Ir al contenido

Ir al índice

Enseñemos la verdad

Enseñemos la verdad

“Jehová, [...] la sustancia de tu palabra es verdad” (SAL. 119:159, 160).

CANCIONES: 29, 53

1, 2. a) ¿A qué labor dedicó Jesús su vida, y por qué? b) ¿Qué debemos hacer para ser buenos “colaboradores de Dios”?

JESUCRISTO fue carpintero y también ministro de las buenas nuevas (Mar. 6:3; Rom. 15:8). Ambas tareas las realizó a la perfección. Por un lado, aprendió a manejar las herramientas de carpintero para hacer con madera objetos útiles. Y por otro usó con habilidad su profundo conocimiento de las Escrituras para ayudar a la gente a comprender las verdades de la Palabra de Dios (Mat. 7:28; Luc. 24:32, 45). Cuando tenía 30 años, dejó a un lado el oficio de carpintero para dedicar su vida a proclamar el mensaje del Reino. Sabía que esa era su labor más importante, pues dijo que era una razón por la que Dios lo envió a la Tierra (Mat. 20:28; Luc. 3:23; 4:43). Hizo de la predicación el centro de su vida y quiso que los demás hicieran lo mismo (Mat. 9:35-38).

2 La mayoría de nosotros no somos carpinteros, pero todos somos ministros de las buenas nuevas. Esta labor es tan importante que hasta Dios participa en ella. De hecho, la Biblia dice que “somos colaboradores de Dios” (1 Cor. 3:9; 2 Cor. 6:4). Sabemos que la verdad es la propia sustancia o esencia de la palabra de Dios (Sal. 119:159, 160). Por eso, nos aseguramos de manejar “la palabra de la verdad correctamente” en nuestro ministerio (lea 2 Timoteo 2:15). Con ese fin, debemos esforzarnos por ser cada vez más hábiles al usar la Biblia, que es nuestra herramienta principal para enseñar la verdad sobre Jehová, Jesús y el  Reino. Para ayudarnos a tener buenos resultados, la organización de Jehová ha escogido otras herramientas que debemos conocer bien y que forman parte de lo que llamamos el kit de enseñanza.

3. a) ¿En qué debemos centrarnos durante el poco tiempo que le queda a este mundo? b) Según Hechos 13:48, ¿a quiénes debemos buscar?

3 Quizás nos preguntemos por qué se llama kit de enseñanza y no kit de predicación. La razón es que, cuando hablamos de predicar, nos referimos a dar el mensaje. Pero, cuando hablamos de enseñar, nos referimos a explicar el mensaje para que la persona lo entienda y se sienta motivada a poner en práctica lo que aprende. Durante el poco tiempo que le queda a este mundo, debemos centrarnos en comenzar cursos bíblicos y enseñar la verdad. Esto implica buscar con empeño a los que tienen la actitud correcta para obtener la vida eterna y ayudarlos a hacerse siervos de Jehová (lea Hechos 13:44-48).

4. ¿Cómo podemos encontrar a los que están “correctamente dispuestos para vida eterna”?

4 ¿Cómo podemos encontrar a los que están “correctamente dispuestos para vida eterna”? Igual que en el siglo primero, la única manera es predicando. Por tanto, tenemos que seguir las instrucciones de Jesús: “En cualquier ciudad o aldea que entren, busquen hasta descubrir quién en ella es merecedor” (Mat. 10:11). Sabemos que no aceptarán el mensaje las personas que no son sinceras, que son orgullosas o que no tienen interés por lo espiritual. Buscamos a las que son sinceras y humildes, y están sedientas de la verdad. Pongamos un ejemplo. Cuando Jesús trabajaba de carpintero, seguramente buscaba la madera adecuada para hacer cosas como muebles, puertas y yugos. Cuando la encontraba, usaba con habilidad sus herramientas para fabricar los objetos. Pues bien, nosotros debemos hacer algo parecido: primero tenemos que buscar a las personas de buen corazón, y entonces podemos usar con habilidad las herramientas para hacer discípulos (Mat. 28:19, 20).

