Ir al contenido

Ir al índice

Observando el mundo

Observando el mundo

 Observando el mundo

Banco de semillas

Los científicos auguran la posible extinción de hasta el 25% de la flora mundial en los próximos cincuenta años”, señala el diario canadiense National Post. Con objeto de proteger las especies amenazadas, los Reales Jardines Botánicos de Kew (Inglaterra) han instituido el Banco de Semillas del Milenio, cuya misión, según el citado rotativo, es “recolectar y almacenar más de veinticinco mil especies vegetales: más del 10% de las plantas de semilla de todo el mundo”. Los organizadores esperan que las simientes se usen para reconstituir terrenos sobrecultivados, reducir la probabilidad de hambrunas y proporcionar plantas que se emplean en la medicina tradicional y en la industria farmacéutica. El director del programa, Roger Smith, dice al respecto: “Con frecuencia, las primeras plantas que desaparecen son las que revisten utilidad para el ser humano y los animales”.

Infarto sin dolor

El síntoma más común de ataque cardíaco es bastante conocido: la angina de pecho. Pero es menos sabido que “un tercio de los infartados no sienten el opresivo dolor pectoral”, señala la revista Time. Este hecho explica en parte que “quienes no sufren angina de pecho se demoren un promedio de dos horas en ir al hospital”, según un estudio publicado en la revista The Journal of the American Medical Association. Dado que es peligroso retrasar el tratamiento que pudiera salvarles la vida, ¿qué indicios conviene tener en cuenta? “Es probable que el segundo síntoma más indicativo sea una acusada falta de aliento”, agrega Time. Otras posibles señales son náuseas, sudores profusos y “‘ardores de estómago’ que empeoran al caminar o realizar ejercicio físico”, dice el citado artículo.

Dedos adherentes

¿Cómo logran las salamanquesas (gecos) cruzar sin dificultad un techo tan liso como el cristal? Los científicos llevan decenios tratando de hallar una buena explicación, y al fin creen tenerla. Un equipo de científicos e ingenieros ha determinado que “se genera una enorme fuerza adhesiva cuando las sedas (pilosidades) de la salamanquesa rozan una superficie —indica la revista Science News—. De cada una de ellas parten finas ramificaciones llamadas espátulas. Al colocar el reptil los pies sobre un plano, sus mil millones de espátulas se adaptan tanto a este que, como resultado, entran en juego varias fuerzas intermoleculares”. Los investigadores también indican que la disposición que adoptan los dedos “tal vez oprima las sedas contra la superficie y al mismo tiempo las coloque en paralelo a esta”. Así “se multiplica por diez su agarre cuando se presionan”, añade la revista.

Irritación de la Iglesia Ortodoxa Griega por una ley

La decisión de excluir la filiación religiosa de todos “los documentos nacionales de identidad ha suscitado las iras de la Iglesia Ortodoxa Griega”, señala una noticia de la agencia Newsroom.org. El Estado adoptó la medida a raíz de la publicación en 1998 de un informe de la Federación Internacional de Helsinki para la Defensa de los Derechos Humanos. En él “se alegaba que Grecia discrimina a las iglesias no ortodoxas y que la consignación obligatoria de la religión en los carnés propicia la parcialidad en el campo laboral y en el trato que dispensa la policía”. Según la noticia, la administración señala que el cambio “adecuará las cédulas a las disposiciones de la Unión Europea y a la ley nacional de 1997 para la protección de la intimidad”. Sin embargo, el máximo jerarca grecoortodoxo dijo que los partidarios de la supresión de este dato pertenecen a “las fuerzas del mal”.

