Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 3

¿Cómo se desenterró la verdad de la Biblia?

¿Cómo se desenterró la verdad de la Biblia?

Estudiantes de la Biblia en la década de 1870

Primer número de La Atalaya (1879)

La Atalaya hoy día

La Biblia predijo que, después de la muerte de Cristo, aparecerían falsos maestros entre los primeros cristianos y corromperían la verdad de la Palabra de Dios (Hechos 20:29, 30). Eso fue justo lo que sucedió: falsos maestros mezclaron las enseñanzas de Jesús con ideas paganas, y se creó una falsificación del cristianismo (2 Timoteo 4:3, 4). Entonces, ¿cómo podemos saber que nuestra forma actual de entender la Biblia es la correcta?

Llegó el momento para que Jehová revelara la verdad. Dios predijo que en el tiempo del fin “el conocimiento verdadero” se haría abundante (Daniel 12:4). En 1870, un grupito que buscaba la verdad se dio cuenta de que gran parte de lo que enseñaban las iglesias no se basaba en la Biblia. Eso los llevó a investigar las doctrinas originales de las Escrituras, y Jehová los bendijo ayudándoles a entenderlas.

Hombres sinceros estudiaron con cuidado la Biblia. Aquellos fervientes Estudiantes de la Biblia —los que estuvieron antes que nosotros— utilizaron un método que empleamos hasta el día de hoy: el análisis por temas. Cuando se encontraban con algún pasaje difícil, buscaban otros que les ayudaran a comprenderlo. Una vez que llegaban a una conclusión que concordaba con el resto de las Escrituras, la anotaban. Así, permitiendo que la Biblia se interpretara a sí misma, desenterraron la verdad acerca del nombre y el Reino de Dios, su propósito para el hombre y la Tierra, lo que le pasa a la gente cuando muere y la esperanza de la resurrección. Su investigación los liberó de muchas creencias y prácticas equivocadas (Juan 8:31, 32).

Para 1879 comprendieron que había llegado el momento de proclamar la verdad a los cuatro vientos. Ese mismo año empezaron a editar la revista que seguimos publicando hasta la fecha: La Atalaya. Anunciando el Reino de Jehová. Actualmente predicamos las verdades bíblicas en 240 países y territorios y en más de 900 idiomas. ¡Nunca antes había llegado tan lejos la verdad!

  • ¿Qué sucedió con la verdad bíblica después de la muerte de Cristo?

  • ¿Cómo se logró desenterrar la verdad de la Palabra de Dios?