Ir al contenido

Ir al índice

 TEMA DE PORTADA | DISFRUTE LEYENDO LA BIBLIA

¿Puede la Biblia ayudarme a mí?

¿Puede la Biblia ayudarme a mí?

La Biblia no es un libro cualquiera. En ella encontramos los consejos del mismísimo Creador (2 Timoteo 3:16). Su mensaje puede influir mucho en usted. De hecho, la propia Biblia afirma: “La palabra de Dios es viva, y ejerce poder” (Hebreos 4:12). Este libro tiene el poder de mejorar su vida de dos maneras: dándole consejos para la vida diaria y ayudándolo a conocer a Dios y sus promesas (1 Timoteo 4:8; Santiago 4:8).

Da consejos para la vida diaria. La Biblia nos aconseja sobre asuntos muy personales y sobre temas variados.

Un matrimonio joven de Asia comprobó lo buenos que son los consejos bíblicos. Como a muchos recién casados, les costó adaptarse el uno al otro y tener buena comunicación. Pero empezaron a poner en práctica lo que leían en la Biblia. ¿Cuál fue el resultado? Vicent, el esposo, explica: “Lo que leí en la Biblia me ayudó a afrontar los retos del matrimonio con amor. Poner en práctica esos consejos nos ha hecho felices”. Su esposa, Annalou, lo confirma: “Leer ejemplos bíblicos nos ayudó mucho. Ahora soy una esposa feliz y estoy contenta con las metas que tenemos en común”.

Ayuda a conocer a Dios. Además de lo que Vicent comenta sobre su matrimonio, añade: “Gracias a la lectura de la Biblia, me siento más cerca que nunca de Jehová”. Este comentario destaca un punto clave: la Biblia puede ayudarlo a usted a conocer mejor a Dios. Al hacerlo, no solo se beneficiará de los consejos que él ofrece, sino que también llegará a ser su amigo. Y descubrirá que en su Palabra nos habla de un futuro mejor, en el que podremos disfrutar para siempre de la vida de verdad (1 Timoteo 6:19). Eso es algo que ningún otro libro puede ofrecerle.

Si empieza a leer la Biblia y hace de ello un hábito, usted también podrá mejorar su vida ahora y conocer mejor a Dios. Sin embargo, es probable que le surjan muchas preguntas al leerla. Cuando le pase eso, recuerde el buen ejemplo de un funcionario etíope que vivió hace más de dos mil años. Este hombre tenía muchas preguntas sobre las Escrituras. Felipe, discípulo de Jesús, le preguntó si entendía lo que estaba leyendo, y él le contestó: “¿Realmente, cómo podría hacerlo, a menos que alguien me guiara?”. * A continuación, permitió que Felipe, quien era un buen maestro, lo ayudara (Hechos 8:30, 31, 34). Igualmente, si usted desea comprender mejor la Biblia, lo invitamos a rellenar un formulario en Internet en jw.org o a escribir a la dirección más cercana de las que se mencionan en esta revista. También puede ponerse en contacto con los testigos de Jehová de la zona donde vive o visitar un Salón del Reino. Lo animamos a que consiga una Biblia hoy mismo y deje que esta mejore su vida.

Si tiene dudas de que la Biblia sea confiable, vea el video ¿Por qué podemos confiar en que la Biblia dice la verdad? Para encontrarlo, vaya al sitio jw.org, haga clic en “Buscar contenido” y escriba el título del video.

^ párr. 8 Hallará más ejemplos de lo prácticos que son los consejos de la Biblia en nuestro sitio de Internet, jw.org, en la sección ENSEÑANZAS BÍBLICAS > PREGUNTAS SOBRE LA BIBLIA.

^ párr. 11 Vea también el artículo titulado “¿Es importante entender bien la Biblia?”, publicado en esta revista.