Ir al contenido

Ir al índice

Observando el mundo

Observando el mundo

 Observando el mundo

Ojos sin oxígeno

Algunos usuarios de lentes de contacto podrían estar privando a los ojos de oxígeno, de acuerdo con el periódico The Globe and Mail. “Cuando la córnea [la cubierta transparente del ojo] no recibe el oxígeno necesario a través de la superficie de contacto con el aire, empiezan a formarse vasos sanguíneos para compensar la deficiencia, lo que se conoce como vascularización”; algunas posibles consecuencias son visión defectuosa e incluso ceguera. El doctor Raymond Stein, jefe de oftalmología de un hospital de Toronto, explica que el peor cuadro corresponde al paciente que descuida sus lentes y no se hace revisiones periódicas. Los optometristas aconsejan consultar a un oculista que compruebe que los lentes de contacto tengan la graduación correcta, hacer caso de las recomendaciones sobre cuánto tiempo usarlos y seguir las instrucciones para su cuidado.

En descenso la amistad brasileña

Los brasileños hoy día cultivan las amistades con menos frecuencia que hace diez años, según el periódico O Globo. La especialista en salud mental Maria Abigail de Souza, de la Universidad de São Paulo, explica que la feroz competencia en el campo laboral, la lucha por mantener un determinado estilo de vida y la disminución del tiempo libre son factores que contribuyen a esta tendencia. César Vasconcelos de Souza, director médico del Centro Adventista para una Vida Saludable, de São Paulo, dice: “Si queremos tener amigos verdaderos, tenemos que expresar nuestros sentimientos, abrir el corazón y dejar salir las cosas alegres y las tristes, las fáciles y las difíciles. Eso requiere tiempo y lazos afectivos profundos. A la mayoría de la gente le gustaría hablar de sus sentimientos con otras personas, pero tienen miedo. Para evitar riesgos, prefieren amistades superficiales”.

El dolor y la depresión

Una encuesta realizada a hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 70 y 79 años, reveló que algunos viudos y viudas tienen un índice elevado de síntomas de depresión incluso dos años después de la muerte del cónyuge. Se dividió a los participantes en seis grupos, dependiendo del tiempo transcurrido desde el fallecimiento de su pareja. En la evaluación se emplearon tanto entrevistas como cuestionarios. El 38% de los encuestados eran varones, y el 62%, mujeres. El estudio reveló que el índice de depresión era nueve veces mayor entre los que habían enviudado recientemente que entre los casados que no habían sufrido tal pérdida.

Adictos a la pornografía en Internet

Unos investigadores descubrieron que “200.000 usuarios de Internet, como mínimo, son adictos a sitios pornográficos, foros de charla clasificados ‘solo para adultos’ u otros sitios de contenido sexual”, informa el diario The New York Times. Realizaron el estudio psicólogos de las universidades Stanford y Duquesne, y es uno de los primeros que ofrece cifras aproximadas de “adictos al cibersexo” en Internet. Los investigadores declararon que esas personas se pasan más de once horas a la semana visitando sitios de la Red con la clasificación mencionada. El diario citó estas palabras de quienes hicieron el estudio: “Es un peligro oculto para la salud pública que crece de continuo, en parte debido a que pocos lo reconocen como tal o lo toman con la debida seriedad”.

El sida devasta África

El año pasado, el sida mató a más gente en África que las luchas armadas, según declaraciones de Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas. El recuento incluye las guerras de la República Democrática del Congo, Sierra Leona, Angola, la República del Congo, Etiopía, Somalia, Eritrea y Sudán. Casi dos terceras partes de los 36.000.000 de afectados por el sida viven en el África subsahariana. En Côte d’Ivoire, el sida mata a un maestro cada día de clases, y en Botsuana, la expectativa de vida ha descendido de 70 a 41 años. Por su parte, Zimbabue espera que para el año 2005 en la lucha contra el VIH y el sida se gaste el 60% de su presupuesto para la salud, pero hasta esa cantidad será insuficiente. Se evita el tema del sida en Malaui y Zambia, donde los índices de infección son extremadamente elevados, y en Sudáfrica se rechaza a las víctimas, según información del periódico londinense The Guardian. “Nadie ha empezado siquiera a comprender todo  el impacto de esta tragedia en la calidad de vida en África, en sus posibilidades económicas y en su estabilidad social y política”, declaró el señor Annan.

