Ir al contenido

Ir al índice

El perdón puede apagar cualquier incendio.

 PARA LOS MATRIMONIOS

4. El perdón

4. El perdón

¿QUÉ IMPLICA?

Perdonar es pasar por alto una ofensa y no guardar rencor. Esto no quiere decir que se le tenga que quitar importancia a lo sucedido o fingir que no pasó.

PRINCIPIO BÍBLICO: “Continúen soportándose unos a otros y perdonándose liberalmente unos a otros si alguno tiene causa de queja contra otro” (Colosenses 3:13).

“Cuando amas a alguien, no te centras en sus defectos, sino en los esfuerzos que está haciendo para mejorar” (Aaron).

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Guardar rencor puede ser malo para su salud física y emocional, y además puede dañar su matrimonio.

“Una vez, mi esposo me pidió perdón por algo que me dolió mucho. Aunque me fue difícil perdonarlo, al final lo hice. Lo único que lamento es no haberlo perdonado antes. Nuestra relación no habría sufrido innecesariamente” (Julia).

¿QUÉ PUEDE HACER?

ANALÍCESE

Piense en lo siguiente cuando su cónyuge haga algo que lo lastime:

  • ¿Es usted demasiado sensible?

  • ¿Necesita que le pida disculpas, o puede sencillamente olvidarlo?

PARA HABLAR EN PAREJA

  • ¿Cuánto tardamos en perdonarnos?

  • ¿Qué podemos hacer para perdonarnos antes?

SUGERENCIAS

  • Cuando su cónyuge lo lastime, no piense que lo hizo a propósito.

  • Sea comprensivo con su cónyuge, recuerde que “todos tropezamos [o nos equivocamos] muchas veces” (Santiago 3:2).

“Es fácil perdonar cuando los dos tenemos la culpa, pero es más difícil cuando parece que solo uno de los dos es el culpable. Para aceptar una disculpa y perdonar a alguien, hay que ser muy humilde” (Kimberly).

PRINCIPIO BÍBLICO: “Ocúpate en arreglar prestamente los asuntos” (Mateo 5:25).

Guardar rencor puede ser malo para su salud física y emocional, y además puede dañar su matrimonio