Ir al contenido

Ir al índice

Observando el mundo

Observando el mundo

 Observando el mundo

Se descubren más momias

“Unos arqueólogos han anunciado el hallazgo de por lo menos doscientas momias, algunas con máscaras doradas, en un enorme cementerio del desierto occidental de Egipto”, informó la agencia de noticias BBC. El yacimiento está situado cerca de un oasis, en la ciudad de Bawiti, a unos 300 kilómetros al sudoeste de El Cairo. Según la agencia de prensa Oriente Medio de Egipto, el enterramiento pudiera contener más de diez mil momias, por lo que se le ha denominado valle de las Momias. Mide 10 kilómetros de largo y data de hace dos mil años, de los comienzos de la época grecorromana. Algunas de las momias que se han desenterrado estaban cubiertas de lino o yeso, y en varios casos tenían máscaras doradas “con espléndidos diseños de antiguos dioses egipcios en el pecho”, dice el director de antigüedades Zahi Hawass.

África se ve plagada por las enfermedades infecciosas

Han quedado frustrados los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud encaminados a erradicar la poliomielitis en África antes de que concluya el año, indica el periódico Cape Times. A consecuencia de la guerra de Angola, esta dolencia ha alcanzado proporciones epidémicas en el país. Neil Cameron, director del Centro para el Control de Enfermedades Transmisibles del Departamento de Sanidad de Sudáfrica, señala que pudiera tomar diez años más la erradicación de la poliomielitis de Angola. Además, las naciones vecinas también tratan de controlar brotes epidémicos: Namibia se enfrenta a una fiebre hemorrágica parecida a la del Ebola, y la República Democrática del Congo, a la peste bubónica. La lepra sigue siendo un problema en el Congo, Etiopía, Mozambique, Níger y Nigeria. Estas enfermedades, así como el paludismo, que causa estragos en gran parte del continente, son motivo de seria preocupación porque, como lo expresó el señor Cameron, “las fronteras no impiden la transmisión de las enfermedades”.

‘La sustancia más importante de la vida’

“El agua es la sustancia más importante para conservar la vida, pues el cuerpo está compuesto mayormente de fluidos”, informa el rotativo The Toronto Star. “La pérdida de solo el 20% del agua del organismo pudiera desencadenar la muerte.” Este líquido regula la temperatura del cuerpo y,“mediante la corriente sanguínea y los sistemas corporales, transporta nutrientes a los órganos y elimina los productos de desecho. También lubrica las articulaciones y el colon, lo que ayuda a prevenir el estreñimiento”. El adulto medio necesita tomar de dos a tres litros de agua al día. El café, las gaseosas o el alcohol a veces aumentan la necesidad de ingerir agua pura porque pueden contribuir a la deshidratación. Una dietista comentó que la persona no debe esperar hasta que tenga sed para beber agua, pues para entonces probablemente ya esté deshidratada. El periódico dice que “beber un vaso de agua cada hora durante el día basta para satisfacer las demandas del cuerpo”.

Duermen la siesta en el trabajo

“Varias empresas canadienses se están dando cuenta de que hacer una siesta en el trabajo les reporta beneficios a los empleados”, informa el diario The Toronto Star. Los patronos han establecido “salas de recuperación” para los trabajadores nocturnos. “Las habitaciones tienen luz tenue, ambiente fresco y silencioso, despertadores, divanes y sillas reclinables”, informa el periódico. Pero “las ideas muy arraigadas son difíciles de cambiar. Las compañías que disponen de cuartos para dormir no suelen darles publicidad”. Mary Perugini, especialista del Centro de Trastornos del Sueño del Hospital Royal Ottawa, comenta: “Trabajamos más horas, nuestro nivel de tensión nerviosa es mayor y seguimos echándonos más cargas encima. Apartar veinte minutos diarios para dormir sería provechoso. Sin lugar a dudas, aumentaría la producción [y] se mantendría bajo el nivel de tensión”.

La peligrosa reducción de los glaciares

La masa de hielo más grande del mundo con excepción de las regiones polares desaparecerá al cabo de cuarenta años si se mantiene el ritmo actual de descongelamiento, señala el diario The Sunday Telegraph, de Londres. El aumento de las temperaturas del planeta, aunado a las latitudes relativamente bajas, presenta una amenaza para los 15.000 glaciares de la región del Himalaya. Durante los últimos cincuenta años, la longitud del glaciar Gangotri, una de las fuentes del río Ganges, se ha reducido en casi un tercio. Syed Hasnain, científico que observa el desarrollo de los glaciares, advierte que a ese ritmo “se secarán  ríos como el Ganges, el Indo y el Brahmaputra, que reciben del 70 al 80% de su agua de la nieve y del deshielo de los glaciares”. El resultado sería “un desastre ecológico”, dijo. Mientras tanto, aumenta el peligro de inundaciones graves. Cuando los glaciares pierden extensión, se forman lagos rodeados de frágiles paredes de hielo, rocas y arena. Si siguen derritiéndose, las paredes se desploman y se producen inundaciones devastadoras en los valles.