Las ciudades alteran el clima

“El explosivo crecimiento urbano está generando ‘islas de calor’ tan intensas que tienen su propio microclima”, informa el rotativo The Times, de Londres. Las ciudades atrapan el calor durante el día y lo irradian de vuelta al espacio por la noche; como consecuencia, hay metrópolis, como Pekín y Atlanta, con temperaturas que sobrepasan los valores normales en 5,5 °C o más. En los pasados diecinueve años, dicha ciudad ha visto 150.000 hectáreas arboladas convertirse en carreteras y zonas residenciales. La expansión urbana descontrolada eleva la contaminación ambiental, provoca tormentas eléctricas fuera de temporada y reduce la productividad fotosintética de las tierras de labranza. El doctor Marc Imhoff, científico de la Administración Estadounidense para la Aeronáutica y el Espacio (NASA), expresó lo siguiente sobre los efectos de esas “islas de calor”: “La supervivencia del ser humano depende de la capacidad del terreno para producir alimento. Si se ve reducida sustancialmente la capacidad de los cultivos para realizar la fotosíntesis, se verá también reducida la del planeta para sustentar la vida humana”. En la mayoría de los casos, son los mejores terrenos de cultivo los que se sacrifican en aras de la expansión urbana.

La contaminación pone fin a la demanda de ballenas

Es posible que la contaminación se haya convertido en una extraña aliada en la lucha para salvar las ballenas. Recientemente se descubrió que las ballenas y los delfines capturados en los límites marítimos de Japón están muy contaminados con DDT, dioxina, policlorobifenilos y metilmercurio. Una de las pruebas reveló que la ingestión de solo 50 gramos de carne de delfín contaminada representaba un elevado riesgo para la salud. Se espera que la noticia acabe con la demanda de carne de ballena.

Lotos que se limpian a sí mismos

¿Por qué está siempre tan limpio el loto, considerado sagrado por las religiones orientales durante largo tiempo? Unos científicos alemanes afirman haber descubierto la respuesta a esta pregunta, que ha intrigado a los biólogos durante siglos. “Por mucho tiempo se ha sabido que las superficies de esta planta repelen el agua —comentan los científicos W. Barthlott y C. Neinhuis—. Sin embargo, la facultad de limpiarse a sí misma [...] se había pasado totalmente por alto.” Como se explica en el diario The Sunday Times of India, “las gotitas de agua que se deslizan por las hojas del loto se llevan las partículas contaminantes, limpiando así la superficie a la perfección”. Pero esto no se debe a que sea lisa. Vista al microscopio, la superficie de las hojas es áspera y está llena de “abultamientos, arrugas y nudos [...] convexos o con forma de cúpula, que hacen que el agua se escurra”. Otro factor que contribuye es la naturaleza hidrófuga o impermeable de los cristaloides de cera que revisten la planta. Los investigadores dicen que este “efecto del loto” reduce radicalmente la adherencia de las partículas de agua y polvo, y que además la planta puede regenerar la cera a pesar de encontrarse en condiciones ambientales adversas. Mencionan que por esta razón la eficacia natural del loto es muy superior a la de las pinturas y detergentes impermeables producidos por el hombre.

¿Es potable?

Un estudio realizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) advierte de que “deben adoptarse medidas preventivas” antes de que la calidad del agua de Francia alcance “un punto en que no haya recuperación posible”. Según el WWF, los pesticidas y los nitratos están contaminando las aguas subterráneas y superficiales de Francia. La contaminación por nitratos se produce principalmente cuando el estiércol de cerdos y ganado se descarga en los abastecimientos de agua. El informe indica que “las heces de los 8.000.000 de cerdos de la región de Bretaña son comparables a los desperdicios generados por una ciudad de 24.000.000 de habitantes sin planta de tratamiento de aguas negras”. Por otra parte, el WWF señala que “el uso masivo de fertilizantes en los cultivos a gran escala” también contamina los abastecimientos de agua con nitratos, y que el empleo intenso de plaguicidas en la producción de maíz ha ocasionado que los niveles de pesticidas superen en más del cuarenta por ciento los límites establecidos. El fondo mundial recomienda recuperar los pantanos y los terraplenes arbolados para que sirvan de filtros naturales.