Ir al contenido

Ir al índice

 Canción 129

Aferrémonos a nuestra esperanza

Aferrémonos a nuestra esperanza

(Hebreos 6:18, 19)

1. Los hombres son prisioneros del pecado,

a los problemas no encuentran solución.

Todos sus planes han sido un fracaso;

lejos están de la salvación.

(ESTRIBILLO)

¡Canta feliz, pues el Reino está aquí

y Cristo nos brinda un gran porvenir!

Ya no verás más dolor ni maldad;

sé fuerte y aférrate siempre a Jehová.

2. En la tormenta no has de perder la calma:

el nuevo mundo ya puedes divisar.

Esta esperanza es el ancla del alma,

que te protege de naufragar.

(ESTRIBILLO)

¡Canta feliz, pues el Reino está aquí

y Cristo nos brinda un gran porvenir!

Ya no verás más dolor ni maldad;

sé fuerte y aférrate siempre a Jehová.