Ir al contenido

Ir al índice

 CANCIÓN 75

“¡Aquí estoy, envíame!”

“¡Aquí estoy, envíame!”

(Isaías 6:8)

  1. 1. Los hombres tratan de manchar

    el santo nombre de Jehová.

    Se niegan a creer en él,

    o dicen: “Es un Dios muy cruel”.

    ¿Su nombre quién defenderá?

    ¿Su fama quién proclamará?

    (ESTRIBILLO 1)

    “¡Aquí estoy, envíame!

    Tu nombre yo defenderé.

    Señor, es un enorme honor.

    Yo iré, envíame”.

  2. 2. Los necios dicen que Jehová

    es lento, débil y parcial.

    Adoran vanos ídolos

    y dan al César lo de Dios.

    ¿Al necio quién advertirá

    de la batalla que vendrá?

     (ESTRIBILLO 2)

    “¡Aquí estoy, envíame!

    Al necio yo advertiré.

    Señor, es un enorme honor.

    Yo iré, envíame”.

  3. 3. Los mansos gimen de dolor,

    a Dios elevan su clamor.

    Anhelan encontrar la paz,

    la compasión y la verdad.

    ¿Al manso quién consolará

    con el mensaje de Jehová?

    (ESTRIBILLO 3)

    “¡Aquí estoy, envíame!

    Al manso yo consolaré.

    Señor, es un enorme honor.

    Yo iré, envíame”.

(Vea también Sal. 10:4; Ezeq. 9:4).