Ir al contenido

Ir al índice

En busca de la verdad

En busca de la verdad

Saber la verdad puede ser cuestión de vida o muerte. Por ejemplo, piense en esta importante pregunta: ¿cómo se propagan las enfermedades infecciosas?

Durante miles de años, nadie supo la respuesta, y las epidemias segaron millones de vidas. Con el tiempo, los científicos supieron la verdad. Descubrieron que muchas enfermedades estaban causadas por gérmenes o microorganismos, como las bacterias y los virus. Descubrir esa verdad ha permitido prevenir y tratar muchas enfermedades, y que miles de millones de personas vivan más tiempo y tengan mejor salud.

¿Qué puede decirse de otras preguntas importantes? ¿Cree que saber la verdad sobre las siguientes cuestiones podría cambiar su vida?

  • ¿Quién es Dios?

  • ¿Quién es Jesucristo?

  • ¿Qué es el Reino de Dios?

  • ¿Qué futuro nos espera?

Millones de personas ya han encontrado la respuesta a estas preguntas, y su vida ha mejorado. Esas respuestas pueden tener el mismo efecto en usted.

 ¿EXISTE LA VERDAD?

Usted quizás se pregunte si realmente es posible encontrar la verdad sobre algo. Al fin y al cabo, cada día es más difícil distinguir la verdad de la mentira. ¿Por qué?

Muchas personas desconfían de lo que dicen los gobiernos, las empresas o los medios de comunicación. Les resulta difícil saber si una afirmación es verdad o si solo es una opinión, una media verdad o una mentira descarada. En este ambiente de desconfianza y desinformación, la gente ya no solo desconfía de cuál es la interpretación correcta de los hechos, sino de cuáles son los hechos en realidad.

A pesar de eso, usted puede encontrar respuestas veraces a las preguntas más importantes de la vida. ¿Cómo? De la misma manera que busca la respuesta a otras preguntas menos importantes.

¿CÓMO ENCONTRAR LA VERDAD?

En cierto sentido, buscamos la verdad todos los días. Jessica, por ejemplo, tiene que asegurarse de que los alimentos que compra no contengan maní (cacahuate). Ella comenta: “Mi hija es tan alérgica que el menor rastro de proteína de maní puede causarle la muerte. Así que, antes de comprar cualquier alimento, primero leo con cuidado las etiquetas para ver los ingredientes. Luego investigo más y hasta contacto con la empresa para asegurarme de que no haya riesgo de contaminación cruzada. También consulto fuentes confiables que confirmen que esa empresa procesa los alimentos de forma segura”.

Quizás usted no tenga que buscar la verdad sobre cuestiones tan importantes todos los días, pero sí puede usar el mismo método que Jessica para encontrar respuesta a otras preguntas:

  • Obtener información.

  • Investigar más.

  • Asegurarse de que sus fuentes sean confiables.

Este método puede ayudarle a encontrar la respuesta a las preguntas más importantes de la vida. Veamos cómo.

 UN LIBRO ÚNICO QUE TIENE LA VERDAD

Para hallar la verdad sobre las preguntas más importantes de la vida, Jessica usó un método parecido al que utiliza para asegurarse de que un alimento no contenga maní. Ella dice: “La lectura cuidadosa y una buena investigación me han ayudado a encontrar la verdad que enseña la Biblia”. Millones de personas han hecho lo mismo que Jessica y han averiguado qué dice la Biblia sobre estas preguntas:

  • ¿Qué propósito tiene la vida?

  • ¿Qué nos sucede al morir?

  • ¿Por qué hay tanto sufrimiento?

  • ¿Qué está haciendo Dios para acabar con el sufrimiento?

  • ¿Cómo tener una familia feliz?

Usted también puede encontrar la verdadera respuesta a estas y otras preguntas leyendo la Biblia y buscando más información en www.jw.org.