Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 5

Contar con la guía de los adultos

Contar con la guía de los adultos

¿QUIÉN DEBERÍA GUIAR A SUS HIJOS?

Los niños necesitan que los adultos los guíen y los aconsejen, y los padres son los más indicados para hacerlo, de hecho, es su deber. Sin embargo, otros adultos también pueden ser una buena influencia para ellos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

En muchos países, los jóvenes pasan poco tiempo con adultos. Piense en lo siguiente:

  • Los niños están la mayor parte del día en la escuela, donde hay más estudiantes que maestros u otros adultos.

  • Cuando regresan a casa después de clase, no hay nadie porque sus padres están trabajando.

  • Un informe reveló que, en Estados Unidos, los niños de entre 8 y 12 años pasan unas seis horas al día entretenidos con aparatos electrónicos. *

El libro Hold On to Your Kids (Aférrese a sus hijos) dice: “Los jóvenes ya no imitan a sus padres, maestros u otros adultos responsables ni les piden consejos, ahora acuden [...] a otros jóvenes de su edad”.

¿CÓMO DARLES GUÍA?

Pase tiempo con sus hijos

PRINCIPIO BÍBLICO: “Entrena al muchacho conforme al camino para él; aun cuando se haga viejo no se desviará de él” (Proverbios 22:6).

Lo normal es que los niños busquen la guía de sus padres. De hecho, los especialistas indican que, incluso cuando entran en la adolescencia, los niños valoran más los consejos de sus padres que los de sus amigos. El profesor de Psicología Laurence Steinberg señala en su libro You and Your Adolescent (Su hijo adolescente y usted): “Durante la adolescencia y los primeros años de la edad adulta, los padres siguen siendo quienes más influyen en las actitudes y el comportamiento de sus hijos”. El autor añade: “Su hijo adolescente valora la opinión que usted tiene, aunque no siempre lo reconozca, y escucha lo que usted dice, aunque no esté de acuerdo en todo”.

Por naturaleza, sus hijos sienten admiración por usted, así que aprovéchelo. Pase tiempo con ellos. Dígales qué opina de las cosas, transmítales sus valores y cuénteles sus experiencias.

 Pida ayuda a adultos responsables

PRINCIPIO BÍBLICO: “El que está andando con personas sabias se hará sabio” (Proverbios 13:20).

¿Hay adultos que puedan ser buenos ejemplos para su hijo adolescente? ¿Podría hacer algo para que su hijo pase más tiempo con esas personas? Claro, usted no debe renunciar a su autoridad como padre. Sin embargo, contar con el apoyo de adultos confiables, personas que nunca harían daño a su hijo, puede complementar la educación que usted le da. La Biblia dice que un joven llamado Timoteo se benefició mucho de la compañía del apóstol Pablo, incluso cuando llegó a la edad adulta, y que Pablo también se benefició de la compañía de Timoteo (Filipenses 2:20, 22).

En la actualidad, muchas familias ya no están juntas porque los abuelos, los tíos u otros parientes quizás viven en diferentes partes del mundo. Si ese es el caso de su familia, procure que sus hijos adolescentes tengan la oportunidad de aprender de adultos con las cualidades que le gustaría que sus hijos tuvieran.

^ párr. 9 El informe descubrió que, como promedio, los adolescentes pasan casi nueve horas diarias usando aparatos electrónicos. Estas cifras no incluyen el tiempo que los niños y adolescentes pasan en Internet cuando están en la escuela o cuando están haciendo sus tareas escolares.