Ir al contenido

Ir al índice

 Canción 117

Necesitamos la instrucción divina

Necesitamos la instrucción divina

(Isaías 50:4; 54:13)

1. Si tienes sed de que reine la justicia,

si quieres ver un mañana mejor,

busca a tu Padre, sacia tu anhelo,

bebe del agua de la salvación.

2. Nuestras reuniones jamás abandonemos:

en ellas, Dios nos da sabia instrucción,

y unos a otros nos animamos

a obrar el bien y a tener más amor.

3. Las dulces voces del coro de los mansos

cantan un himno en honor de su Dios;

ruegan humildes que los eduque,

que nunca deje de ser su Instructor.

(Véanse también Heb. 10:24, 25; Rev. 22:17.)