Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 23

¿Cómo se redactan y se traducen nuestras publicaciones?

¿Cómo se redactan y se traducen nuestras publicaciones?

Departamento de Redacción (Estados Unidos)

Corea del Sur

Armenia

Burundi

Sri Lanka

A fin de llevar las “buenas noticias [...] a toda nación, tribu, lengua y pueblo”, producimos publicaciones en más de 900 idiomas (Apocalipsis 14:6). ¿Cómo efectuamos esta tarea tan enorme? Con la ayuda de un equipo internacional de redactores y un numeroso grupo de traductores entregados a su trabajo. Todos son testigos de Jehová.

El texto original se redacta en inglés. El Cuerpo Gobernante supervisa las actividades del Departamento de Redacción, ubicado en la central mundial. Ese departamento coordina las tareas de los redactores que trabajan en la central y en algunas sucursales. Contar con un equipo tan variado nos permite hablar de temas relacionados con muchas culturas diferentes. Eso les da a nuestras publicaciones un sabor internacional.

El texto se envía a los traductores. Una vez que el texto ha sido editado y aprobado, se envía electrónicamente a los equipos de traducción de todo el mundo, y ellos se encargan de traducirlo, revisarlo y corregirlo. Los traductores se esfuerzan por elegir las “palabras de verdad” exactas que transmitan fielmente en su idioma el sentido del inglés (Eclesiastés 12:10).

Las computadoras aceleran el proceso. Una computadora no puede sustituir a un redactor o a un traductor de carne y hueso. Sin embargo, es posible acelerar el proceso usando diccionarios, obras de consulta y otras herramientas en formato electrónico. Los testigos de Jehová hemos diseñado el Sistema Electrónico de Edición Plurilingüe (MEPS, por sus siglas en inglés). Es un programa que permite introducir en una computadora texto en cientos de idiomas, combinarlo con el material gráfico y prepararlo para su impresión.

¿Por qué invertimos tantos esfuerzos, incluso cuando se trata de idiomas hablados por apenas unos miles de personas? Porque la voluntad de Jehová “es que toda clase de personas se salven y lleguen a tener un conocimiento exacto de la verdad” (1 Timoteo 2:3, 4).

  • ¿Cómo se redactan nuestras publicaciones?

  • ¿Por qué traducimos a tantos idiomas?