Ir al contenido

Ir al índice

¿Vivieron realmente tanto tiempo?

¿Vivieron realmente tanto tiempo?

 ¿Vivieron realmente tanto tiempo?

La Biblia dice que Adán vivió 930 años, Set 912 y Matusalén 969. ¡A este último tan solo le faltaron treinta y un años para llegar a los 1.000! (Génesis 5:5, 8, 27.) ¿Fue la duración de aquellos años igual a la de los actuales, o se trató de períodos de tiempo más breves, parecidos a meses, como algunos han propuesto?

El registro bíblico da pruebas de que fueron años literales de igual duración que los nuestros. Pensemos en esto: si cada uno de aquellos años solo hubiera durado un mes, algunos hombres habrían sido padres a una edad humanamente imposible. Por ejemplo: Quenán, antes de los seis años de edad, y tanto Mahalalel como Enoc, poco después de cumplir los cinco años (Génesis 5:12, 15, 21).

Además, en la antiguedad se hacía la distinción entre días, meses y años (Génesis 1:14-16; 8:13). De hecho, la cronología detallada que suministró Noé nos ayuda a determinar la duración de un mes. Una comparación de Génesis 7:11, 24 con Génesis 8:3, 4 muestra que cinco meses (desde el día 17 del segundo mes hasta el día 17 del séptimo mes) equivalían a ciento cincuenta días. Es obvio, pues, que Noé basó sus cálculos en meses de treinta días cada uno, y que doce de esos meses constituían un año (Génesis 8:5-13). *

Pero ¿cómo es posible que las personas vivieran novecientos años o más? La Biblia enseña que Dios creó a los seres humanos para vivir eternamente, y que el pecado de Adán trajo la imperfección y la muerte a la familia humana (Génesis 2:17; 3:17-19; Romanos 5:12). Las personas que vivieron antes del Diluvio estaban mucho más cerca de la perfección que nosotros, y esto sin duda fue un factor importante que contribuyó a su longevidad. Matusalén, por ejemplo, nació tan solo siete generaciones después de Adán (Lucas 3:37, 38).

No obstante, Jehová Dios eliminará pronto todo vestigio del pecado adánico de entre quienes pongan fe en la sangre derramada de su Hijo, Jesucristo. “El salario que el pecado paga es muerte, pero el don que Dios da es vida eterna por Cristo Jesús nuestro Señor.” (Romanos 6:23.) Sin duda va a llegar el tiempo en que los novecientos sesenta y nueve años que vivió Matusalén parecerán muy pocos.

[Nota]

^ párr. 4 Véase Perspicacia para comprender las Escrituras, vol. 1, pág. 147, editado por los testigos de Jehová.

[Ilustración de la página 30]

(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)

1000

Matusalén

Adán

Set

900

 

 

 

800

 

 

 

700

 

 

 

600

 

 

 

500

 

 

 

400

 

 

 

300

 

 

 

200

 

 

 

100

Promedio de vida actual