Ir al contenido

Ir al índice

El planeta maltratado

El planeta maltratado

 El planeta maltratado

EN 1805, dos exploradores de renombre, Meriwether Lewis y William Clark, llegaron al río Columbia, en el actual estado norteamericano de Washington. * Lo que les llamó la atención, más que aquel importante curso de agua, fue la enorme cantidad de salmones que contenía. “Es casi inconcebible que haya tal abundancia de peces —escribieron en su diario—. [...] Son tantos los que se van corriente abajo y tantos los que se quedan varados, que los indios solo tienen que recogerlos, abrirlos y dejarlos secar en armazones de madera.” De hecho, eran tan numerosos que incluso los usaban a modo de leña.

En la actualidad ya no es igual. “Los científicos saben desde hace más de un decenio que se extrae peces del mar a un ritmo que no permite la recuperación de las especies”, señala la revista Newsweek. Así, se cree que ya ha desaparecido el 90% de los salmones silvestres del Atlántico norte.

Pero no solo escasea la pesca, sino muchos otros recursos naturales, como combustibles fósiles, minerales y productos del bosque, todos los cuales se consumen a un ritmo vertiginoso. Lo cierto es que, según el Fondo Mundial para la Naturaleza, entre 1970 y 1995 perdimos el 30% de los recursos naturales del planeta. El aprovechamiento de tales bienes suele ser una espada de dos filos, pues los métodos que se utilizan son a menudo antiecológicos.

Hay quienes concluyen que, si el hombre es el causante de todos estos desequilibrios, también puede corregirlos, y señalan a ejemplos como la reducción de la contaminación atmosférica en muchas ciudades industrializadas. ¿Indican tales rayos de esperanza que el hombre va controlando la situación?

[Nota]

^ párr. 2 Lewis y Clark tenían la encomienda de explorar y cartografiar los territorios situados al oeste del río Misisipí, que acababan de adquirirse.

[Reconocimiento de la página 3]

© Kevin Schafer/CORBIS