Ir al contenido

Ir al índice

 EL PUNTO DE VISTA BÍBLICO

La guerra

La guerra

En la antigüedad, los israelitas pelearon guerras en el nombre de su Dios, Jehová. ¿Significa esto que Dios aprueba las guerras actuales?

¿Por qué iba a la guerra el antiguo Israel?

LO QUE DICE LA GENTE

 

Los israelitas adoraban a un dios de la guerra, sediento de sangre.

LO QUE DICE LA BIBLIA

 

Las naciones que Israel derrotó eran extremadamente violentas y tenían prácticas depravadas, como la bestialidad, el incesto y el sacrificio de niños. Durante siglos, Dios les dio la oportunidad de cambiar, pero finalmente dijo: “Por medio de todas estas cosas se han hecho inmundas las naciones que voy a enviar de delante de ustedes” (Levítico 18:21-25; Jeremías 7:31).

“Es por la iniquidad de estas naciones por lo que Jehová tu Dios las va a expulsar de delante de ti” (Deuteronomio 9:5).

¿Toma partido Dios en las guerras de hoy?

LO QUE USTED HABRÁ OBSERVADO

 

En muchas guerras y conflictos, los líderes religiosos de ambos bandos afirman que Dios está de su lado. “La religión siempre ha participado en todas las guerras de la historia”, afirma el libro The Causes of War.

LO QUE DICE LA BIBLIA

 

A los cristianos no se les permite pelear contra sus enemigos. El apóstol Pablo escribió a sus compañeros de creencia: “En cuanto dependa de ustedes, sean pacíficos con todos los hombres. No se venguen” (Romanos 12:18, 19).

En lugar de enviar a sus seguidores a pelear, Jesús les dijo: “Continúen amando a sus enemigos y orando por los que los persiguen; para que demuestren ser hijos de su Padre que está en los cielos” (Mateo 5:44, 45). Incluso cuando el país en el que viven entra en guerra, los cristianos deben permanecer neutrales, porque “no son parte del mundo” (Juan 15:19). Si Dios quiere que quienes lo adoran en todas las naciones amen a sus enemigos y sean neutrales, ¿cómo podría él apoyar hoy a cualquier bando de una guerra?

“Mi reino no es parte de este mundo. Si mi reino fuera parte de este mundo, mis servidores habrían peleado para que yo no fuera entregado a los judíos. Pero, como es el caso, mi reino no es de esta fuente” (Juan 18:36).

 ¿Acabarán algún día las guerras?

LO QUE DICE LA GENTE

 

La guerra es inevitable. El libro War and Power in the 21st Century afirma: “La guerra tiene futuro. No existe ninguna amenaza inminente de paz universal y permanente durante este siglo”.

LO QUE DICE LA BIBLIA

 

Dejará de haber guerras cuando nadie quiera pelear. Por eso, dentro de poco, el Reino de Dios —un gobierno real establecido en el cielo— llevará a cabo un desarme mundial y enseñará a la humanidad a vivir en paz. La Biblia nos garantiza que Dios “enderezará los asuntos respecto a poderosas naciones lejanas. Y tendrán que batir sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzarán espada, nación contra nación, ni aprenderán más la guerra” (Miqueas 4:3).

La Biblia enseña que, bajo el Reino de Dios, ya no existirán otros gobiernos peleando por defender sus propios intereses, ni leyes injustas que provoquen protestas ciudadanas ni el prejuicio que fomenta el odio racial. Como consecuencia, se acabarán las guerras. Dios promete: “No harán ningún daño ni causarán ninguna ruina [...]; porque la tierra ciertamente estará llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar” (Isaías 11:9).

“Hace cesar las guerras hasta la extremidad de la tierra. Quiebra el arco y verdaderamente corta en pedazos la lanza; quema los carruajes en el fuego” (Salmo 46:9).