Ir al contenido

Ir al índice

Jóvenes, “sigan obrando su propia salvación”

Jóvenes, “sigan obrando su propia salvación”

“Tal como siempre han obedecido, [...] sigan obrando su propia salvación con temor y temblor” (FILIP. 2:12).

CANCIONES: 133, 135

1. ¿Por qué es el bautismo un paso esencial? (Ve la foto del principio).

TODOS los años, se bautizan miles de estudiantes de la Biblia. Muchos de ellos son jóvenes o incluso niños. Puede que hayan crecido en un hogar cristiano. Y tú, ¿te has bautizado ya? Si así es, te felicitamos. Este es un paso que todos los cristianos tienen que dar, y es esencial para salvarse (Mat. 28:19, 20; 1 Ped. 3:21).

2. ¿Por qué no hay que temer ni evitar dar el paso de la dedicación?

2 Aunque el bautismo te abre las puertas a muchas bendiciones, también implica algunas responsabilidades. ¿Por qué? Porque el día de tu bautismo respondiste que sí a esta pregunta: “Por su fe en el sacrificio de Jesús, ¿se ha arrepentido de sus pecados y se ha dedicado a Jehová para hacer su voluntad?”. Tu bautismo simboliza tu dedicación, es decir, la seria promesa que le hiciste a Jehová de amarlo y poner su voluntad por encima de todo lo demás. ¿Deberías arrepentirte de este importante compromiso? Claro que no. Ponerte en  manos de Dios nunca es una mala decisión. A fin de cuentas, ¿cuál es la otra opción? Si no sirves a Jehová, estarás bajo el control de Satanás. Y él no tiene ningún interés en tu salvación. Al contrario, le encantaría que perdieras la esperanza de vivir para siempre por ponerte de su lado y rechazar el gobierno de Jehová.

3. ¿Qué bendiciones has recibido por haberle dedicado tu vida a Jehová?

3 Piensa en las bendiciones que has recibido por haberte dedicado y bautizado. Ahora que le has entregado tu vida a Jehová, puedes decir con más confianza que nunca: “Jehová está de mi parte; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre terrestre?” (Sal. 118:6). No hay mayor honor que estar del lado de Dios y tener su aprobación.

UNA RESPONSABILIDAD PERSONAL

4, 5. a) ¿Por qué decimos que la dedicación es una responsabilidad personal? b) ¿Qué enfrentamos todos los cristianos sin importar nuestra edad?

4 Si estás bautizado, no debes pensar que tener la amistad de Jehová es como tener un teléfono y que tus padres sean los responsables de pagar la factura. Incluso si todavía vives en la casa de tus padres, tú eres el responsable de tu salvación, no ellos. ¿Por qué es importante que recuerdes esto? Porque no sabes qué dificultades enfrentarás en el futuro. Por ejemplo, quizás te bautizaste cuando eras niño. Pero, si ahora eres adolescente, es muy probable que tengas sentimientos y presiones muy diferentes. Una joven lo explicó así: “Por lo general, cuando eres pequeño, el simple hecho de no poder comer pastel de cumpleaños en la escuela no hace que te moleste ser testigo de Jehová. Pero, cuando pasan los años y el deseo de tener sexo se hace más fuerte, tienes que estar muy convencido de que obedecer las leyes de Dios siempre es lo mejor”.

5 Por supuesto, no solo los jóvenes tienen dificultades nuevas en la vida. Los que se bautizan siendo adultos también pasan por pruebas de fe inesperadas. Puede que estas tengan que ver con el matrimonio, la salud o el trabajo. En realidad, sin importar nuestra edad, todos enfrentamos situaciones que ponen a prueba nuestra fidelidad a Jehová (Sant. 1:12-14).

6. a) ¿Qué significa que tu dedicación a Jehová sea incondicional? b) ¿Qué te enseña Filipenses 4:11-13?

6 Algo que te ayudará a permanecer fiel en cualquier situación es recordar siempre que tu dedicación a Jehová es incondicional. Esto significa que le has prometido al Rey del universo que le seguirás sirviendo pase lo que pase, aunque tus padres o tus amigos dejen de servirle (Sal. 27:10). En toda circunstancia, puedes pedirle a Jehová que te ayude a reunir las fuerzas para cumplir con tu dedicación (lee Filipenses 4:11-13).

7. ¿Qué significa que obres tu propia salvación “con temor y temblor”?

7 Jehová quiere que seas su amigo. Pero mantener esa amistad y trabajar para conseguir tu propia salvación requiere esfuerzo. De hecho, Filipenses 2:12 dice: “Sigan obrando su propia salvación con temor y temblor”. Estas palabras muestran que debes pensar con cuidado en qué harás para cuidar tu amistad con Jehová y permanecer fiel pese a los problemas. Y no te confíes. Recuerda que hasta algunos que le sirvieron a Dios durante años le han fallado. Entonces, ¿qué te ayudará a obrar tu propia salvación?

