Ir al contenido

Ir al índice

Jóvenes, pueden tener una vida plena y feliz

Jóvenes, pueden tener una vida plena y feliz

“Me harás conocer la senda de la vida” (SAL. 16:11).

CANCIONES: 133, 89

1, 2. ¿Cómo demuestra la experiencia de Tony que es posible hacer cambios en la vida?

TONY era un adolescente que se crió sin su padre y era muy mal estudiante. Hasta estaba pensando en abandonar los estudios. Se pasaba los fines de semana con los amigos o en el cine. No era violento ni consumía drogas, pero no tenía ningún propósito en la vida y dudaba de que Dios existiera. Entonces, conoció a un matrimonio de Testigos y les habló de sus dudas y preguntas. Ellos le dieron los folletos El origen de la vida y ¿Es la vida obra de un Creador?

2 Cuando la pareja volvió, Tony era otro. Había estudiado los folletos con tantas ganas que los tenía arrugados y con las esquinas dobladas. Tony les dijo: “Dios tiene que existir”. Aceptó estudiar la Biblia y poco a poco cambió su forma de ver la vida. Además, se convirtió en uno de los mejores estudiantes de su escuela. Incluso el director estaba sorprendido. Le dijo: “Has mejorado muchísimo tu actitud y tus notas. ¿Es porque estás estudiando con los testigos de Jehová?”. Tony le dijo que sí y le contó lo que estaba aprendiendo. Finalmente, se graduó de la escuela media superior y hoy es precursor regular y siervo ministerial.  Además, se siente feliz porque ahora tiene un Padre maravilloso, Jehová (Sal. 68:5).

OBEDECE A JEHOVÁ Y TE IRÁ BIEN EN LA VIDA

3. ¿Qué consejo les da Jehová a los jóvenes?

3 El caso de Tony nos recuerda que Jehová se interesa mucho por los jóvenes. Él quiere que disfrutes de una vida plena y feliz. Por eso, te da este consejo: “Acuérdate, ahora, de tu Magnífico Creador en los días de tu juventud” (Ecl. 12:1, nota). En el mundo de hoy, hacer esto no siempre es fácil, pero tampoco es imposible. Con la ayuda de Jehová, puedes lograr que te vaya bien, no solo mientras eres joven, sino durante toda tu vida. Para ayudarnos a entender mejor esto, veamos qué ayudó a los israelitas a conquistar la Tierra Prometida y qué le dio a David las fuerzas para derrotar al gigante Goliat.

4, 5. Al analizar lo que ayudó a los israelitas a conquistar la Tierra Prometida y lo que ayudó a David a derrotar a Goliat, ¿qué aprendemos? (Mira los dibujos del principio).

4 Cuando los israelitas estaban a punto de entrar en la Tierra Prometida, Dios no les mandó que se entrenaran para ser mejores soldados ni para ir a la guerra (Deut. 28:1, 2). Más bien, les aconsejó que obedecieran sus mandatos y confiaran en él (Jos. 1:7-9). Desde el punto de vista humano, ese consejo no tenía ningún sentido. Pero fue el mejor consejo para ellos, pues con la ayuda de Jehová derrotaron a los cananeos una y otra vez (Jos. 24:11-13). Claro, para obedecer a Dios hay que tener fe. Si tenemos esa fe, siempre nos irá bien. Esto sigue siendo tan cierto hoy como en el pasado.

5 Goliat era un poderoso guerrero que medía casi tres metros (9,5 pies). Además, iba muy bien armado (1 Sam. 17:4-7). Por otro lado, David solo llevaba dos cosas: una honda y su fe en Jehová. Para quienes no tenían fe, David debía de parecer un tonto. Pero estaban muy equivocados: el único tonto era Goliat (1 Sam. 17:48-51).

6. ¿De qué hablaremos en este artículo?

6 El artículo anterior analizó cuatro cosas que contribuyen a que nos sintamos felices y satisfechos: atender nuestras necesidades espirituales, hacer buenos amigos que amen a Jehová, ponernos metas que valgan la pena y valorar la libertad que Dios nos da. En este artículo, hablaremos más de estas cosas analizando varios principios que encontramos en el Salmo 16.

SATISFACE TUS NECESIDADES ESPIRITUALES

7. a) ¿Cómo es la persona espiritual? b) ¿Qué era la “porción” de David, y qué efecto tenía esta en él?

7 La persona espiritual tiene fe en Dios y se esfuerza por ver las cosas como él las ve. Busca su guía y está decidida a obedecerlo (1 Cor. 2:12, 13). Así es como era David. En una canción, dijo que Jehová era su “porción”, refiriéndose a su buena relación con él (Sal. 16:5). Estaba agradecido de ser amigo de Dios y se refugiaba en él (Sal. 16:1). Por eso escribió que se sentía muy alegre. En efecto, nada lo hacía tan feliz como tener una amistad estrecha con Jehová (lee Salmo 16:9, 11).

8. ¿Cuáles son algunas cosas que contribuyen a tener una vida plena de verdad?