China contra las tormentas de polvo

La revista China Today señala que las tormentas de polvo procedentes de los desiertos del interior de Mongolia han barrido el norte de China en los últimos años y han ocasionado pérdidas agrícolas y ganaderas valoradas en millones de dólares. En el año 2000, algunas tempestades alcanzaron la propia capital, Pekín. En 1998, una tormenta de arena arrasó 33.000 hectáreas de cereales y mató 110.000 animales domésticos. Como causa principal del desastre se apunta al mal uso  de grandes extensiones de terreno, que al quedar sin vegetación se desertizan. Por ejemplo, en 1984 los habitantes de la Región Autónoma de Ningsia Hui, en China septentrional, comenzaron a excavar en busca de regaliz para la medicina herbaria. “En menos de diez años —añade China Today— se destruyeron 600.000 hectáreas de pastizales y se convirtieron en yermo 13.333 hectáreas de plantaciones.” Otros desiertos surgieron a consecuencia de la explotación excesiva de los pastos y el agua. A fin de combatir el problema y frenar la expansión de los desiertos, se llevan a cabo grandes programas de repoblación de árboles y hierbas.

Robo de identidad

El rotativo El Economista, de Ciudad de México, advierte del peligro de que los delincuentes asuman la identidad de algún ciudadano para defraudar a las agencias de crédito. Primero obtienen información personal al sustraerle cartas o la billetera y luego solicitan tarjetas de crédito con el nombre de la víctima y piden que se las envíen a su propia dirección. Con ellas adquieren artículos o alquilan propiedades por teléfono o mediante Internet. El citado periódico indica que el afectado pudiera tardar años, e incluso decenios, en corregir la situación. ¿Cómo podemos evitar que nos roben la identidad? El Economista da los siguientes consejos: no llevar encima documentos importantes a menos que vayan a utilizarse; mantener un registro de todas las transacciones realizadas con tarjeta de crédito y cotejarlo con los estados de cuenta; romper los recibos de las tarjetas de crédito antes de desecharlos; no enviar datos personales por correo electrónico, y confeccionar una lista con todos los números de las tarjetas, sus fechas de caducidad y los teléfonos de las compañías para avisarles en caso de extravío o robo.

Injustificada la guerra antibacteriana

“El consumidor estadounidense realiza un combate descaminado contra los microorganismos domésticos”, afirma USA Today. Según este diario, Stuart Levy, médico y microbiólogo de la Universidad Tufts, señala que “la proliferación de productos antibacterianos [...] amenaza con favorecer el surgimiento de cepas resistentes a los jabones germicidas y a los antibióticos”. Esterilizar la casa con bactericida es como “matar moscas a martillazos”, indica Levy. Por otro lado, hay sustancias como el cloro, el agua oxigenada, el agua caliente y el jabón que limpian sin propiciar mutaciones resistentes. “Tenemos que hacer las paces con las bacterias —dice Levy—, pues son aliadas nuestras.”

Los británicos ven más la televisión

“Casi una cuarta parte de los británicos dedican semanalmente a la televisión tanto tiempo como al trabajo”, señala el diario londinense The Independent. Según ciertos estudios, el ciudadano medio pasa frente a la pequeña pantalla veinticinco horas cada semana, y un 21% de los encuestados, más de treinta y seis. “No solo se exceden los jóvenes, pues los datos también son aplicables a adultos y ancianos”, indica el periódico. Una familia que ve la televisión unas treinta horas semanales dijo que tal actividad le brindaba el “escapismo necesario”. Pero esta sobredosis habitual tiene sus efectos. Según un estudio realizado en veinte países, el Reino Unido “es con diferencia el más pegado al televisor”, a la vez que “figura entre los últimos en los tres campos del saber más básicos”, señala el semanario londinense The Guardian Weekly.

Educación sexual precoz

En Bangkok (Tailandia) pronto se impartirá educación sexual a los preescolares, según explica el periódico Bangkok Post. De acuerdo con la doctora Suwanna Vorakamin, de la División de Planificación Familiar y Control Demográfico, “se dará formación especial a maestros y trabajadores sanitarios para que hablen y enseñen de modo científico acerca de la sexualidad”, señala el informe. El citado rotativo indica que, según la doctora, “la implantación de la educación sexual desde los niveles de preescolar no [pretende] fomentar actividades eróticas entre los niños de tierna edad. [...] Lo que aprendan en sus primeros años les permitirá evitar los abusos y el peligro de embarazos no deseados al entrar en la adolescencia”.