5. Explique con un ejemplo qué debemos saber sobre cada herramienta de nuestro kit (vea las fotos del principio).

5 Cada herramienta tiene un uso específico. Por ejemplo, pensemos en los utensilios de carpintero que Jesús tal vez usaba. * Unos servían para medir o marcar la madera; otros, para cortarla, agujerearla o darle forma, y otros, para nivelar, alinear o unir las piezas. De modo parecido, cada herramienta de nuestro kit de enseñanza tiene un uso específico. Como todas son muy importantes, veamos cómo podemos utilizarlas.

HERRAMIENTAS PARA PRESENTARNOS

6, 7. a) ¿Cómo ha usado usted las tarjetas de contacto? b) ¿Para qué dos cosas sirve la invitación para las reuniones de congregación?

6 Las tarjetas de contacto. Estas son herramientas pequeñas pero muy útiles que podemos usar para presentarnos a las personas y dirigirlas a nuestro sitio de Internet. Allí, pueden encontrar más información sobre nosotros e incluso pedir un curso bíblico. Hasta ahora, más de cuatrocientas mil personas han solicitado a través de jw.org estudiar la Biblia. ¡Y cada día lo solicitan cientos más! ¿Por qué no llevamos siempre algunas tarjetas con nosotros? Así podremos aprovechar cualquier oportunidad para dar testimonio durante nuestras actividades diarias.

7 Las invitaciones. La invitación para las reuniones de congregación sirve para dos cosas. Le dice a la persona: “Lo invitamos a estudiar la Biblia con los testigos de  Jehová”. Luego, le indica que puede hacerlo en nuestras reuniones o con un curso personalizado. Por tanto, esta herramienta no solo sirve para presentarnos, sino también para invitar a “los que tienen conciencia de su necesidad espiritual” a estudiar la Biblia con nosotros (Mat. 5:3). Por supuesto, toda persona es bien recibida en nuestras reuniones, aunque no haya aceptado un curso bíblico. Si asiste, verá cuánto puede aprender sobre la Biblia.

8. ¿Por qué es importante que las personas asistan a nuestras reuniones al menos una vez? Ponga un ejemplo.

8 Es importante que sigamos invitando a las personas a que asistan a nuestras reuniones al menos una vez. ¿Por qué? Porque así verán que, a diferencia de las religiones falsas, los testigos de Jehová enseñamos la verdad de la Biblia y ayudamos a las personas a conocer a Dios (Is. 65:13). Eso fue lo que les pasó hace unos años a Ray y Linda, un matrimonio de Estados Unidos. Creían en Dios y sentían la necesidad de ir a la iglesia para conocerlo mejor. Así que decidieron visitar una por una todas las iglesias de su ciudad. Había decenas de iglesias y muchas religiones. Desde el principio, decidieron que para quedarse en una iglesia tenían que darse dos condiciones. Primero, que aprendieran algo durante el servicio religioso. Y, segundo, que los feligreses vistieran como se espera de quien afirma representar a Dios. Después de varios años, habían visitado todas las iglesias de la ciudad y estaban muy decepcionados porque no habían aprendido nada y los feligreses no vestían de manera digna. Cuando salieron de la última iglesia de la lista que hicieron, Linda se fue a trabajar y Ray regresó a su casa. Mientras iba de camino, él pasó por un Salón del Reino y pensó: “¿Por qué no entro y veo qué hacen?”. Como era de esperar, quedó encantado. Todos los asistentes fueron amables e iban vestidos de manera apropiada. Ray se sentó en la primera fila y disfrutó mucho de lo que aprendió. Fue como dijo el apóstol Pablo sobre la persona que asiste por primera vez a una reunión cristiana y afirma: “Dios verdaderamente está entre ustedes” (1 Cor. 14:23-25). De ahí en adelante, Ray empezó a ir todos los domingos y luego a todas las reuniones de entre semana. Linda empezó a acompañarlo. Y, con más de 70 años, los dos aceptaron un curso bíblico y se bautizaron.

HERRAMIENTAS PARA EMPEZAR CONVERSACIONES

9, 10. a) ¿Por qué son fáciles de usar los tratados? b) Explique cómo podemos usar el tratado ¿Qué es el Reino de Dios?

9 Los tratados. Tenemos ocho tratados, que son fáciles de utilizar y muy efectivos para empezar conversaciones. Desde que comenzaron a publicarse, en el 2013, se han impreso unos cinco mil millones de ejemplares. Lo bueno que tienen es que, cuando aprendemos a usar uno, ya sabemos usar los demás, pues el formato es el mismo para todos. ¿Cómo podemos emplearlos para iniciar conversaciones?