8 Quienes viven para disfrutar de los placeres o ganar dinero no pueden sentir la misma alegría que David (1 Tim. 6:9, 10). Un hermano de Canadá dice: “La verdadera satisfacción no depende de lo que podemos sacarle a la vida, sino de lo que le damos a Jehová Dios, quien nos da todo lo  bueno” (Sant. 1:17). Como ves, si tienes una fe fuerte en Jehová y le sirves, tendrás una vida plena y con propósito. Para tener más fe, debes “pasar tiempo” con él. ¿Cómo? Leyendo su Palabra, observando la creación y reflexionando en sus cualidades, entre ellas el amor que siente por ti (Rom. 1:20; 5:8).

9. Al igual que David, ¿qué puedes hacer para que la Palabra de Dios te moldee?

9 Como Jehová es un buen Padre y nos ama, a veces nos corrige. David valoraba esa corrección, y por eso dijo: “Bendeciré a Jehová, que me ha dado consejos. Realmente, durante las noches mis riñones me han corregido” (Sal. 16:7). Al hablar de sus riñones, se refería a sus pensamientos más íntimos. Meditaba en los consejos de Dios y se esforzaba por aprender a pensar como él. Permitía que estos consejos lo moldearan, es decir, que lo cambiaran y lo convirtieran en una mejor persona. Si tú haces lo mismo, tu amor por Jehová y tu deseo de obedecerlo se harán más fuertes. Además, llegarás a ser un cristiano maduro. Una hermana llamada Christin, dijo: “Cuando estudio y medito en lo que leo, tengo la sensación de que Jehová lo ha escrito justo para mí”.

10. Según Isaías 26:3, ¿qué ventajas tiene ser una persona espiritual?

10 Si eres una persona espiritual, Jehová te dará el conocimiento y la perspicacia que necesitas para ver el mundo y su futuro como él los ve. Lo hará porque quiere que sepas lo que es importante en la vida, que tomes buenas decisiones y que no le tengas miedo al futuro. El profeta Isaías dijo que Jehová protegerá a los que se apoyan por completo en él y les dará una paz constante (lee Isaías 26:3). Un hermano llamado Joshua, que vive en Estados Unidos, dice algo que es muy cierto: “Si te mantienes cerca de Jehová, verás con claridad lo que es importante y lo que no lo es”.

HAZ AMIGOS VERDADEROS

11. ¿Cómo elegía David a sus amigos?

11 (Lee Salmo 16:3). David sabía que el secreto para hacer amigos verdaderos era elegirlos entre quienes amaban a Jehová. Los llamó “santos” porque se esforzaban por seguir las normas morales de Dios. Y dijo que estar con ellos le daba “deleite”, o sea, le resultaba muy agradable. Otro escritor de los Salmos dijo algo parecido. Escribió que él era amigo de todos los que temían a Dios y cumplían sus órdenes (Sal. 119:63). Como vimos en el artículo anterior, tú también puedes hacer muchos buenos amigos entre aquellos que aman y obedecen a Jehová. Por supuesto, pueden ser personas de diferentes edades.

12. ¿Por qué eran David y Jonatán tan buenos amigos?

12 David no solo escogió como amigos a personas de su misma edad. ¿Recuerdas cómo se llamaba uno de sus mejores amigos? Jonatán. Su amistad es una de las más bonitas que menciona la Biblia. Pero ¿sabías que Jonatán era unos treinta años mayor que David? Entonces, ¿por qué se llevaban tan bien? Porque los dos tenían fe en Dios, se respetaban y admiraban sus buenas cualidades, como el valor que demostraron al pelear con los enemigos de Dios (1 Sam. 13:3; 14:13; 17:48-50; 18:1).

13. ¿Cómo puedes tener una mayor variedad de amigos? Menciona un ejemplo.

13 Al igual que David y Jonatán, nosotros también sentiremos “deleite” si somos amigos de quienes aman a Jehová y demuestran tener fe en él. Una hermana llamada Kiera, que ha servido a Dios por años, dice:  “Tengo amigos de todo el mundo, personas de antecedentes y culturas muy diferentes”. Si haces como ella, verás con claridad cómo nos unen la Palabra de Dios y el espíritu santo.

PONTE METAS QUE VALGAN LA PENA

14. a) ¿Qué te ayudará a ponerte metas que valgan la pena? b) ¿Qué han dicho algunos jóvenes sobre ponerse metas espirituales?

14 (Lee Salmo 16:8). Para David, lo más importante en la vida era servirle a Dios. Tú también disfrutarás de una vida plena y feliz si sigues su ejemplo. Haz que el servicio a Dios sea lo primero y ponte metas teniendo en mente siempre lo que él desea que hagas. Un hermano llamado Steven dijo: “Perseguir una meta, alcanzarla y luego fijarme en lo que he mejorado me hace sentir satisfecho”. Un joven de Alemania que sirve en otro país explicó: “Cuando sea mayor, no quiero mirar atrás y darme cuenta de que todo lo que hice fue pensando solo en mí”. Deseamos que pienses como ellos. Si así es, usa tus talentos para honrar a Dios y hacer cosas por los demás (Gál. 6:10). Ponte metas espirituales y pídele a Jehová que te ayude a alcanzarlas. A él le encanta contestar esas oraciones (1 Juan 3:22; 5:14, 15).

