Ir al contenido

Ir al índice

 CANCIÓN 44

Una súplica ferviente

Una súplica ferviente

(Salmo 4:1)

  1. 1. Jehová, te lo suplico,

    no rechaces mi clamor.

    Mis cargas pesan tanto,

    me consumo de dolor.

    Estoy desanimado

    y cansado de sufrir.

    Mis lágrimas derramo

    de rodillas ante ti.

    (ESTRIBILLO)

    Libérame de este mal.

    Ayúdame a ser leal.

    Demuéstrame tu compasión.

    Concédeme tu bendición.

  2. 2. La Biblia me consuela

    y me guía con su luz.

    Mis propios sentimientos

    plasma con exactitud.

    No dejes que mi fe

    se desvanezca, mi Señor.

    Tu fiel amor supera

    a mi triste corazón.

    (ESTRIBILLO)

    Libérame de este mal.

    Ayúdame a ser leal.

    Demuéstrame tu compasión.

    Concédeme tu bendición.