Ir al contenido

Ir al índice

De nuestros lectores

De nuestros lectores

 De nuestros lectores

Los jóvenes preguntan Gracias por el maravilloso artículo “Los jóvenes preguntan... ¿Cómo sobrellevar el fracaso?” (22 de noviembre de 2004). Igual que Ana, sentí que le había fallado a Dios y que jamás me perdonaría. Pero como señala la información, Jehová perdonó a David y se mantuvo cerca de él a pesar de sus debilidades. Es muy animador saber que aunque caigamos, Jehová nos ayuda a levantarnos.

G. C., Italia

Lo que más me sirvió fue Gálatas 6:4. Comprendí que tengo la costumbre de compararme con los mejores estudiantes de la clase. El artículo me hizo ver que eso es perjudicial.

C. C., Francia

Ataque terrorista Me impactó el reportaje “Los sobrevivientes de los atentados de Madrid intentan sobreponerse” (8 de noviembre de 2004). Los relatos fueron reconfortantes. Aprendí que repasar pasajes bíblicos y aferrarse a la esperanza segura del Paraíso da fortaleza; de ahí la importancia de tener arraigados en el corazón cuantos textos sea posible.

I. A., Japón

Estoy impresionada por el hecho de que, a pesar de estar heridos, los hermanos pensaron en la Biblia y en la esperanza que Jehová nos ofrece. Me encantaría visitar España algún día y decirles a esos hermanos cuánto me fortalecieron.

L. G., Estados Unidos

Padres Gracias por los consejos de la serie “¿Cómo ser un buen padre?” (22 de agosto de 2004). Ahora sabemos la forma de dirigir el corazón de nuestro bebé hacia los asuntos espirituales, para inculcarle desde la más tierna infancia los principios que vienen de Jehová. Los artículos parecen escritos para nosotros. Siempre satisfacen nuestras necesidades espirituales al debido momento.

K. y M. P., Polonia

Adolescentes embarazadas Gracias por el reportaje “El problema mundial de las adolescentes embarazadas” (8 de octubre de 2004). No pude contener las lágrimas mientras lo leía. Describe justo por lo que está pasando mi hermana. Le doy gracias a Jehová por haberme provisto esta oportuna información que me ha permitido entender mejor lo que ella siente.

M. S., Indonesia

Es fácil percibir el afecto y la comprensión de los ancianos que aparecen en la foto de la página 10. La escena enaltece el amor y la misericordia incomparables de Jehová. Gracias por enseñarnos cómo imitar a nuestro Dios en el modo de tratar a quienes han cometido un pecado grave pero están arrepentidos.

T. K., Ucrania

Dar testimonio en la escuela El artículo “Jóvenes que defienden su fe” me impresionó (8 de septiembre de 2004). Las experiencias de Holly, Jessica y Melissa me han dado valor para hablar de mis creencias en la escuela, tanto a otros estudiantes como a maestros. Al principio no me animaba a dar testimonio, pero ahora siento el deseo de hablarle a quien me encuentre en la escuela.

G. O., Nigeria

Vitíligo El artículo “¿Qué es el vitíligo?” me llegó al corazón (22 de septiembre de 2004). Padezco vitíligo desde los nueve años, y ahora tengo más de 30. Tras muchos tratamientos infructuosos, he aceptado el hecho de que debo esperar hasta el nuevo mundo de Dios para curarme. Aun así, soy feliz. En efecto, es posible llevar una vida activa y plena a pesar de esta enfermedad de la piel.

M. S., Mozambique