 EL ESTUDIO DE LA BIBLIA ES IMPORTANTE

8. a) ¿Qué incluye el estudio personal? b) ¿Por qué es importante el estudio?

8 Para ser amigos de Jehová, tenemos que escucharlo y hablar con él. El medio principal para escuchar lo que nos dice es el estudio personal de la Biblia. Esto incluye leer la Palabra de Dios y las publicaciones basadas en ella, y meditar en lo que leemos. Cuando lo hagas, recuerda que estudiar la Biblia no es un simple ejercicio mental, como si estuvieras memorizando datos para aprobar un examen de la escuela. Más bien, es como una expedición en la que puedes buscar y descubrir nuevos detalles de la personalidad de Jehová. Hacer esto te ayudará a acercarte a él, y él se acercará a ti (Sant. 4:8).

¿Tienes una buena comunicación con Jehová? (Mira los párrafos 8 a 11).

9. ¿Qué herramientas te han ayudado en tu estudio personal?

9 La organización de Jehová ha suministrado muchas herramientas para ayudarte a tener un buen programa de estudio. Veamos un par de ejemplos de lo que puedes encontrar en la página jw.org. Bajo la sección “Jóvenes”, encontrarás las “Actividades para estudiar la Biblia”, que pueden ayudarte a aprender lecciones prácticas de algunos relatos bíblicos. En la misma sección, encontrarás las guías de estudio “¿Qué enseña realmente la Biblia?”, que te ayudan a fortalecer tu fe y a explicar tus creencias. Y, en la revista ¡Despertad! de abril de 2009, hallarás más ideas para tu estudio en el artículo “Los jóvenes preguntan. ¿Cómo disfrutar la lectura de la Biblia?”. Estudiar y meditar es muy importante para que obres tu propia salvación (lee Salmo 119:105).

LA ORACIÓN ES FUNDAMENTAL

10. ¿Por qué es fundamental la oración para el cristiano bautizado?

10 Ya hemos visto que escuchamos a Jehová estudiando la Biblia. Pero, si queremos hablar con él, tenemos que orarle. Los cristianos no debemos ver la oración como un ritual mecánico o como un recurso para que nos salgan bien las cosas. La oración es un medio real para comunicarnos con el Creador. Y Jehová quiere oírte (lee Filipenses 4:6). Cuando estés preocupado por algo,  recuerda que la Biblia te da este sabio consejo: “Arroja tu carga sobre Jehová” (Sal. 55:22). ¿De verdad crees que esto puede ayudarte? Millones de hermanos pueden garantizarte que a ellos los ha ayudado. Y también puede ayudarte a ti.

11. ¿Por qué debes darle gracias a Jehová siempre?

11 Debemos orar a Jehová siempre, no solo cuando queremos que nos ayude. La Biblia dice: “Muéstrense agradecidos” (Col. 3:15). Puede que a veces nos preocupemos tanto por nuestros problemas que olvidemos las muchas bendiciones que recibimos. ¿Por qué no te pones la meta de pensar cada día en al menos tres cosas por las que darle gracias a Jehová? Una adolescente llamada Abigail, que se bautizó con 12 años, dice: “Pienso que nadie en el universo merece tanto que le demos gracias como Jehová. Tenemos que agradecerle en todo momento las cosas que nos ha regalado. Me gusta recordar algo que oí una vez: ‘Imaginemos que una mañana nos despertamos y solo tenemos las cosas por las que le dimos gracias a Jehová el día anterior. ¿Cuántas cosas tendríamos?’”. *

EL VALOR DE EXPERIMENTAR LAS COSAS POR TI MISMO

12, 13. ¿Por qué es importante que pienses en cómo has experimentado que Jehová es bueno?

12 Jehová ayudó al rey David a enfrentar muchas situaciones difíciles. Así que David hablaba por experiencia propia cuando dijo: “Gusten y vean que Jehová es bueno; feliz es el hombre físicamente capacitado que se refugia en él” (Sal. 34:8). Este versículo destaca la importancia de que experimentes por ti mismo que Jehová es bueno. Cuando lees la Biblia y nuestras publicaciones, y cuando vas a las reuniones, conoces animadoras historias de personas a las que Dios ha ayudado a permanecer fieles. Pero, al ir creciendo como cristiano, necesitas ver por ti mismo la mano de Jehová en tu vida. ¿Cómo has experimentado de forma personal que Jehová es bueno?

