Ir al contenido

Ir al índice

Observando el mundo

Observando el mundo

 Observando el mundo

Mascotas rechonchas

“La obesidad es el principal problema de salud de perros y gatos”, informa el periódico canadiense The Globe and Mail. Y añade: “Tanto en seres humanos como en animales, las causas son las mismas: malos hábitos de alimentación y falta de ejercicio”. Berney Pukay, miembro del consejo de Veterinary Medical Association de Canadá, culpa al estilo de vida de los amos: “No hacemos suficiente ejercicio porque estamos muy ocupados. El perro no hace suficiente ejercicio porque su amo está muy ocupado. Necesitamos alimento que nos produzca una sensación de bienestar, así que damos ese mismo tipo de alimento a nuestras mascotas”. El Globe advierte que “las mascotas con sobrepeso corren mayor riesgo de padecer diabetes, cardiopatías, hipertensión y artritis. [...] Mueren antes que los animales sanos”. El tratamiento veterinario incluye por lo común una dieta restrictiva y, en el caso de los perros, más ejercicio.

 Frustración vacacional

“Si está haciendo las maletas para disfrutar de las mejores semanas del año, tenga cuidado”, alerta el periódico Die Welt, de Hamburgo, pues muchísimas vacaciones familiares se arruinan por peleas y discusiones. De acuerdo con una investigación alemana, “1 de cada 3 peticiones de divorcio se presenta después de unas vacaciones juntos”. ¿Por qué? Una razón quizás sea la intimidad y la cercanía poco habituales entre los miembros de la familia, lo cual resulta en que se exasperen unos a otros. A fin de evitar una crisis, los psicólogos recomiendan planear las vacaciones con tiempo y programar las actividades familiares con tal flexibilidad que permita complacer a todos. “Las expectativas demasiado elevadas influyen [en el problema vacacional] —afirma Die Welt—. Puesto que el año consiste en once meses de trabajo y rutina diaria, la gente espera que las tres o cuatro semanas de vacaciones compensen todo lo que se descuidó durante el resto del año.”

Más niños fuera del matrimonio

La oficina europea de estadísticas Eurostat indica que, en la Unión Europea, 1 de cada 4 bebés nace fuera del matrimonio; así lo informó el rotativo alemán Westdeutsche Allgemeine Zeitung. En 1980, la proporción era inferior a 1 de cada 10. En la actualidad, Grecia ostenta el índice más bajo: el 4%, mientras que Suecia se halla en el polo opuesto con más de la mitad de todos los alumbramientos fuera del vínculo matrimonial. El cambio más radical tuvo lugar en Irlanda: de solo un 5% de niños nacidos fuera del matrimonio en 1980, a un 31,8% en 2000. Tales incrementos “evidencian un marcado cambio de actitud respecto al matrimonio y la familia entre los europeos”, afirma el reportaje.

Los avispones construyen con imanes

“Los avispones son unos maestros constructores que utilizan el equivalente insectil del nivel de burbuja para garantizar la alineación correcta de sus nidos”, apunta el diario londinense The Daily Telegraph. Un equipo de científicos de la Universidad de Tel Aviv (Israel) estudió al avispón Vespa orientalis y descubrió que estos insectos pegan al techo de cada cámara hexagonal del panal un diminuto cristal magnético —de una décima de milímetro de ancho—, que contiene titanio, hierro y oxígeno. “Los nidos de avispón por lo general consisten en capas de panales horizontales, sostenidas por estructuras verticales”, señala el reportaje. Aún se desconoce cómo funcionan los imanes, pero es patente que “el sistema de cristales permite a los insectos orientarse en la oscuridad y garantiza que el nido no se incline peligrosamente. Se está investigando si otras avispas, e incluso abejas, emplean la misma técnica”.