10 Supongamos que decidimos usar el tratado ¿Qué es el Reino de Dios? Podemos enseñarle a la persona la portada y decirle: “¿Se ha preguntado alguna vez qué es el Reino de Dios? ¿Cuál de estas tres opciones diría que es la correcta?”. Sin decirle si respondió bien o mal, pasemos a la siguiente página, mostremos la sección “Lo que dice la Biblia” y leamos Daniel 2:44 e Isaías 9:6, que están copiados. Si es posible, sigamos con la conversación. Por último, mostremos la pregunta que aparece en la parte de atrás, bajo el encabezado “Pregúntese”: “¿Cómo será la vida bajo el Reino de Dios?”. Así pondremos  la base para la siguiente conversación. Cuando volvamos a hablar con la persona, podemos hacer referencia a la lección 7 del folleto Buenas noticias de parte de Dios, que es una de nuestras herramientas para comenzar cursos bíblicos.

HERRAMIENTAS PARA DESPERTAR EL INTERÉS

11. ¿Para qué están pensadas nuestras revistas, y qué tenemos que saber sobre ellas?

11 Las revistas. La Atalaya y ¡Despertad! son las revistas más traducidas y de mayor circulación del planeta. Como se leen en tantos países, los temas de portada se eligen para llamar la atención de personas de todo el mundo. Debemos usarlas para despertar el interés de la gente en lo que de verdad importa en la vida actual. Ahora bien, a fin de dejarlas en las manos adecuadas, tenemos que saber para qué tipo de persona está hecha cada revista.

12. a) ¿Para quiénes está hecha la revista ¡Despertad!, y cuál es su objetivo? b) ¿Qué buenas experiencias ha tenido usted últimamente con esta herramienta?

12 La revista ¡Despertad! está hecha para personas que saben poco o nada de la Biblia. Tal vez no conozcan las enseñanzas cristianas, desconfíen un poco de la religión o no sepan que la Biblia contiene consejos prácticos para su vida. Uno de los principales objetivos de esta revista es convencer al lector de que Dios existe (Rom. 1:20; Heb. 11:6). También trata de ayudarlo a tener fe en que la Biblia realmente es la Palabra de Dios (1 Tes. 2:13). Los tres títulos de portada para el año 2018 son “El camino de la felicidad”, “12 claves para una familia feliz” y “Ayuda para quienes están de duelo”.

13. a) ¿Para qué tipo de personas está hecha la edición para el público de La Atalaya? b) ¿Qué buenas experiencias ha tenido usted últimamente con esta herramienta?

13 La edición para el público de La Atalaya explica las enseñanzas bíblicas a personas que sienten cierto respeto hacia Dios y su Palabra. Puede que tengan algún conocimiento de la Biblia, pero no comprenden bien lo que esta enseña (Rom. 10:2; 1 Tim. 2:3, 4). Los tres títulos de portada para el año 2018 responden estas preguntas: “¿Sigue siendo útil la Biblia?”, “¿Qué encierra el futuro?” y “¿Piensa Dios en usted?”.

HERRAMIENTAS PARA MOTIVAR A ACTUAR

14. a) ¿Para qué sirven los cuatro videos del kit de enseñanza? b) ¿Qué buenas experiencias ha tenido usted al usar estos videos?

14 Los videos. En tiempos de Jesús, los carpinteros solo tenían herramientas manuales, pero hoy también tienen herramientas eléctricas, como la sierra mecánica, el taladro, la lijadora y la clavadora. De modo parecido, además de las publicaciones impresas, ahora tenemos excelentes videos. Cuatro de ellos forman parte del kit de enseñanza: ¿Por qué estudiar la Biblia?, ¿Cómo son nuestros cursos bíblicos?, ¿Cómo son nuestras reuniones?¿Quiénes somos los testigos de Jehová? Los que duran menos de dos minutos pueden usarse en la primera conversación. Y los que duran más pueden usarse para hacer revisitas y para quienes disponen de más tiempo. Estas valiosas herramientas pueden motivar a las personas a aceptar un curso bíblico y a asistir a las reuniones.

