Ir al contenido

Ir al índice

De nuestros lectores

De nuestros lectores

 De nuestros lectores

Prejuicio Gracias por la serie de artículos “¿Desaparecerá algún día el prejuicio?” (8 de septiembre de 2004). A medida que los leía, me iba dando cuenta de que yo misma tengo algunos prejuicios. Resulta irónico, pues a menudo me enfado con quienes manifiestan esa actitud. Sé que esta revista me ayudará.

M. U., Estados Unidos

A pesar de que vivo lejos de mi país, no me siento víctima del prejuicio. Pero estos artículos me ayudaron a identificarme con quienes sí tienen que soportarlo. ¡Qué agradecidos estamos de saber que Jehová pronto acabará con este problema!

T. G., Noruega

Los felicito por su intención de hacer que la gente tome conciencia del problema que representa el prejuicio. No obstante, creo que ustedes mismos cayeron en ese error en las páginas 8 y 9 de la revista. Allí describen cómo dos judíos pasaron de largo y no estuvieron dispuestos a ayudar a una persona que se encontraba herida. ¿Por qué eligieron a los judíos?

H. H., Estados Unidos

¡Despertad! responde: Fue un judío, Jesús, quien contó el relato del prójimo samaritano. En los días de Jesús, muchos judíos tenían prejuicios respecto a los samaritanos. Por lo tanto, al mostrar que una persona de otra raza podía ser un buen prójimo para ellos, Jesús les estaba enseñando a sus oyentes judíos una lección muy valiosa.

Trastornos mentales Gracias por el artículo “Cuando una persona amada sufre un trastorno mental” (8 de septiembre de 2004). Mi madre ha sufrido un problema de este tipo durante años. Ahora comprendo que debería animarla a pedir ayuda y que no hay nada vergonzoso en hacerlo.

M. P., Ucrania

Solo tengo 16 años, pero hace años que padezco depresión. Muchas gracias por escribir un artículo tan útil, que me servirá de guía en los momentos difíciles. De seguro, no seré la única persona que se beneficie de él.

K. J., Alemania

Sigan publicando estos artículos. Nos hacen ver a todos la necesidad de ser más pacientes y amorosos y de buscar la ayuda que precisamos. ¡Cuánto anhelamos vivir en el nuevo mundo de Dios, libres de esa devastadora enfermedad!

K. F., Estados Unidos

Jóvenes Tengo 15 años, y yo también he hablado a menudo con profesores y compañeros de clase sobre mi fe. Lo que dice el artículo “Jóvenes que defienden su fe” (8 de septiembre de 2004) es cierto: dar testimonio en la escuela a menudo sirve de protección. Sigan escribiendo estos artículos tan excelentes.

R. B., Alemania

Paraíso Me gustó mucho el artículo “Un trozo de paraíso” (8 de septiembre de 2004). No sabía que existían ni la mitad de los animales que se mencionan. De ahora en adelante trataré de leer todos los números de ¡Despertad!

W. C., Francia

Muchísimas gracias por esta información. No suelo salir del pueblo donde vivo, pero a través de las páginas de ¡Despertad! consigo “viajar” de forma regular. La belleza de la creación de Jehová nos asombra y nos hace conscientes de su gran amor.

D. H., Estados Unidos

Algo mejor La biografía de Charles Sinutko titulada “Algo mejor que la fama” (22 de agosto de 2004) me conmovió profundamente. El hermano Sinutko renunció a su carrera, a la fama y a la riqueza para servir a Jehová. Su esposa y él se conformaron con una vida sencilla. La fortaleza de su fe me hizo llorar y estimuló mi confianza en Jehová. Me animó a esforzarme al máximo en el ministerio. Muchas gracias por esta animadora biografía.

I. B., Polonia