13 Hay una manera como todos los cristianos hemos experimentado que Jehová es bueno. Él nos ha invitado a acercarnos a él y a su Hijo. Jesús dijo: “Nadie puede venir a mí a menos que el Padre, que me envió, lo atraiga” (Juan 6:44). ¿Crees que Jehová te ha atraído a ti? Puede que un joven piense: “Jehová atrajo a mis padres, y yo me he limitado a seguirlos”. Pero, al dedicarte y bautizarte, mostraste que tienes una amistad especial con Jehová. Ahora, él te conoce de verdad. La Biblia nos asegura: “Si alguien ama a Dios, este es conocido por él” (1 Cor. 8:3). Esfuérzate siempre por valorar tu lugar en la organización de Jehová.

14, 15. ¿Por qué puede fortalecer tu fe la predicación?

14 También experimentas que Jehová es bueno cuando ves cómo te ayuda a hablar de tu fe en la predicación y en la escuela. A algunos les cuesta predicarles a sus compañeros de escuela porque no saben cómo van a reaccionar. Es probable que esto te haya pasado. Y puede ser aún más difícil si tienes que hablarle a un grupo grande. ¿Qué puede ayudarte?

15 Primero, piensa en por qué estás convencido de tus creencias. En jw.org,  hay guías de estudio en muchos idiomas diseñadas para ayudarte a pensar en qué crees, por qué lo crees y cómo puedes explicarlo. ¿Por qué no sacas tiempo para buscarlas? Si de verdad estás convencido de tus creencias y te preparas bien, sentirás el deseo de hablar del nombre de Jehová (Jer. 20:8, 9).

16. ¿Qué te puede ayudar a vencer el temor a hablar de tus creencias?

16 No obstante, puede que siga poniéndote nervioso hablar de tus creencias aunque te prepares bien. Una chica de 18 años que se bautizó con 13 reconoce lo siguiente: “Sé lo que creo, pero a veces me cuesta expresarlo”. ¿Qué hace entonces? Dice que trata de hablar de la verdad con naturalidad. Cuenta: “Mis compañeros de clase hablan con libertad de sus cosas. ¿Por qué no debería yo hacer lo mismo? Así que, cuando les estoy contando algo, digo de pasada: ‘El otro día estaba dando clases de la Biblia y...’. Luego, sigo con lo que les contaba. Aunque lo que les diga no tenga relación directa con la Biblia, a algunos se les despierta la curiosidad y en ocasiones me preguntan sobre lo que hago cuando enseño de la Biblia. Mientras más uso este método, más fácil se me hace conversar. Y me siento muy bien siempre que hablo de la verdad”.

17. ¿Por qué es importante que hablemos con seguridad de nuestras creencias?

17 Si respetas a los demás y te interesas en ellos, es muy probable que te traten igual. Fíjate en lo que pensaba Olivia, una chica de 17 años que se bautizó antes de la adolescencia: “Siempre tuve miedo a que la gente me considerara una fanática si mencionaba la Biblia en una conversación”. Pero entonces empezó a ver las cosas de manera diferente. En lugar de centrarse en sus temores, pensó: “Muchos jóvenes no saben nada de los testigos de Jehová, y nosotros somos los únicos Testigos que conocen. Así que nuestra manera de actuar puede influir en cómo van a reaccionar. Si somos tan tímidos que casi nunca les hablamos de nuestras creencias o hablamos de ellas con mucho temor, quizás piensen que no nos sentimos orgullosos de ser Testigos. Hasta pueden reaccionar mal por nuestra falta de confianza. En cambio, si les demostramos que estamos seguros de lo que creemos y hablamos de ello con naturalidad, es más probable que nos respeten”.

SIGUE OBRANDO TU PROPIA SALVACIÓN

18. ¿Qué tienes que hacer para obrar tu propia salvación?

18 Hemos visto que obrar tu propia salvación es una seria responsabilidad. Para ello, tienes que leer la Biblia y meditar en ella, orar a Dios y pensar en las bendiciones que él te ha dado. Estas cosas te ayudarán a estar mucho más seguro de que Jehová es tu amigo. Y eso te motivará a hablar de lo que crees (lee Salmo 73:28).

19. ¿Por qué vale la pena esforzarnos por obtener la salvación?

19 Jesús dijo: “Si alguien quiere venir en pos de mí, repúdiese a sí mismo y tome su madero de tormento y sígame de continuo” (Mat. 16:24). Está claro que seguir a Jesús implica dedicarle nuestra vida a Jehová y bautizarnos. Esto nos abre las puertas a recibir innumerables bendiciones ahora y la vida eterna en el nuevo mundo que Dios promete. Así que tenemos muchas razones para seguir obrando nuestra propia salvación.

^ párr. 11 Hallarás más ideas en jw.org, en el artículo “¿Por qué es importante orar?” (sección “Los jóvenes preguntan”) y en su hoja de ejercicios (sección “Ponlo por escrito”).