Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 7

La Torre de Babel

La Torre de Babel

Después del Diluvio, los hijos de Noé y sus esposas tuvieron muchos hijos. Sus familias crecieron y se fueron a vivir a diferentes lugares de la Tierra, como Jehová les había mandado.

Pero algunas familias no obedecieron a Jehová. Dijeron: “Quedémonos aquí y construyamos una ciudad y una torre que llegue hasta los cielos. Así nos haremos famosos”.

 A Jehová no le gustó lo que estaban haciendo, por eso los detuvo. ¿Sabes cómo? Hizo que de repente hablaran en idiomas diferentes. La gente llamó a aquella ciudad Babel, que significa “confusión”. Como ya no podían entenderse, detuvieron la construcción y empezaron a irse de allí para vivir en otras partes de la Tierra. Pero siguieron haciendo cosas malas en los lugares adonde fueron. ¿Crees que habría alguien que todavía amara a Jehová? Lo veremos en el próximo capítulo.

“Todo el que se engrandece será humillado, pero el que actúa con humildad será engrandecido” (Lucas 18:14).