Los peligros que presenta el tabaco para los niños

Según el periódico londinense The Guardian, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la exposición al humo del tabaco amenaza la salud del 50% de los niños del planeta. El humo ambiental contribuye a ciertas dolencias, como el asma y otros problemas respiratorios, el síndrome de la muerte súbita del lactante, dificultades con el oído medio, y el cáncer. La investigación también revela que los hijos de fumadores se ven afectados en sus estudios y tienen más problemas de comportamiento. Si ambos padres fuman, las probabilidades de que los hijos tengan mala salud aumentan un 70%, y si hay solo un fumador en la familia, un 30%. La OMS recomienda que se eduque a los padres en materia de salud para que vean el peligro que representa su hábito para la familia, y también que se prohíba fumar en las escuelas y en otros lugares frecuentados por los niños.

Triunfa el turismo

Según las predicciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el flujo “de turistas extranjeros a las fronteras [va] a pasar, de aquí a 2020, de 625 millones a 1.600 millones”, dice El correo de la UNESCO. Se espera que gasten más de dos billones de dólares, “lo que convertirá al turismo en la primera actividad económica del mundo”. Hasta la fecha, Europa es el destino más popular. Francia es el país más frecuentado, pues recibió 70 millones de turistas en 1998. No obstante, se cree que para el año 2020, China ocupará el primer lugar. Pero los viajes internacionales siguen siendo la prerrogativa de unos cuantos privilegiados. En 1996, solo un 3,5% de la población mundial viajó al extranjero. La OMT predice que esta cifra alcanzará un 7% en 2020.

¿Son peligrosas las minivacaciones?

Las agencias de viajes de Europa animan a las personas a disfrutar de minivacaciones, es decir, realizar viajes de fin de semana para relajarse rápida y fácilmente, y liberarse de las tensiones de la vida. Pero el diario londinense The Guardian afirma que las minivacaciones pudieran “causar más daño que bien”. Según el cardiólogo Walter Pasini, de la Organización Mundial de la Salud, preparar las maletas, correr hacia el aeropuerto y viajar en avión, así como los cambios de temperatura, alimento y huso horario, contribuyen al agotamiento y son potencialmente peligrosos. Al cuerpo le toma unos días relajarse y adaptarse a un clima y un estilo de vida diferentes, y cuando esto no sucede, resultan afectados la circulación sanguínea y los patrones del sueño. La investigación del doctor Pasini “reveló que, en comparación con los descansos de una semana como mínimo, en las vacaciones muy cortas aumentan las probabilidades de sufrir infarto un 17%, y de tener un accidente automovilístico, un 12%”, mencionó el diario. “No quiero decir que las minivacaciones sean forzosamente peligrosas, sino que hay que tener cuidado y prepararse bien —comentó el doctor Pasini, según el diario londinense Daily Telegraph. La gente ahora se toma vacaciones cada vez más cortas y anda correteando, tratando de hacer todo lo posible en unos cuantos días, pero esa no es la mejor manera de relajarse. De hecho, produce mucha tensión.”

La venganza de la serpiente de cascabel

“Las serpientes de cascabel pueden morder aun después de muertas, en una extraña venganza póstuma que es asombrosamente común”, indica la revista New Scientist. De los 34 pacientes que recibieron tratamiento por mordeduras de esta especie en Arizona (E.U.A.) durante un período de once meses, 5 dijeron que la serpiente los atacó después de haberla matado, según informaron dos médicos que estudian este fenómeno. Una de las víctimas disparó al animal, lo partió en dos por debajo de la cabeza, esperó a que dejara de moverse, y entonces levantó la cabeza, la cual se abalanzó sobre él y le mordió ambas manos. Estudios anteriores han demostrado que la cabeza cortada de la serpiente de cascabel “tratará de atacar cualquier objeto que se le coloque enfrente hasta una hora después de haber muerto”, dice la revista. Algunos herpetólogos creen que es “un acto reflejo causado por los sensores infrarrojos que se encuentran a ambos lados de la cabeza, entre la narina y el ojo, y detectan el calor corporal”. El doctor Jeffrey Suchard advierte que hay que tratar la cabeza decapitada como a una “serpiente muy corta”. “Si no le queda más remedio que tocarla —dice—, le recomiendo que utilice un palo muy largo.”