Ir al contenido

Ir al índice

1 ¿Tiene Dios la culpa de nuestro sufrimiento?

1 ¿Tiene Dios la culpa de nuestro sufrimiento?

¿Por qué es importante saber la respuesta?

Muchas personas rechazan a Dios porque creen que él tiene la culpa del sufrimiento.

Piense en lo siguiente

De forma directa o indirecta, muchos líderes religiosos han enseñado que Dios causa el sufrimiento. Por ejemplo, algunos dicen...

  • ... que los desastres naturales son un castigo de Dios.

  • ... que los niños mueren porque Dios necesita más angelitos en el cielo.

  • ... que Dios toma partido en las crueles guerras.

Pero ¿y si los líderes religiosos han enseñado mentiras sobre Dios? ¿Y si Dios no está de acuerdo con lo que dicen?

PARA SABER MÁS

Vaya a jw.org y vea el video ¿Por qué estudiar la Biblia?

 Lo que dice la Biblia

Dios no causa nuestro sufrimiento

Hacer sufrir a las personas iría en contra de su forma de ser. Por ejemplo, la Biblia dice sobre Dios:

“Todos sus caminos son justos. [...] Él es justo y recto” (DEUTERONOMIO 32:4).

“¡Es impensable que el Dios verdadero actúe con maldad, que el Todopoderoso haga algo injusto!” (JOB 34:10).

“El Todopoderoso no tuerce la justicia” (JOB 34:12).

Dios rechaza las religiones que enseñan mentiras sobre él

Por ejemplo, rechaza las religiones que enseñan que Dios nos hace sufrir y también a quienes apoyan las guerras y la violencia.

“Los profetas están profetizando mentiras en mi nombre [el de Dios]. Yo no los he enviado, ni les he ordenado ni dicho nada. Lo que les están profetizando es una visión falsa [...] y las mentiras de su propio corazón” (JEREMÍAS 14:14).

Jesús denunció la hipocresía religiosa

“No todos los que me dicen ‘Señor, Señor’ entrarán en el Reino de los cielos. Solo entrarán los que hacen la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Ese día, muchos me dirán: ‘Señor, Señor, ¿acaso no profetizamos en tu nombre y en tu nombre expulsamos demonios y en tu nombre hicimos muchos milagros?’. Pero entonces les diré: ‘¡Yo a ustedes nunca los conocí! ¡Aléjense de mí, ustedes que violan la ley!’” (MATEO 7:21-23).