Ir al contenido

Ir al índice

Intentemos escribir en hangul

Intentemos escribir en hangul

 Intentemos escribir en hangul

DE NUESTRO CORRESPONSAL EN LA REPÚBLICA DE COREA

TODO SISTEMA DE ESCRITURA DEL MUNDO TIENE SU PROPIA HISTORIA, POR LO GENERAL BASTANTE ANTIGUA. PERO HAY UN ALFABETO EN PARTICULAR QUE FUE CREADO HACE SOLO CINCO SIGLOS Y CON LA IDEA DE QUE SE APRENDIESE... ¡EN UNA SOLA MAÑANA! SE TRATA DEL ALFABETO COREANO, DENOMINADO HANGUL. VEAMOS LA FASCINANTE HISTORIA DE SU CREACIÓN Y USO.

ANTES de crearse el hangul, la lengua coreana no tenía alfabeto propio. Por más de mil años, los coreanos cultos escribían su idioma utilizando caracteres chinos. Con el transcurso del tiempo se hicieron varias tentativas para idear un sistema de escritura mejor. No obstante, como todos esos proyectos se basaban en caracteres chinos, únicamente los podía utilizar la gente instruida.

Un alfabeto por decreto real

En el siglo XV de nuestra era, el rey Sejong de la dinastía coreana Yi percibió las frustraciones de sus súbditos analfabetos. La mayoría solo podía presentar sus quejas a las autoridades oralmente, problema que preocupaba al monarca, quien tenía la reputación de siempre estar dispuesto a escuchar al pueblo.

Con ese fin, el rey mismo dirigió la creación de un alfabeto que fuera compatible con el coreano hablado y al mismo tiempo fácil de aprender y utilizar. En 1446, cuando se presentó al pueblo el nuevo alfabeto, el monarca dijo en su introducción: “Los caracteres chinos, al ser de origen extranjero, no pueden representar fielmente los significados singulares de los términos coreanos. De ahí que muchos ciudadanos no tengan manera de expresar sus pensamientos y sentimientos. Como me aflige su situación, he creado un alfabeto de veintiocho letras. Las letras son muy fáciles de aprender, y es mi ferviente deseo que por este medio mejore la calidad de la vida de todos mis súbditos”.

Triste es decirlo, pero algunos intelectuales se opusieron al hangul, precisamente por ser tan fácil de aprender. Lo llamaron en son de burla amkul, que significa “letras de mujeres”. Lo desdeñaban porque podían aprenderlo hasta las mujeres, a las cuales en aquel entonces no se les enseñaba a leer en las escuelas. Este prejuicio contra el nuevo alfabeto persistió entre los coreanos de clase alta por algún tiempo. De hecho, transcurrieron más de cuatrocientos años antes de que el gobierno coreano declarara que se podía utilizar el hangul en los documentos oficiales.

El hangul y la Biblia

La Biblia desempeñó un papel importante en la historia del hangul. Si bien los misioneros llevaron a Corea  muchas publicaciones religiosas escritas con caracteres chinos, no introdujeron Biblias en chino, aunque las había. No obstante, en 1887, se tradujeron al coreano las Escrituras Griegas Cristianas (el Nuevo Testamento) y se publicaron en hangul en la ciudad china de Mukden. *

Por fin había una Biblia en coreano que podía leer prácticamente cualquier persona, incluso las mujeres y los niños que nunca habían tenido la oportunidad de aprender los caracteres chinos. Actualmente hay por lo menos ocho versiones de la Biblia en hangul moderno, incluida la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras.

Fácil de aprender

Uno de los eruditos que colaboró en la creación del alfabeto coreano hangul dijo sobre él: “Los cultos pueden aprenderlo en una mañana, y hasta los incultos pueden aprenderlo en diez días”. De hecho, algunos de los primeros opositores de ese alfabeto lo llamaron en tono despectivo achimgul, “letras de una mañana”, pues opinaban que el hangul era demasiado sencillo para ellos, ya que podía aprenderse en una sola mañana.

En todo caso, la facilidad con que se aprende el hangul ha contribuido a que el analfabetismo esté prácticamente erradicado de Corea. Tanto es así que para cuando los niños empiezan a asistir a la escuela, casi todos lo dominan. Es más, en las escuelas coreanas no se hacen concursos de deletreo como en ciertos países, pues el alfabeto hangul representa los sonidos del habla coreana con tanta precisión, que no resulta nada difícil escribirlos correctamente tal como se pronuncian.

