Ir al contenido

Ir al índice

 ARTÍCULO DE ESTUDIO 10

“¿Qué me impide bautizarme?”

“¿Qué me impide bautizarme?”

“Ambos bajaron al agua, tanto Felipe como el eunuco; y él lo bautizó” (HECH. 8:38).

CANCIÓN 52 La dedicación cristiana

AVANCE *

1. ¿Cuáles fueron las consecuencias de la decisión que tomaron Adán y Eva?

¿QUIÉN crees que debe decidir lo que está bien y lo que está mal? Cuando Adán y Eva comieron del árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo, dejaron claro que no confiaban en Jehová ni en sus normas. Decidieron elegir por sí mismos lo que está bien o mal (Gén. 3:22). Pero ¿cuáles fueron las consecuencias? Perdieron su amistad con Jehová y la oportunidad de vivir para siempre. Además, les transmitieron a sus descendientes el pecado y la muerte (Rom. 5:12). Su decisión solo ha provocado sufrimiento.

Después de aceptar a Jesús, el eunuco etíope quiso bautizarse lo antes posible. (Mira los párrafos 2 y 3).

2, 3. a) ¿Qué hizo el eunuco etíope cuando Felipe le predicó? b) ¿Qué bendiciones recibimos cuando nos bautizamos? c) ¿Qué preguntas vamos a responder?

2 Hay una enorme diferencia entre lo que Adán y Eva hicieron y lo que el eunuco etíope hizo cuando Felipe le predicó. Este hombre estaba tan agradecido por lo que Jehová y Jesús habían hecho por él que se bautizó de inmediato (Hech. 8:34-38). En nuestro caso, cuando le dedicamos la vida a Dios y, como el etíope, nos bautizamos, dejamos claro que agradecemos lo que Jehová y Jesús han hecho por nosotros. Además, demostramos que confiamos en Jehová y que aceptamos que es el único que tiene el derecho de decidir lo que está bien y lo que está mal.

3 Piensa en las bendiciones que recibimos cuando servimos  a Jehová. Para comenzar, tenemos la posibilidad de que él nos conceda todo lo que Adán y Eva perdieron, como la oportunidad de vivir para siempre. Por nuestra fe en Jesucristo, Dios nos perdona los pecados y nos da una conciencia limpia (Mat. 20:28; Hech. 10:43). Además, llegamos a formar parte de la gran familia de siervos de Jehová, que cuentan con su aprobación y esperan un futuro maravilloso (Juan 10:14-16; Rom. 8:20, 21). Pese a que todos estos beneficios son obvios, algunos que ya conocen a Jehová dudan entre seguir el ejemplo del eunuco etíope o no. ¿Qué obstáculos les impiden bautizarse? Y ¿cómo pueden vencerlos?

OBSTÁCULOS QUE IMPIDEN A ALGUNOS BAUTIZARSE

Obstáculos que algunos deben vencer para llegar a bautizarse.

La falta de confianza (mira los párrafos 4 y 5). *

4, 5. ¿Qué problemas tenían Avery y Hannah?

4 La falta de confianza. Los padres de un joven llamado Avery son testigos de Jehová. El padre tiene una reputación excelente como padre y como anciano. Aun así, Avery estaba retrasando la decisión de bautizarse. Cuenta: “Pensaba que no lograría estar a la altura de la reputación de mi padre”. Además, Avery creía que no sería capaz de atender las responsabilidades que tal vez le dieran en el futuro. Reconoce: “Me preocupaba que me pidieran orar en público, presentar discursos o sacar el grupo de predicación”.

5 Hannah, de 18 años, era una joven muy insegura. Aunque se crió en una familia de testigos de Jehová, tenía una autoestima tan baja que le parecía que no podría vivir según las normas divinas. A veces, se sentía tan mal que se autolesionaba, y esto empeoraba las cosas. Dice: “No le conté a nadie lo que hacía, ni siquiera a mis padres. Pensaba que Jehová nunca me aceptaría por lo que me hacía a mí misma”.

La influencia de los amigos (mira el párrafo 6). *

6. ¿Por qué no se bautizaba Vanessa?

6 La influencia de los amigos. Vanessa, de 22 años, recuerda: “Tenía una muy buena amiga a la que conocía desde hacía casi diez años”. Pero esta amiga no estaba interesada en sus creencias y no la apoyaba en su meta de bautizarse, y eso le dolía. Explica: “Me costaba mucho hacer amigos y tenía miedo de que, si cortaba mi amistad con ella, nunca encontraría otra amiga así”.

El miedo a cometer un pecado grave (mira el párrafo 7). *

7. ¿De qué tenía miedo Makayla, y por qué?

7 El miedo a cometer un pecado grave. Makayla tenía cinco años cuando su  hermano fue expulsado. Con el tiempo, fue viendo cuánto afectaban a sus padres las acciones de su hermano. Dice: “Tenía miedo de bautizarme, cometer un pecado, que me expulsaran y hacer sufrir todavía más a mis padres”.

