Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 6

Ocho personas comienzan un mundo nuevo

Ocho personas comienzan un mundo nuevo

Noé, su familia y los animales entraron en el arca. Jehová cerró la puerta, y empezó a llover. Llovió tanto que el arca comenzó a flotar. Poco a poco, la tierra entera quedó cubierta de agua. Toda la gente mala se quedó fuera del arca y murió. Pero a Noé y su familia no les pasó nada porque estaban dentro del arca. ¿Te imaginas qué contentos se sentirían por haber obedecido a Jehová?

Llovió muchísimo por 40 días y 40 noches, y luego paró. Con el paso del tiempo, el nivel del agua bajó. Al final, el arca se quedó quieta encima de una montaña. Pero como todavía había mucha agua fuera, Noé y su familia no pudieron salir del arca por un tiempo.

Los días fueron pasando, y el agua se fue secando. En total, Noé y su familia estuvieron dentro del arca más de un año. Entonces, Jehová les dijo que podían salir. ¡Todo parecía un mundo nuevo! Se sentían muy agradecidos porque Jehová los había salvado, así que le hicieron una ofrenda.

A Jehová le gustó esa ofrenda, y prometió que jamás volvería a destruir lo que hay sobre la tierra con un diluvio como ese. Como señal de esa promesa, hizo que saliera un arcoíris en el cielo por primera vez. ¿Has visto alguna vez un arcoíris?

Además, Jehová les mandó a Noé y su familia que tuvieran hijos y llenaran la tierra.

“Noé entró en el arca; y no hicieron caso hasta que vino el Diluvio y los barrió a todos” (Mateo 24:38, 39).