Ir al contenido

Ir al índice

 Canción 10

“¡Aquí estoy yo! Envíame a mí”

“¡Aquí estoy yo! Envíame a mí”

(Isaías 6:8)

1. Deshonra hoy la humanidad

el santo nombre de Jehová;

lo pintan como un Dios muy cruel

o en él se niegan a creer.

“¿En mi defensa, quién saldrá

y mi justicia exaltará?”

“¡Aquí estoy yo! Envíame.

Tu nombre yo defenderé.

(ESTRIBILLO)

”Mayor honor no puede haber, no.

Yo iré, envíame.”

2. Los necios dicen del Señor

que es lento, que no tiene amor;

adoran vanos ídolos

o al César dan lo que es de Dios.

“¿Al malo, quién advertirá

del juicio que se acerca ya?”

“¡Aquí estoy yo! Envíame.

Sin miedo yo le advertiré.

(ESTRIBILLO)

”Mayor honor no puede haber, no.

Yo iré, envíame.”

 3. Los mansos gimen de dolor

y al cielo elevan su clamor;

ansiosos buscan la verdad

que les dará la libertad.

“¿Al manso, quién enseñará

las buenas nuevas de la paz?”

“¡Aquí estoy yo! Envíame.

Paciente yo le enseñaré.

(ESTRIBILLO)

”Mayor honor no puede haber, no.

Yo iré, envíame.”

(Véanse también Sal. 10:4; Eze. 9:4.)