Ir al contenido

Ir al índice

De nuestros lectores

De nuestros lectores

 De nuestros lectores

Fibrosis quística Deseo manifestarles mi profunda gratitud por el reportaje “Mi vida con la fibrosis quística” (22 de octubre de 1999). Mi esposo y yo tenemos más o menos las mismas edades que Jimmy Garatziotis y su esposa, y es muy animador ver a gente joven con una fe tan fuerte a pesar de padecer serias afecciones.

S. D., Italia

Estuve esperando por años un artículo como ese. Mi esposo y yo tenemos una hija de seis años con fibrosis quística, así que lo leí de inmediato. Es maravilloso ver el celo de Jimmy Garatziotis por la predicación, pese a su dolencia. Y es alentador saber que tenemos la esperanza de vivir en un nuevo mundo en el que no habrá más enfermedades.

H. O., Estados Unidos

El ejemplo de Jimmy demuestra que aun cuando tengamos mala salud podemos alabar en gran manera a Jehová.

P. C., Brasil

Las drogas Gracias por publicar la serie titulada “¿Están las drogas adueñándose del mundo?” (8 de noviembre de 1999). Yo consumía drogas: cocaína, marihuana y hachís; también abusaba del alcohol y fumaba más de cuarenta cigarrillos al día. Romper con tales hábitos fue bastante difícil, pero Dios me dio las fuerzas para lograrlo. Han pasado nueve años desde que dejé todo eso, y estoy feliz de haber salido del fango mundanal sin contraer ninguna enfermedad grave o terminar en la cárcel. Puesto que conozco en persona las dificultades físicas, emocionales y económicas que causa el consumo de estupefacientes, espero que artículos como estos lleguen al corazón de los más jóvenes.

G. M., Italia

Usé esta serie de artículos en un trabajo escolar por el que recibí la calificación más alta y las felicitaciones de mi profesor. Me gusta siempre leer ¡Despertad!, en especial los informes que tratan sobre cuestiones de actualidad. La revista me ayuda a tener un enfoque realista de la vida.

I. M., Italia

Palmares El tema “De visita en un jardín exótico” (8 de noviembre de 1999) fue de lo más agradable que he leído recientemente. Simplemente me transportó en la imaginación al Paraíso, donde yo participaba en el cuidadoso diseño de aquel bello jardín. El amor de ese hombre por sus plantas me emocionó. ¡Cuánto valora él la hermosa creación de Jehová, como todos deberíamos hacerlo!

L. C., Canadá

Ser sociable Me conmovió mucho el artículo “Los jóvenes preguntan... ¿Qué puedo hacer para ser más sociable?” (22 de noviembre de 1999). Tengo 16 años y se me hace difícil comunicarme con los demás, sobre todo en las reuniones cristianas. Gracias por pensar en los jóvenes que, como yo, tienen ese problema. Trataré de poner en práctica las buenas sugerencias que se dieron.

I. A., Francia

Pájaros cantores Les agradezco el artículo “Dúos encantadores” (8 de diciembre de 1999). Me imagino lo que será escuchar a esas aves producir música hermosa en la rama de un árbol. Cada día expreso mi gratitud a Jehová por haber creado animales que nos entretienen.

Y. S., Japón

Diabetes Como parte de un curso de posgrado, se me encomendó realizar un seminario sobre la diabetes melitus. La explicación sencilla y directa presentada en el artículo “Su hija tiene diabetes” (22 de septiembre de 1999) me fue muy útil. El relato de Sonya Herd me hizo ver cuánto necesita el paciente información clara.

T. K., Brasil