Ir al contenido

Ir al índice

 CÓMO SE SOLUCIONARÁ EL PROBLEMA

El Reino de Dios traerá paz en abundancia

El Reino de Dios traerá paz en abundancia

El Reino de Dios, ese gobierno mundial que hemos esperado durante tanto tiempo, hará que pronto todos vivamos en paz y unidad. Como promete Salmo 72:7, habrá “abundancia de paz” en la Tierra. Pero ¿cuándo empezará a gobernar el Reino de Dios? ¿Cómo lo hará? Y ¿cómo puede beneficiarle a usted ese Reino?

¿CUÁNDO VENDRÁ EL REINO DE DIOS?

La Biblia predijo una serie de impactantes sucesos que serían “la señal” de que el Reino de Dios estaría a punto de llegar. Esa señal incluye guerras internacionales, hambre, enfermedades, muchos terremotos y el aumento de la maldad (Mateo 24:3, 7, 12; Lucas 21:11; Revelación 6:2-8).

Otra profecía dice: “En los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar. Porque los hombres serán amadores de sí mismos, amadores del dinero, [...] desobedientes a los padres, desagradecidos, desleales, sin tener cariño natural, no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien, [...] hinchados de orgullo, amadores de placeres más bien que amadores de Dios” (2 Timoteo 3:1-4). Es cierto que siempre ha habido algunas personas así, pero nunca tantas como ahora.

Estas profecías comenzaron a cumplirse en el año 1914. De hecho, algunos historiadores, políticos y escritores concuerdan en que el mundo cambió a partir de aquel año. Por ejemplo, el historiador danés Peter Munch escribió: “El estallido de la guerra en 1914 es el gran punto de viraje en la historia de la humanidad. De una época brillante de progreso, [...] entramos en una era de catástrofes, horror y odio en la que reina la inseguridad”.

Pero también hay buenas noticias. Después de la tormenta, siempre llega la calma. La señal que hemos mencionado demuestra que el Reino pronto gobernará toda la Tierra. Jesús incluyó este detalle tan positivo como parte de la señal: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14).

Estas buenas nuevas son parte importante del mensaje que llevamos los testigos de Jehová. Por eso, nuestra revista más conocida se llama La Atalaya. Anunciando el Reino de Jehová. Actualmente está disponible en más de 338 idiomas, y en sus páginas se habla de todo lo que el Reino de Dios hará por la Tierra y por la humanidad.

¿CÓMO EMPEZARÁ EL REINO DE DIOS A GOBERNAR LA TIERRA?

Para responder esa pregunta, veamos cuatro sucesos importantes:

  1. El Reino no permitirá que ningún político de este mundo forme parte de su gobierno.

  2. Los líderes políticos mundiales intentarán conservar su poder y se atreverán a desafiar al Reino de Dios (Salmo 2:2-9).

  3. El Reino de Dios tendrá que destruir a los gobiernos porque querrán conservar su poder (Daniel 2:44; Revelación 19:17-21). A este último conflicto mundial, la Biblia lo llama Armagedón (Revelación 16:14, 16).

  4. Quienes decidan ser súbditos del Reino de Dios sobrevivirán al Armagedón y vivirán en un pacífico nuevo mundo. La Biblia dice que formarán “una gran muchedumbre”, probablemente compuesta por millones de personas (Revelación 7:9, 10, 13, 14).

 ¿CÓMO PUEDE BENEFICIARLE A USTED EL REINO?

Una de las primeras cosas que necesitamos para ser súbditos del Reino de Dios es conocimiento. En una oración a Dios, Jesús dijo: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo” (Juan 17:3).

Conocer a Dios nos beneficia de muchas maneras. Veamos solo dos de ellas. En primer lugar, nos ayuda a cultivar una fe fuerte en Dios. Esa fe, basada en pruebas, nos convence de que el Reino de Dios es real y de que vendrá pronto (Hebreos 11:1). En segundo lugar, hace que amemos más a Dios y al prójimo. El amor a Dios nos motiva a obedecerlo de corazón, y el amor al prójimo nos impulsa a seguir el consejo de Jesús conocido como la Regla de Oro: “Así como quieren que los hombres les hagan a ustedes, háganles de igual manera a ellos” (Lucas 6:31).

Como todo buen padre, nuestro Creador desea lo mejor para nosotros. Quiere que disfrutemos de lo que la Biblia llama “la vida que realmente lo es” (1 Timoteo 6:19). Hoy en día, la vida no es vida. Para millones de personas, es una lucha constante. ¿Cómo será la vida de verdad? Veamos algunas de las cosas maravillosas que hará el Reino de Dios por la humanidad.

El Reino de Dios hará que nos sintamos seguros y que haya alimento para todos.