conocí la verdad en 1992, pero durante un tiempo quise vivir a mi manera. Al igual que Meros Sunday, mi vida tuvo muchos altibajos, y tras estar alejada de Jehová durante tres años, le pedí ayuda. Ya vuelvo a estar “en casa”. Muchas gracias por su labor.

D. K., Ucrania

Los jóvenes preguntan... ¿Cuándo podré salir con alguien? (Enero de 2007) Tengo 15 años. Mientras estaba visitando a mis tíos, conocí a un Testigo de 17. Primero empezamos a comunicarnos por Internet de vez en cuando, pero al poco tiempo chateábamos a diario. Entre nosotros había surgido algo especial. Cuando leí el artículo, me di cuenta de que en realidad habíamos iniciado una relación. Con la ayuda de mis padres y del artículo de ¡Despertad! tomé la mejor decisión: romper con él. Seguimos siendo amigos, pero mi relación con Jehová ocupa el primer lugar. Muchas gracias por hacerme ver las cosas tal como son.

D. D., Canadá