Ir al contenido

Ir al índice

Observando el mundo

Observando el mundo

 Observando el mundo

Ratas al rescate

Los detectores de metales que se emplean desde hace tiempo en la búsqueda de minas antipersonales “resultan lentos y agotadores, ya que hay que verificar cada fragmento de metal que descubren”, informa el periódico The Citizen, de Sudáfrica. “Gracias a la rata de abazones de Gambia, contamos ahora con una nueva arma para eliminar los más de cien millones de minas esparcidas en unos sesenta países, las cuales matan o mutilan a medio centenar de personas todos los días.” En Mozambique, además de detectores de metales y perros, se están utilizando dichos roedores gigantes para encontrar las minas que se colocaron durante la guerra civil que terminó en 1992. “Las minas terrestres —dice el informe— son el traicionero legado de ese conflicto, que hasta el día de hoy sigue mutilando y matando mozambiqueños, algunos de ellos niños nacidos en zonas rurales mucho tiempo después del fin de la guerra.” La rata de abazones de Gambia —que debe su nombre a las grandes bolsas, llamadas abazones, que tiene en la boca para almacenar alimento— es corriente en gran parte de África y se domestica con facilidad, por lo que es una mascota habitual.

 ¿Subir o bajar?

¿Tiene diferente efecto en la salud subir una cuesta empinada que bajarla? Los investigadores opinan que en algunos aspectos quizá sí haya cierta diferencia. En una montaña de los Alpes se llevó a cabo un estudio con 45 voluntarios a quienes durante dos meses se les hizo subir a pie una pendiente de 30° y bajarla en funicular; y durante otros dos meses, al revés. Aunque caminar, fuera hacia arriba o hacia abajo, ayudaba a quemar el colesterol malo, el estudio reveló que “subir era más eficaz para disminuir las grasas llamadas triglicéridos, mientras que bajar contribuía a reducir los niveles de azúcar y a mejorar la tolerancia a la glucosa”, explica el boletín Tufts University Health & Nutrition Letter. El ejercicio que se hace bajando, por tanto, conviene a los diabéticos y es más ligero para los que comienzan a hacer deporte. En las ciudades se puede practicar este ejercicio subiendo edificios altos en ascensor y descendiendo luego por las escaleras, o bajando las cuestas a pie y no en automóvil. Recuerde, sin embargo, que al bajar se fuerzan más las rodillas.

Concurridos fondos oceánicos

Un proyecto internacional denominado Censo de la Vida Marina está llevando a cabo una extensa investigación del océano y los fondos marinos. Hasta el momento, “los conocimientos sobre el mar se limitan casi exclusivamente a la vida en la superficie, hasta los 200 metros”, explica el periódico español El País. Pero dado que la mayor parte de los suelos oceánicos se encuentran a una profundidad de entre 5.000 y 11.000 metros [3 y 7 millas], el 95% del lecho marino permanece inexplorado. A fin de efectuar la difícil tarea de censar las formas de vida que lo habitan, estos biólogos emplean maquinaria muy avanzada para localizar y fotografiar diversas criaturas en su entorno natural, ya que las características de algunas de ellas varían notablemente cuando se las saca a la superficie. Un equipo de 50 biólogos prevé hallar millones de nuevas especies en las profundidades. Pedro Martínez Arbizu, director del programa, indica que en una planicie abisal próxima a Angola (África) encontraron 500 especies por metro cuadrado [10 pies cuadrados]. Y añade: “El 90% de ellas son nuevas para la ciencia y deben ser descritas y bautizadas”.

El chocolate es mortífero para los perros

La agencia BBC News advierte que el chocolate “causa vómitos y convulsiones a los perros”, y que “dependiendo de la cantidad que consuman, puede matarlos”. El chocolate contiene teobromina, una sustancia química tóxica para los perros que daña su corazón, riñones y sistema nervioso central. De acuerdo con dicho informe, “200 gramos [7 onzas] de chocolate negro pueden matar a un perro de 25 kilos [55 libras] (por ejemplo, un labrador hembra)”. Para matar a uno pequeño bastan 30 gramos [1 onza] de chocolate amargo para hacer postres. Ahora bien, el chocolate especial para perros que se vende en tiendas de animales no es peligroso.

Si le roban su automóvil

El robo de autos se ha convertido en un gran negocio en la ciudad de México, informa El Universal. Todos los días se roban y vuelven a vender un promedio de 80 vehículos. Según cierto fiscal, los hombres que viajan solos son las víctimas más habituales, pues es más probable, en opinión de los atracadores, que las mujeres griten o vayan acompañadas de niños, lo que complica el robo. El 85% de los ladrones de autos que se atrapan son jóvenes de entre 18 y 25 años. Los métodos más empleados para robar el auto son los siguientes: asaltar a punta de pistola en un semáforo, chocar contra el vehículo para obligar a salir al conductor o interceptar al dueño del coche a la entrada del garaje de su casa. El periódico recomienda a los conductores que no opongan resistencia, que mantengan la calma —sobre todo si hay armas de por medio— y que retengan cuanto detalle puedan de los criminales. A fin de facilitar la recuperación del auto, conviene que las víctimas sepan el número de la matrícula y el color de su vehículo y que le comuniquen de inmediato estos y cualquier otro dato pertinente a la policía.

Conductores adolescentes

Los padres que tal vez hayan querido evitar que sus hijos adolescentes condujeran cuentan ahora con el respaldo de una reciente investigación llevada a cabo por los Institutos Nacionales de la Salud, de Estados Unidos. El estudio “señala que la región del cerebro que inhibe el comportamiento arriesgado no se forma completamente sino hasta los 25 años”, informa la edición internacional del rotativo The Miami Herald. Antes se creía que el cerebro alcanzaba la madurez a los 18 años como mínimo, cuando los sentidos y los reflejos están en su plenitud. No obstante, las estadísticas del Instituto de Seguros para la Seguridad Vial muestran que “los adolescentes tienen cuatro veces más probabilidades que otros conductores mayores de sufrir un accidente y tres veces más de morir en uno”, lo que confirma su tendencia a distraerse y a correr riesgos al volante.

Aviso contra los blanqueadores dentales

De acuerdo con el periódico Milenio de la ciudad de México, los odontólogos del Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, de Guadalajara, advierten que los blanqueadores dentales pueden provocar lesiones y dolor. El daño que pueden causar va “desde un desgaste superficial [...] hasta uno profundo” y es posible que algunos ni siquiera cumplan su objetivo. Según estos especialistas, existen varios tonos de dientes, desde los anaranjados hasta los grisáceos. La odontóloga Rocío Liliana Hernández precisa que los dientes blancos no siempre son reflejo de una buena dentadura, a pesar de que se haya hecho creer a la gente que son los más “bonitos y sanos”.