Ir al contenido

Ir al índice

¿Puede satisfacer la religión las necesidades del ser humano?

¿Puede satisfacer la religión las necesidades del ser humano?

1-6. ¿Por qué podemos decir que las principales religiones occidentales han sido un fracaso?

LAS principales religiones del mundo cuentan con innumerables adeptos y espléndidos templos, iglesias, catedrales y sinagogas. Pero ¿han enseñado la verdad sobre Dios? ¿Han ayudado a sus fieles a ser felices y darle sentido a su vida? Y sus líderes, ¿practican lo que predican?

Las religiones han participado en guerras que han segado miles de vidas inocentes

2 A este respecto, las religiones occidentales han resultado ser un verdadero fracaso. ¿Por qué? Para empezar, porque algunas de las peores masacres y guerras de la historia han tenido lugar en países que aseguran ser cristianos. Por ejemplo, las iglesias de la cristiandad fueron responsables de las cruzadas, unas guerras que segaron miles de vidas inocentes entre los siglos XI XIII.

3 A principios del siglo XIX, las iglesias apoyaron abiertamente tanto la expansión de imperios occidentales sobre territorios menos desarrollados como la desmedida explotación de sus colonias. La Iglesia y el Estado fueron de la mano, sembrando el sufrimiento en muchos países.

Los líderes religiosos apoyan abiertamente las guerras

4 Durante las dos guerras mundiales del siglo XX, en ambos bandos la mayoría de los países eran católicos o  protestantes. De modo que, con la aprobación de sus líderes religiosos, católicos mataron a católicos y protestantes mataron a protestantes. En tiempos más recientes, el conflicto entre católicos y protestantes en Irlanda del Norte ha causado también muchísimas víctimas. En general, a los líderes de estas religiones les encanta hablar de paz y fraternidad, y todos afirman servir al mismo Dios. Pero en vista de los hechos, ¿puede decirse que amen realmente la paz? ¿De verdad aman a su prójimo como a sí mismos?

5 Por otro lado, ¿se rigen esos guías religiosos y sus feligreses por una elevada moralidad? ¿Acaso no ha sacado la prensa a la luz pública numerosos casos de abuso de menores y otras aberraciones por parte de clérigos de la cristiandad? Algunos incluso defienden la homosexualidad y el sexo entre personas no casadas. Y los más radicales apoyan el uso de la violencia contra lo que consideran regímenes políticos o sociales injustos. ¡Algunos hasta han participado en disturbios y guerrillas!

6 ¿Y qué hay del conocimiento exacto de Dios? ¿Han ayudado las principales religiones a que las personas lo obtengan? Nada más lejos de la realidad. En lugar de fundamentar sus doctrinas en las enseñanzas de la Biblia, se basan en creencias tradicionales. Por ejemplo, creen que los humanos tenemos un alma inmortal y que los infieles sufrirán eternamente en un infierno de fuego. ¿Puede imaginarlo? ¿Quién querría adorar a un Dios tan cruel y despiadado? (Véase el recuadro de la página 25.)

7-10. ¿Cuáles son algunas de las creencias religiosas más comunes en China, y qué resultado han tenido en las personas?

7 Como vemos, las religiones occidentales no han traído paz y felicidad duraderas a las personas y tampoco les han dado la guía espiritual que necesitan. Pero ¿qué puede decirse de las orientales? En China, por ejemplo, las religiones más importantes son el confucianismo, el budismo y el taoísmo. ¿Han traído estas religiones paz y felicidad duraderas a dicho país?

¿Pueden satisfacer nuestras necesidades espirituales las religiones que se basan en mitos y supersticiones?

8 En sus comienzos, el taoísmo era, más que una religión, una filosofía. Su fundador, Lao-Tsé, se sentía muy descontento con el caos de la época, así que buscó alivio renunciando a la sociedad y volviendo a la naturaleza. Sin embargo, el taoísmo fue poco a poco transformándose en una religión que hoy venera a numerosos dioses y diosas. La adivinación  es parte del culto, y se concede gran importancia a los agüeros y a ritos como el feng shui (el análisis de las fuerzas del viento y el agua). Con todo, el taoísmo no responde a las preguntas sobre el sentido de la vida, ni puede satisfacer las necesidades espirituales del ser humano.

9 El confucianismo, por su parte, al principio se dedicaba a fomentar normas éticas y morales basadas en las enseñanzas de su fundador, Confucio. A lo largo de los siglos, sus máximas ejercieron una enorme influencia en el pensamiento y la cultura de China. Aun así, esta filosofía tampoco ha enseñado a los chinos nada sobre Dios ni los ha motivado a cultivar una buena relación con él. Y aunque seguir sus principios en la vida ofrezca algunos beneficios, el confucianismo no puede satisfacer nuestras necesidades espirituales o traernos paz y felicidad duraderas.

¿Han ayudado a las personas a conocer a Dios el taoísmo, el confucianismo y el budismo?

10 El budismo, que llegó a China desde la India, promueve la compasión y la tolerancia. La complejidad de sus filosofías ha fascinado a muchas personas. Pero ¿ha contribuido esta religión a que la gente conozca al Soberano del universo? ¿Han satisfecho las enseñanzas de Buda las necesidades espirituales de la humanidad? Cierto libro explica: “Los budistas no creen en la existencia de un dios todopoderoso, creador del universo”; “cualquier persona puede ser un Buda”; “todo el mundo debe esforzarse por convertirse en un Buda y liberarse del sufrimiento” (Basics to Buddhism). Como puede verse, el budismo no estimula la fe en Dios, sino en uno mismo.

11. ¿Qué preguntas debemos responder si queremos satisfacer nuestras necesidades espirituales?

11 Si nuestra fe no está bien enfocada, nunca podremos hallar la verdad ni ser felices en la vida. En China existe la tradición ancestral de adorar a los antepasados, a los  ídolos y a los espíritus de la naturaleza por medio de una gran cantidad de rituales. Como consecuencia, a la mayoría de los chinos les resulta ajena la idea de que exista un Creador, un Dios con personalidad. Pero antes dijimos que, para satisfacer nuestras necesidades espirituales, tenemos que conocer al Dios Altísimo y averiguar cuál es su propósito para la humanidad. Solo así podremos hacer su voluntad y ser realmente felices. ¿Cómo podemos lograrlo? Necesitamos encontrar una respuesta clara y objetiva a las siguientes preguntas: ¿Existe un Creador? ¿Le importamos? ¿Puede traer paz y felicidad duraderas a este mundo tan lleno de problemas? Lo invitamos a seguir leyendo para averiguarlo por usted mismo.