Ir al contenido

Ir al índice

 EL PUNTO DE VISTA BÍBLICO

La cruz

La cruz

Para muchas personas, la cruz es el símbolo del cristianismo, pero no todas creen que deba llevarse puesta o colgarse en las casas o en las iglesias.

¿Murió Jesús en una cruz?

LO QUE DICE LA GENTE

 

Los romanos ejecutaron a Jesús en una cruz hecha de dos piezas de madera.

LO QUE DICE LA BIBLIA

 

A Jesús lo ejecutaron “colgándolo de un madero” (Hechos 5:30, Biblia de Jerusalén, 2009). Los escritores de la Biblia usaron dos términos para referirse al instrumento donde mataron a Jesús. Y ambas palabras se refieren a un solo pedazo de madera, no a dos. La palabra griega staurós “denota, primariamente, un palo o estaca derecha. Se clavaba en ellas [en estas estacas] a los malhechores para ejecutarlos”. * Y respecto a la palabra xýlon, empleada en Hechos 5:30, una obra explica que tanto este término como su equivalente en hebreo “no significan propiamente lo que nosotros entendemos por cruz, sino un simple madero”. *

La Biblia también relaciona el método de ejecución de Jesús con una ley del antiguo Israel. La ley decía: “En caso de que llegue a haber en un hombre un pecado que merezca la sentencia de muerte, y se le haya dado muerte, y lo hayas colgado en un madero, [...] cosa maldita de Dios es el que ha sido colgado” (Deuteronomio 21:22, 23). Refiriéndose a esa ley, el apóstol Pablo escribió que Jesús llegó a ser “una maldición en lugar de nosotros, porque está escrito: ‘Maldito es todo aquel que es colgado en un madero [xýlon]’” (Gálatas 3:13). Pablo, por tanto, indicó que Jesús murió en un simple poste de madera.

“Lo mataron colgándolo de un madero” (Hechos 10:39, Nueva Biblia Española).

 ¿Usaron los discípulos de Jesús la cruz para adorar a Dios o como símbolo del cristianismo?

LO QUE DICE LA BIBLIA

 

En ninguna parte de la Biblia se da a entender que los primeros cristianos utilizaran la cruz como símbolo religioso. Al contrario, eran los romanos de aquel tiempo quienes empleaban la cruz para representar a sus dioses. Más tarde, unos trescientos años después de la muerte de Jesús, el emperador romano Constantino adoptó la cruz como símbolo para su ejército, y después quedó ligada a la iglesia “cristiana”.

Puesto que los paganos usaban la cruz para adorar a sus dioses, ¿la habrían utilizado los discípulos de Jesús para adorar al Dios verdadero? En absoluto, ellos sabían que Dios nunca había aprobado que usaran “símbolo alguno” en su adoración y que los cristianos debían huir “de la idolatría” (Deuteronomio 4:15-19; 1 Corintios 10:14). “Dios es un espíritu”, invisible para los humanos. Por lo tanto, los primeros cristianos no empleaban objetos o símbolos visibles que los hicieran sentirse más cerca de Dios. Más bien, ellos adoraban a Dios “con espíritu”, es decir, guiados por su espíritu santo invisible, y “con verdad”, en armonía con la voluntad de Dios revelada en las Escrituras (Juan 4:24).

“Los verdaderos adoradores adorarán al Padre con espíritu y con verdad” (Juan 4:23).

¿Cómo deben los cristianos demostrar que respetan a Jesucristo?

LO QUE DICE LA GENTE

 

“Fue bastante lógico y natural que el instrumento de salvación se convirtiera en objeto de especial respeto y veneración. [...] El que adora una imagen adora a la persona que esa imagen representa” (New Catholic Encyclopedia).

LO QUE DICE LA BIBLIA

 

Los cristianos están en deuda con Jesús, pues gracias a su muerte pueden obtener el perdón de sus pecados, acercarse a Dios y recibir vida eterna (Juan 3:16; Hebreos 10:19-22). Pero no se les pide que demuestren su gratitud por este regalo llevando puesta una representación de Jesús o simplemente diciendo que creen en él. Al fin y al cabo, “la fe, si no tiene obras, está muerta” (Santiago 2:17). Los cristianos deben demostrar su fe en Jesús. ¿Cómo pueden hacerlo?

La Biblia dice que “el amor que el Cristo tiene nos obliga, porque esto es lo que hemos juzgado, que un hombre murió por todos; [...] para que los que viven no vivan ya para sí, sino para el que murió por ellos y fue levantado” (2 Corintios 5:14, 15). Esta impresionante demostración de amor obliga a los cristianos a cambiar su manera de vivir para seguir el ejemplo de Cristo. Así honran a Jesús mucho más que si usaran símbolos religiosos.

“Esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que contempla al Hijo y ejerce fe en él tenga vida eterna” (Juan 6:40).

^ párr. 8 W. E. Vine: Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo, Colombia: Caribe, 1999, p. 220.

^ párr. 8 René F. Rohrbacher: Historia universal de la Iglesia Católica, Madrid: Casa editorial de San Francisco de Sales, p. 541, nota.