El hangul incluso puede utilizarse para escribir palabras que no sean coreanas. ¿Le gustaría probarlo? Aunque las tablas adjuntas no aportan todos los detalles, por lo menos le ayudarán a escribir su nombre en hangul. Así experimentará personalmente la versatilidad del alfabeto que puede aprenderse en una sola mañana.

[Nota]

^ párr. 10 La primera Biblia completa en coreano se editó en 1911.

 [Recuadro de la página 13]

CONSONANTES Y VOCALES DEL ALFABETO HANGUL

CONSONANTES:

ㄱ (g, k)

ㄴ (n)

ㄷ (d, t)

ㄹ (r, l)

ㅁ (m)

ㅂ (b, p)

ㅅ (s)

ㅇ*

ㅈ (ch)

ㅊ (ch’)

ㅋ (k’)

ㅌ (t’)

ㅍ (p’)

ㅎ (h)

VOCALES:

ㅏ (a)

ㅑ (ya)

ㅓ (e)

ㅕ (ye)

ㅗ (o)

ㅛ (yo)

ㅜ (u)

ㅠ (yu)

ㅡ (eu)

ㅣ (i)

EJEMPLO DE VOCALES MÚLTIPLES

ㅓ (e) + ㅣ (i) = ㅔ (e [larga])

*La consonante ㅇ es muda. Pero si está al final de la palabra, se pronuncia “ng”.

Las vocales e, ye y eu se pronuncian esbozando una leve sonrisa; o, yo, u y yu, con los labios fruncidos. A las consonantes ch’, k’, t’ y p’ se les añade el sonido de una h aspirada.

[Recuadro de la página 13]

CÓMO SE ESCRIBEN LAS PALABRAS COREANAS

Las palabras coreanas constan de una o más sílabas, y estas, a su vez, de dos o tres partes: un sonido inicial, un sonido medio (una o más vocales) y, por lo general, un sonido final. Cada sílaba se escribe dentro de un recuadro imaginario, como se indica abajo. El sonido inicial (una consonante o la ㅇ muda) se escribe arriba o en la parte superior izquierda. Si la vocal media tiene forma vertical, se escribe a la derecha del sonido inicial; las que tienen forma horizontal se escriben debajo. También cabe la posibilidad de repetir letras para añadir énfasis, y las vocales múltiples pueden comprimirse y escribirse una al lado de la otra. Si la sílaba acaba en consonante, esta siempre aparece en la parte de abajo. Siguiendo estas pautas, se pueden escribir en el alfabeto hangul miles de sílabas diferentes.

EJEMPLOS:

ㅅ (s) + ㅗ (o) = 소 (so) vaca

ㅅ (s) + ㅏ (a) + ㅇ (ng) = 상 (sang) premio

ㄱ (k) + ㅗ (o) + ㅁ (m) = 곰 (kom) oso

ㅁ (m) + ㅗ (o) + ㄱ (k) = 목 (mok) cuello

ㅅ (s) + ㅏ (a),

ㄹ (r) + ㅏ (a) + ㅇ (ng) = 사랑 (sa-rang) amor

[Ilustraciones y recuadro de la página 14]

(Para ver el texto en su formato original, consulte la publicación)

EL ALFABETO COREANO

En los días del rey Sejong, el alfabeto hangul constaba de veintiocho letras, de las que todavía se utilizan veinticuatro. De estas, catorce son consonantes y diez, vocales. Las cinco consonantes básicas se asemejan a las partes de la boca y la garganta utilizadas para pronunciarlas: ㄱ (k), la lengua arqueada en contacto con la parte posterior del paladar; ㄴ (n), la punta de la lengua doblada hacia arriba en contacto con la parte anterior del paladar; ㅁ (m), la boca vista desde el frente; ㅅ (s) los dientes; ㅇ (ng), la garganta abierta. A estas consonantes básicas se les añaden trazos para representar otras consonantes relacionadas, las cuales se pronuncian con la boca colocada aproximadamente en la misma posición.

Las vocales simbolizan el cielo redondo con un punto (•), * la tierra llana con un trazo horizontal (ㅡ), y un hombre de pie con un trazo vertical (ㅣ). Estas son las vocales que se pronuncian con la lengua situada en la parte anterior, media y posterior de la boca.

[Nota]

^ párr. 64 En hangul moderno, esta letra no se utiliza.

[Ilustraciones]

[Ilustración de la página 13]

El rey Sejong