Ir al contenido

Ir al índice

De nuestros lectores

De nuestros lectores

 De nuestros lectores

Cómo encontrar un empleo y conservarlo (8 de julio de 2005) Me resultó muy útil la sugerencia de no descartar ninguna oferta de empleo, incluso las que parezcan de baja categoría. Hace poco quise cambiarme a un trabajo de tiempo parcial para dedicarme más de lleno a mi ministerio cristiano, pero estaba siendo muy exigente en cuanto al tipo de empleo que aceptaría. Después de leer los artículos, me ofrecieron otro trabajo, y lo acepté. No es nada sobresaliente, pero me esfuerzo por estar contenta. Por lo menos no llego a casa agotada mentalmente y puedo concentrarme en mi estudio de la Biblia.

M. I., Japón

El Primero de Mayo: ¿qué significa para usted? (22 de abril de 2005) Curso el último año de enseñanza media superior. En mi escuela se celebra año con año un festival con motivo del Primero de Mayo, y se pide a todos los estudiantes de entre 10 y 18 años que estén presentes en el ensayo final. Yo antes asistía, pero a mi hermana le molestaba la conciencia. El artículo me hizo ver que ella tenía razón. Muchas gracias, llegó en el momento preciso.

C. C., Estados Unidos

Lo valioso de encarar las dolencias con sentido del humor (22 de abril de 2005) He estado luchando con el cáncer de ovario por los pasados seis años, durante los cuales he tenido varias operaciones y sesiones de quimioterapia. Como Conchi, intento apoyar a la congregación y asistir a todas las reuniones y asambleas siempre que puedo. El cáncer es una enfermedad muy dura, y por ello agradezco los comentarios de Conchi sobre cómo afrontar las malas noticias que los enfermos de cáncer parece que recibimos constantemente de los médicos. Su experiencia de veras me animó.

B. F., Estados Unidos

Padezco lupus, y una vez hasta me dio amnesia temporal. Mientras me recuperaba, traté de conservar mi sentido del humor. Hace poco, cuando una gastritis me mandó al hospital, procuré hacer lo mismo. Estoy de acuerdo con las palabras de Conchi: “Estar enfermo no tiene ninguna gracia, pero no hay que perder el sentido del humor”.

M. A., Venezuela

Observando el mundo (8 de julio de 2005) Quisiera señalar respecto a la nota titulada “Los suplementos vitamínicos y el cáncer” que muchos nutricionistas no comparten la opinión del doctor Sullivan publicada por ustedes. Hay informes en incontables publicaciones científicas y multitud de estudios relacionados con las sustancias que ustedes mencionan que demuestran su utilidad en la prevención —y tratamiento— de algunas formas de cáncer. Me parece que publicar información tendenciosa de esa naturaleza podría poner en riesgo la postura neutral de ¡Despertad!

A. B., Países Bajos

¡Despertad! responde: Evidentemente, como señala nuestro lector, hay estudios que demuestran que las sustancias mencionadas en nuestra nota han producido en algunos casos efectos beneficiosos en enfermos de cáncer. Lamentamos cualquier malentendido que nuestra nota haya provocado. ¡Despertad! adopta una postura neutral con respecto a tratamientos médicos. El hecho de que presentemos información sobre la salud para que nuestros lectores la analicen no significa que la respaldemos. De igual modo, cuando citamos de alguna publicación o a un especialista en determinado campo, lo hacemos con el entendimiento de que, a menudo, otras publicaciones y otros especialistas pudieran tener opiniones diferentes. Dejamos que nuestros lectores, con conocimiento de causa, tomen sus propias decisiones relacionadas con la salud.