Ir al contenido

Ir al índice

De nuestros lectores

De nuestros lectores

 De nuestros lectores

El clima Gracias por la serie “¿Qué está sucediendo con el clima?” (8 de agosto de 2003). Me desconcertó leer que “esas catástrofes, pese a toda la angustia que ocasionan, pueden tener un efecto beneficioso”, pero cuando leí la oración siguiente, tuve que concordar con sus palabras, pues decía: “Pueden impulsar a la gente a demostrar amor e interés por el prójimo”. A diario afrontamos todo tipo de situaciones angustiantes, aunque no sean catastróficas. No quiero olvidar que, pase lo que pase, siempre puede haber un efecto positivo.

S. T., Japón

Labores de socorro He leído el artículo “Algo que ninguna tormenta pudo llevarse” (8 de agosto de 2003). La forma en que los testigos de Jehová actuaron ante los desastres naturales hizo que valorara todavía más pertenecer a esta organización. Gracias por publicar información como esta, que nos ayuda a manifestar cualidades que ninguna tormenta puede llevarse.

M. P., Italia

He vivido varias catástrofes, entre ellas inundaciones y terremotos. En 1989, mientras predicaba de casa en casa, se produjo un terremoto. Me acompañaba un muchacho de 14 años que se puso a correr presa del pánico. Lo agarré de la mano y oré por él para que se calmara. En pocos segundos habían caído a nuestro alrededor muchos cables de alta tensión. La gente corría despavorida. Al llegar a casa vi en el suelo una enorme grieta que atravesaba el cemento. Con todo, por la tarde seguimos predicando y ayudando a los vecinos a afrontar la situación. ¡Cuántos recuerdos me trajo el reportaje!

B. S., Estados Unidos

Muchas gracias por publicar artículos tan animadores como este. No pude contener las lágrimas mientras lo leía. Sin lugar a dudas, ninguna tormenta podrá llevarse jamás el cariño que sentimos por nuestros hermanos y el amor altruista que manifestamos al prójimo.

I. A., Japón

Drogadicción Muchas gracias por la serie “¿Cómo ayudar a un hijo drogadicto?” (8 de abril de 2003). Hace tiempo que estudio la Biblia con los testigos de Jehová, pero las drogas me han impedido progresar espiritualmente. Cuando leí el recuadro “Ayuda para quienes deseen dejar las drogas”, me di cuenta de lo mucho que me ayudará leer las Escrituras a diario y aplicar sus principios. También me ha impresionado aprender que Dios se interesa por mí.

R. S. A., Brasil

Niños con estrés Deseo expresar mi más profundo agradecimiento por el reportaje “¿Crecen hoy los niños demasiado deprisa?” (22 de abril de 2003). Era justo lo que buscaba. Puesto que soy madre sola y evangelizadora de tiempo completo, cuento con un horario muy apretado y a menudo me pregunto: “¿Estaré siendo una buena madre? ¿Le estaré exigiendo demasiado a mi hija?”. Es reconfortante saber en qué tengo que mejorar. Ahora quiero disfrutar de la infancia de mi hija y que ella también la disfrute. Todo lo que publican es muy edificante, pero artículos como estos me levantan el ánimo.

M. D. E., México

Una niña busca a Dios Tengo 11 años y he leído el artículo “Quiero saber más acerca de Jehová” (22 de abril de 2003). Me animó mucho saber que una niña que solo tiene un año más que yo se ha esforzado por aprender de Jehová. Ahora quiero salir a predicar.

Y. T., Japón