Ir al contenido

Ir al índice

 CANCIÓN 90

Animémonos unos a otros

Animémonos unos a otros

(Hebreos 10:24, 25)

  1. 1. Al animarnos mutuamente

    a ser leales a Jehová,

    se fortalecen nuestros lazos

    de paz, amor y hermandad.

    Por el cariño que nos une,

    cobramos fuerzas y valor.

    Refugio para cobijarnos

    es la congregación de Dios.

  2. 2. Es la palabra oportuna

    un bálsamo consolador

    que los amigos verdaderos

    aplican a tu corazón.

    ¡Qué bueno trabajar unidos

    con los que aman a Jehová!

    Comparte sus pesadas cargas,

    ofréceles tu amistad.

  3. 3. Las pruebas muestran que muy pronto

    vendrá la gran tribulación.

    Jamás dejemos de reunirnos

    con nuestra fiel congregación.

    Es esencial que demostremos

    amor a nuestra hermandad.

    A Dios unidos serviremos

    por toda la eternidad.