El miedo a la oposición (mira el párrafo 8). *

8. ¿Qué miedo tenía Miles?

8 El miedo a la oposición. Veamos el caso de un joven llamado Miles. Su padre y su madrastra son Testigos, pero su madre no. Miles explica: “Viví con mi madre dieciocho años. No me atrevía a decirle que me quería bautizar. Recordaba cómo reaccionó cuando mi padre se hizo Testigo. Me daba miedo que me hiciera la vida imposible”.

CÓMO PUEDES VENCER LOS OBSTÁCULOS

9. ¿Qué es probable que pase cuando aprendas lo paciente y amoroso que es Jehová?

9 Adán y Eva decidieron no servir a Jehová porque no llegaron a sentir un intenso amor por él. A pesar de todo, Dios permitió que vivieran lo suficiente como para tener hijos y que decidieran por sí mismos cómo criarlos. Los resultados de que se independizaran de Jehová no tardaron en demostrar que Adán y Eva habían sido muy insensatos. Su hijo mayor asesinó a su hermano y, con el tiempo, la humanidad se volvió violenta y egoísta (Gén. 4:8; 6:11-13). No obstante, Jehová contaba con un medio para salvar a todos los descendientes de Adán y Eva que desearan servirle (Juan 6:38-40, 57, 58). Qué paciente y amoroso es Jehová, ¿verdad? Al ir aprendiendo más sobre ello, es probable que lo ames cada vez más. No querrás cometer el mismo error que Adán y Eva, sino que desearás dedicarle tu vida a Dios.

Cómo puedes vencer estos obstáculos.

(Mira los párrafos 9 y 10). *

10. ¿Por qué meditar en Salmo 19:7 puede ayudarte a servir a Jehová?

10 Sigue aprendiendo sobre Jehová. Mientras más lo conozcas, más confiarás en que puedes servirle. Avery dice que le dio mucha confianza investigar sobre lo que dice Salmo 19:7 (léelo) y meditar en ello. Cuando vio cómo se cumplían  esas palabras en su vida, su amor por Jehová se hizo más fuerte. Este amor no solo alimenta nuestra confianza, sino que nos ayuda a centrarnos en Jehová y en lo que él desea. Hannah explica al respecto: “Gracias a mi lectura y estudio personal de la Biblia, entendí que cuando me hago daño también le hago daño a Jehová” (1 Ped. 5:7). Ella se esforzó por hacer lo que dice la Palabra de Dios (Sant. 1:22). ¿Cuál fue el resultado? Ella misma cuenta: “Cuando vi los beneficios de obedecer a Jehová, mi amor por él se hizo más intenso. Ahora estoy segura de que él siempre me guiará cuando necesite su ayuda”. Hannah logró superar el impulso de lastimarse, le dedicó su vida a Jehová y se bautizó.

(Mira el párrafo 11). *

11. a) ¿Cómo logró Vanessa hacer buenos amigos? b) ¿Qué nos enseña este ejemplo?

11 Elige bien a tus amigos. Vanessa se dio cuenta con el tiempo de que su amiga le estaba impidiendo servir a Jehová. Así que cortó esa amistad. Pero eso no fue todo: se esforzó por hacer amigos en la congregación. Ella dice que el ejemplo de Noé y su familia la ayudó: “Estaban rodeados de gente que no amaba a Jehová, así que disfrutaban de buena compañía entre ellos”. Después de bautizarse, se hizo precursora. Ahora cuenta: “Esto me ha ayudado a hacer buenos amigos, no solo en mi congregación, sino en otras”. Tú también puedes conseguir buenos amigos si te esfuerzas por participar al máximo en la obra que Jehová nos ha mandado hacer (Mat. 24:14).

(Mira los párrafos 12 a 15). *

12. ¿Qué tipo de temor no tuvieron Adán y Eva, y cuáles fueron las consecuencias?

12 Lucha contra tus miedos, pero teme a Dios. No todos los temores son malos. Por ejemplo, es bueno que sintamos temor de hacer algo que desagrade a Jehová (Sal. 111:10). Si Adán y Eva hubieran tenido este tipo de temor, no se habrían rebelado contra él. Pero cuando lo hicieron “se les abrieron los ojos”, es decir, comprendieron con claridad que eran pecadores. Les transmitirían a sus  descendientes el pecado y la muerte. Como vieron o entendieron la situación en la que se encontraban, les dio vergüenza estar desnudos y se taparon (Gén. 3:7, 21).

13, 14. a) Según 1 Pedro 3:21, ¿por qué no debemos tener terror a la muerte? b) ¿Qué razones tenemos para amar a Jehová?

13 Es bueno que sintamos temor de desagradar a Jehová. Lo que no debemos tener es terror a la muerte. ¿Por qué no? Porque Dios nos ha dado el medio para vivir para siempre. Si cometemos un pecado pero nos arrepentimos de corazón, él nos perdonará por nuestra fe en el sacrificio de su Hijo. Una de las principales formas de demostrar esa fe es dedicándole nuestra vida y bautizándonos (lea 1 Pedro 3:21).