Las jóvenes y la osteoporosis

Un número cada vez mayor de mujeres jóvenes se ponen en peligro de padecer osteoporosis en la vida adulta debido a las dietas exageradas, advierte el rotativo japonés Asahi Shimbun. Con la osteoporosis, enfermedad que padecen muchas mujeres mayores, la densidad ósea disminuye tanto que los huesos se quiebran con facilidad. La formación de los huesos en la mujer está estrechamente relacionada con las hormonas. La densidad ósea aumenta con rapidez a partir de la primera menstruación, alcanza su punto máximo como a los 20 años de edad y empieza a decrecer alrededor de los 40. “Cuanto mayor sea la densidad ósea máxima, aunque después disminuya, más tiempo pasará antes de que los huesos se quiebren con facilidad”, explica la profesora Ikuko Ezawa, de la Universidad Femenina de Japón. Por ello, “es muy importante conseguir la mayor densidad ósea posible para los 20 años”. Sin embargo, a las jóvenes les preocupa poco la osteoporosis. “En términos generales, no se alimentan bien —señala la profesora Ezawa—. Sobre todo, la deficiencia en calcio y la falta de ejercicio tienen un efecto directo en los huesos.”

Felices y sanos a los 100 años

De acuerdo con un reportaje del periódico Yomiuri Shimbun, “el 80% de la gente que rebasa los 100 años de edad se considera sana y se siente bien todos los días”. En Japón, la cifra de centenarios superó los 1.000 por primera vez en 1981, y llegó a los 13.000 en el año 2000. Hace poco, la Fundación Japonesa de Salud y Resistencia dirigió una encuesta entre más de mil novecientos centenarios; al parecer, el estudio más extenso jamás realizado sobre la “calidad de vida” de ese grupo de edad. “Un número mayor de hombres —el 43,6%— que de mujeres —el 25,8%— dijeron ‘tener un propósito en la vida’”, apuntó el diario. La mayoría de ellos mencionaron “la familia”, “la longevidad” y “tener buena salud y vivir felices” entre sus metas en la vida. En consecuencia, el Yomiuri Shimbun opina que “tener algo por lo cual vivir conduce a una vida larga”.

Vivir solo

Un censo reciente reveló que, en Francia, 1 de cada 8 personas vive sola. Dicha proporción es dos veces mayor que la de hace treinta años, según el diario francés Le Monde. La estadística incluye tanto a los jóvenes que aún no tienen pareja como a los ancianos. Más mujeres que hombres viven solas, y el artículo señala que “cuanto más elevada sea la posición social de la mujer, más probable será que viva por su cuenta”. El censo también revela que, desde 1990, ha habido un 22% de aumento en el número de familias monoparentales, así como un incremento del 16% en la cantidad de parejas sin hijos. “En resumen —concluye el artículo—, ahora hay más parejas sin hijos y gente que vive sola que familias con niños.”

Adolescentes con vida sexual activa

Un comunicado de Family Matters Institute de Gran Bretaña (institución dedicada a la atención de asuntos familiares) señala que “las probabilidades de que [los adolescentes] tengan relaciones sexuales se duplican cuando los padres están separados o cohabitan en vez de estar casados”, afirma The Guardian, de Londres. La cuarta parte de los jovencitos y jovencitas de 13 años con una vida sexual activa han tenido cuatro parejas sexuales como mínimo, y 1 de cada 5 estaban ebrios cuando perdieron su virginidad. El informe recalca la necesidad de “dar mayor importancia al matrimonio como el ideal familiar para la crianza de los hijos”. Los problemas surgen cuando ‘la relación progenitor-adolescente es débil, el trato es poco frecuente y hay poca supervisión’. El informe concluye así: “El índice de menores sexualmente activos no disminuirá, y los embarazos de adolescentes y las enfermedades de transmisión sexual seguirán aumentando mientras los padres no asuman mayor responsabilidad por la conducta de sus hijos”.

Conductores somnolientos

Los especialistas del sueño, junto con los defensores de la seguridad vial, están exhortando a los automovilistas a no conducir si están demasiado cansados, reseña la revista Fleet Maintenance & Safety Report. Aunque los investigadores recomiendan dormir por lo menos ocho horas diarias, los estudios revelan que mucha gente intenta funcionar con menos. Las indagaciones también revelan que los conductores de entre 19 y 29 años son los más propensos a conducir adormilados y a acelerar cuando tienen sueño. “Asimismo, el alcohol eleva el riesgo de quedarse dormido detrás del volante”, afirma el reportaje. David Willis, presidente de la Fundación para la Seguridad Vial de la Asociación Automovilística Americana, señala que encender la radio o bajar el cristal no mantendrá despierto al conductor, pero una breve siesta sí le ayudará a sobreponerse. Y recalca: “Dormir es la única cura para la somnolencia”.