Ir al contenido

Ir al índice

 ¿CASUALIDAD O DISEÑO?

El ciclo vital de la cigarra periódica

El ciclo vital de la cigarra periódica

LAS cigarras son unos insectos parecidos a los saltamontes. Viven en todos los continentes, excepto en la Antártida. Sin embargo, solo en el noreste de Estados Unidos viven las cigarras periódicas, que por mucho tiempo han fascinado a los biólogos.

Piense en lo siguiente: Millones de cigarras periódicas aparecen de repente en primavera solo unas semanas. En ese corto período salen al aire libre, cambian la piel, cantan ensordecedoramente, vuelan, se aparean y mueren. Aunque parezca extraño, la siguiente generación no aparecerá hasta dentro de trece o diecisiete años, dependiendo de la especie. ¿Qué hacen estos insectos durante todos esos años?

Para responder a esta pregunta, hay que entender su fascinante ciclo vital. Una semana después de aparecer, las cigarras adultas se aparean, y la hembra pone entre 400 y 600 huevos en el interior de las ramas de los árboles. Poco después mueren. En las siguientes semanas, los huevos eclosionan, y las larvas caen al suelo, se meten bajo tierra y ahí continúan viviendo. Por años, estas absorben los fluidos de las raíces de arbustos y árboles. Trece o diecisiete años después, una nueva generación de cigarras adultas saldrá de la tierra para repetir el ciclo.

Según la revista Nature, el intrincado ciclo vital de estas cigarras “ha desconcertado a los científicos durante siglos. [...] Incluso en la actualidad, los entomólogos tratan de comprender cómo ha evolucionado el peculiar ciclo vital de este insecto”. No existe otro caso similar en todo el reino animal.

¿Qué le parece? ¿Es el ciclo vital de la cigarra periódica resultado de la evolución o del diseño?