14 Tenemos muchas razones para amar a Jehová. Además de suministrarnos cosas buenas todos los días, nos enseña la verdad sobre él y su propósito (Juan 8:31, 32). Nos ha dado la congregación cristiana para guiarnos y apoyarnos. Nos ayuda con los problemas que nos cargan en la actualidad y nos ofrece la esperanza de vivir para siempre en condiciones perfectas en el futuro (Sal. 68:19; Rev. 21:3, 4). Cuando meditamos en todo lo que ya ha hecho para demostrarnos su amor, llegamos a quererlo tanto que tememos herirlo. Ese es el tipo de temor que debemos tener.

15. ¿Cómo venció Makayla su miedo a cometer un pecado grave?

15 Makayla venció el miedo a cometer un pecado grave cuando comprendió que Jehová siempre está dispuesto a perdonar. Dice: “Me di cuenta de que todos somos imperfectos y cometemos errores. Pero también entendí que Jehová nos ama y nos perdona gracias al rescate”. Su amor por Jehová la motivó a dedicarle su vida y bautizarse.

(Mira el párrafo 16). *

16. ¿Qué ayudó a Miles a vencer su miedo a la oposición?

16 Miles, que tenía miedo de que su madre estuviera en contra de que se bautizara, le pidió ayuda al superintendente de circuito. Cuenta: “Él se había criado igual que yo, pues su madre tampoco era Testigo. Me ayudó a pensar en lo que podía decirle a mi madre para convencerla de que la decisión de bautizarme era mía y de que mi padre no me estaba presionando”. La madre de Miles no reaccionó bien. Al final, él tuvo que irse de la casa para cumplir con su decisión de bautizarse. Añade: “Me conmovió aprender sobre lo bueno que Jehová ha hecho por mí. Al reflexionar en el sacrificio de Jesús, comprendí cuánto me ama Jehová. Eso me impulsó a dedicarle mi vida y bautizarme”.

 CUMPLE CON TU DECISIÓN

Podemos demostrar que agradecemos lo que Dios ha hecho por nosotros. (Mira el párrafo 17).

17. ¿Qué oportunidad tenemos todos?

17 Cuando Eva comió del fruto de aquel árbol en el jardín de Edén, rechazó a su Padre. Y, cuando Adán también lo hizo, mostró una descarada falta de gratitud por todo lo que Jehová había hecho por él. Todos tenemos la oportunidad de demostrar cuánto nos desagrada la decisión que ellos tomaron. Al bautizarnos, le mostramos a Jehová que creemos que él tiene la autoridad de decidir lo que está bien y lo que está mal. También le demostramos que lo amamos y que confiamos en él.

18. ¿Qué debes hacer para que te vaya bien en tu servicio a Jehová?

18 Después de bautizarnos, debemos seguir a diario las normas de Jehová, no las nuestras. Es cierto que no es fácil, pero millones de personas lo hacen todos los años. Tú puedes ser como ellas. Para lograrlo, sigue profundizando tu comprensión de la Biblia, ten la costumbre de pasar tiempo con los hermanos y háblales a los demás con entusiasmo de lo que has aprendido sobre tu cariñoso Padre celestial (Heb. 10:24, 25). Y, cuando tomes decisiones, escucha los consejos que Jehová te da mediante su Palabra y su organización (Is. 30:21). Entonces, te irá bien en la vida (Prov. 16:3, 20).

19. ¿Qué debes recordar siempre, y por qué?

19 Si siempre recuerdas cuánto te beneficia la guía de Jehová, tu amor por él y por sus normas crecerá. Entonces, nada de lo que Satanás te ofrezca hará que dejes de servir a Dios. Dentro de mil años, cuando pienses en tu bautismo, dirás: “Fue la mejor decisión de mi vida”.

CANCIÓN 28 Cómo hacernos amigos de Jehová

^ párr. 5 La decisión más importante que puedes tomar es si te bautizarás o no. ¿Por qué es tan importante? Este artículo ofrecerá la respuesta. Además, ayudará a los que están pensando en si bautizarse o no a vencer algunos obstáculos que tal vez les impidan dar este paso.

^ párr. 56 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Falta de confianza: Un joven no se atreve a comentar.

^ párr. 58 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Amigos: Una joven se avergüenza de ver a unas hermanas mientras va con otra joven, que no es una buena influencia.

^ párr. 60 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Pecar: Cuando su hermano es expulsado y se va de casa, una joven siente miedo de cometer un pecado.

^ párr. 62 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Oposición: Un joven ora nervioso delante de su madre, que no es Testigo.

^ párr. 65 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Falta de confianza: Un joven se esfuerza por estudiar más.

^ párr. 67 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Amigos: Una joven aprende a estar orgullosa de ser Testigo.

^ párr. 69 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Pecar: Una joven llega a amar la verdad y se bautiza.

^ párr. 71 DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN. Oposición: Un joven explica con valor sus creencias a su madre, que no es Testigo.