15. ¿Qué metas te puedes poner? (Mira el recuadro “ Algunas metas que podrías ponerte”).

15 ¿Qué metas te puedes poner? Algunas son comentar con tus palabras en las reuniones, ser precursor o servir en Betel. También puedes proponerte aprender otro idioma para ayudar en un campo de habla extranjera. Barak, un joven que sirve a tiempo completo, dice: “Ninguna actividad me puede hacer tan feliz como levantarme cada día sabiendo que trabajaré para Jehová con todas mis fuerzas”.

VALORA LA LIBERTAD QUE DIOS TE DA

16. ¿Qué sentía David por las leyes y principios de Jehová, y por qué?

16 (Lee Salmo 16:2, 4). En el artículo anterior, vimos que las leyes y principios de Dios nos hacen libres porque nos ayudan a amar lo bueno y odiar lo malo (Amós 5:15).  En el idioma original, lo que David quería decir en el Salmo 16:2 era que Jehová era su fuente de todo lo bueno. Él se esforzó por imitar a Dios y hacer todo lo que es bueno. También se esforzó por odiar las cosas que Dios odia, como la idolatría, pues sabía que esta práctica rebaja a los seres humanos y le roba a Jehová la gloria que le pertenece (Is. 2:8, 9; Rev. 4:11).

17, 18. a) ¿Qué dijo David sobre las consecuencias de adorar a dioses falsos? b) ¿Por qué sufren muchos dolores algunas personas?

17 En tiempos bíblicos, la inmoralidad sexual a menudo formaba parte de la adoración a dioses falsos (Os. 4:13, 14). Muchas personas practicaban la adoración falsa porque les gustaba cometer actos inmorales. Pero esto no las hacía felices, sino todo lo contrario. David dijo en el Salmo 16:4 que “los dolores llegan a ser muchos” para los que adoran a dioses falsos. Aquella gente incluso ofrecía a sus hijos como sacrificio a los dioses (Is. 57:5). Jehová no soportaba semejante crueldad (Jer. 7:31). Si hubieras vivido en esa época, ¿verdad que te habrías sentido muy agradecido si tus padres hubieran adorado a Jehová?

18 Hoy día, la religión falsa por lo general también tolera la inmoralidad sexual, incluso la homosexualidad. Pero los resultados son los mismos que en tiempos bíblicos (1 Cor. 6:18, 19). Las personas creen que son libres, pero en realidad sus “dolores llegan a ser muchos”. Quizás te hayas dado cuenta de ello. Por eso, escucha a tu Padre celestial. Convéncete de que obedecerlo es lo mejor para ti. Nunca olvides que las consecuencias de hacer cosas malas son mucho mayores que cualquier placer temporal (Gál. 6:8). Joshua, mencionado en el párrafo 10, dice: “Podemos usar nuestra libertad como queramos. Pero, si la usamos mal, no seremos felices”.

19, 20. ¿Qué bendiciones recibirán los jóvenes que muestren fe en Jehová y lo obedezcan?

19 Jesús les dijo a sus seguidores: “Si permanecen en mi palabra, verdaderamente son mis discípulos, y conocerán la verdad, y la verdad los libertará” (Juan 8:31, 32). Esta verdad nos liberta de la religión falsa, la ignorancia y las supersticiones. Y no solo eso. Como hemos visto, en el futuro te dará “la gloriosa libertad de los hijos de Dios” (Rom. 8:21). Pero incluso ahora puedes disfrutar de un poco de esa libertad. ¿Cómo? Permaneciendo en la palabra de Cristo, es decir, obedeciendo sus enseñanzas. Así conocerás la verdad, no solo porque la estés aprendiendo, sino porque la estarás poniendo en práctica en tu vida.

20 Joven, valora la libertad que Dios te da. Si la usas bien, pondrás una buena base para tu futuro. Un joven Testigo dijo: “Usar bien tu libertad ahora te ayudará cuando seas adulto y tengas que tomar decisiones de mayor importancia, como elegir un empleo adecuado o decidir si te casarás o te quedarás soltero durante un tiempo”.

21. ¿Qué debes hacer si quieres conseguir “la vida que realmente” es vida?

21 En este viejo mundo, hasta la llamada “buena vida” no dura mucho tiempo. Nadie sabe lo que pasará mañana (Sant. 4:13, 14). Por eso, lo mejor es permanecer en el camino que lleva a “la vida que realmente” es vida, es decir, la vida eterna (1 Tim. 6:19). Claro, Dios no nos obliga a ir por ahí. Cada uno tiene que decidir. Así pues, haz que Jehová sea tu “porción”. Valora todas las cosas buenas que te da (Sal. 103:5). Y confía en que él te dará una vida plena y feliz para siempre (Sal. 16:11).