15. Mencione algún ejemplo que muestre el efecto que puede tener en una persona ver los videos en su idioma.

15 Veamos el efecto que tienen los videos en las personas. Una hermana encontró a una mujer que se había mudado desde Micronesia y le mostró el video ¿Por qué estudiar la Biblia? en su primer idioma, el yapés. Cuando el video comenzó, la  mujer exclamó: “¡No lo puedo creer, está en mi idioma! El señor que habla en el video tiene el acento de mi isla. ¡Habla mi idioma!”. Después, dijo que leería y vería todo lo que aparece en jw.org en yapés (compare con Hechos 2:8, 11). También está el caso de una hermana de Estados Unidos que le envió a su sobrino, que vive en otro país, el enlace para que viera el mismo video en su idioma. Después de verlo, él le dijo en un correo electrónico: “Lo que más me llamó la atención fue la parte que explica que un ser poderoso y malvado controla el mundo. Solicité un curso bíblico”. Vive en un país en el que nuestra obra está restringida.

HERRAMIENTAS PARA ENSEÑAR LA VERDAD

16. Explique para qué sirve cada uno de estos folletos: a) Escuche a Dios y vivirá para siempre. b) Buenas noticias de parte de Dios. c) ¿Quiénes hacen la voluntad de Jehová en nuestros días?

16 Los folletos. Si una persona no sabe leer bien o si no existen publicaciones bíblicas en su idioma, ¿cómo podemos enseñarle la verdad? Tenemos una herramienta ideal: el folleto Escuche a Dios y vivirá para siempre. * Otra magnífica herramienta para comenzar cursos bíblicos es el folleto Buenas noticias de parte de Dios. Podemos enseñarle a la persona los 14 temas que aparecen en la última página, preguntarle cuál le interesa más y comenzar estudiando esa lección. ¿Hemos probado este sistema en nuestras revisitas? El tercer folleto del kit de enseñanza es ¿Quiénes hacen la voluntad de Jehová en nuestros días? Está preparado para dirigir a los estudiantes a la organización. Para saber cómo usarlo, podemos consultar el número de marzo de 2017 de la Guía de actividades para la reunión Vida y Ministerio Cristianos.

17. a) ¿Para qué sirve cada libro de estudio? b) ¿Qué deben hacer todos los que se bautizan, y por qué?

17 Los libros. Si comenzamos un curso bíblico con un folleto, podemos cambiar en cualquier momento al libro ¿Qué nos enseña la Biblia? Gracias a esta herramienta, el estudiante aprenderá más de las enseñanzas bíblicas fundamentales. Si el estudiante termina el libro y está progresando en sentido espiritual, pasaremos al libro Continúe en el amor de Dios. Este le enseñará a poner en práctica los principios bíblicos en su vida diaria. Recordemos que todo estudiante debe acabar los dos libros aunque se bautice antes de terminarlos. De esta manera, tendrá un buen fundamento en la verdad (lea Colosenses 2:6, 7).

18. a) Según 1 Timoteo 4:16, ¿qué tenemos que hacer, y cuál será el resultado? b) ¿Con qué objetivo debemos usar nuestro kit de enseñanza?

18 Los testigos de Jehová tenemos que proclamar el mensaje de la verdad que puede llevar a las personas a tener vida eterna (Col. 1:5; lea 1 Timoteo 4:16). Para ayudarnos a hacerlo, hemos recibido un kit de enseñanza con todo lo necesario (vea el recuadro “ El kit de enseñanza”). Usémoslo lo mejor posible. Cada publicador puede decidir qué herramienta usar y cuándo hacerlo. Pero recordemos que nuestro objetivo no es repartir publicaciones. Tampoco debemos dejárselas a personas que no demuestran interés en el mensaje. Nuestro objetivo es que quienes están “correctamente dispuestos para vida eterna”, aquellos que son sinceros y humildes, y están sedientos de la verdad, lleguen a ser discípulos de Cristo (Hech. 13:48; Mat. 28:19, 20).

^ párr. 5 Vea el artículo “El oficio de carpintero” y el recuadro “La caja de herramientas”, de La Atalaya del 1 de agosto de 2010.

^ párr. 16 Para quien no sabe leer, tenemos el folleto Escuche a Dios, que contiene sobre todo dibujos.