Ir al contenido

Ir al índice

La verdad bíblica llega a los pigmeos

La verdad bíblica llega a los pigmeos

 La verdad bíblica llega a los pigmeos

DE NUESTRO CORRESPONSAL EN CAMERÚN

En más de doscientos treinta países, los testigos de Jehová tratan de hacer llegar el mensaje del Reino de Dios a “hombres de toda clase” (1 Timoteo 2:4; Mateo 24:14). Entre ellos se encuentran los pigmeos africanos, que miden como promedio entre 1,20 y 1,40 metros. Viven principalmente en las profundidades de las selvas de la República Centroafricana, la región del Congo y el sudeste de Camerún.

El primer encuentro que se conoce entre pigmeos y pueblos extranjeros tuvo lugar cuando el faraón Neferirkara envió una expedición para buscar el nacimiento del río Nilo. La expedición informó haber encontrado un pueblo de pequeña estatura en las selvas del interior de África. Más tarde, en Grecia, el escritor Homero y el filósofo Aristóteles también mencionaron a los pigmeos. Los exploradores europeos tuvieron contacto con este pueblo en los siglos XVI y XVII.

En nuestros días, los testigos de Jehová han estado predicando en las junglas de África. Aunque los pigmeos han respondido bien al mensaje del Reino, los esfuerzos por fomentar su interés han sido, en su mayor parte, infructuosos. La dificultad estriba en su estilo de vida migratorio: se desplazan de un lugar a otro más o menos cada dos meses.

Los pigmeos, pueblo conocido por ser pacífico y tímido, cuentan en África con una población de entre 150.000 y 300.000. Diferentes gobiernos, organizaciones internacionales e iglesias han construido escuelas especialmente para ellos, así como casitas adecuadas a su estilo de vida. Sin embargo, los numerosos intentos de convencerlos para que se establezcan en un lugar han resultado, en general, fallidos.

Una excepción digna de mencionar es Janvier Mbaki, el primer Testigo pigmeo de Camerún del que se tiene constancia. Aceptó el mensaje bíblico después de leer el libro con ilustraciones Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la Tierra, además de otras publicaciones. * Se bautizó en el año 2002 y ahora es precursor, nombre que los testigos de Jehová dan a sus evangelizadores de tiempo completo. También es siervo ministerial en la congregación cristiana de Mbang, una pequeña población en el sudeste del país. El futuro nos dirá si más pigmeos de Camerún elegirán adorar a Jehová, el único Dios verdadero, quien ama a “hombres de toda clase”.

[Nota]

^ párr. 7 Editado por los testigos de Jehová; agotado.

[Ilustración de la página 24]

Janvier Mbaki predicando. Es el primer Testigo pigmeo de Camerún del que se tiene constancia