Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 103

“Que venga tu Reino”

“Que venga tu Reino”

Jehová prometió: “No habrá más llanto, dolor, enfermedades ni muerte. Voy a secar cada lágrima de sus ojos. Ya no se acordarán de las cosas malas del pasado”.

Jehová puso a Adán y Eva en el jardín de Edén para que vivieran felices y en paz. Tenían que adorar a su Padre celestial y tener muchos hijos para llenar la tierra. Adán y Eva desobedecieron a Jehová, pero lo que él quería hacer no ha cambiado. En este libro hemos visto que Dios siempre cumple sus promesas. Su Reino traerá maravillosas bendiciones a la tierra, y así se cumplirá lo que le prometió a Abrahán.

Muy pronto ya no existirán Satanás ni sus demonios ni la gente mala. Todo el mundo adorará a Jehová. No nos enfermaremos ni moriremos, al contrario, nos levantaremos cada día llenos de energía y felices de estar vivos. La tierra se convertirá en un paraíso.  Todos tendremos rica comida y buenas casas. No habrá personas crueles ni violentas, todos serán buenos. Los animales salvajes no nos tendrán miedo, ni nosotros a ellos.

Será muy emocionante cuando Jehová empiece a resucitar a los que están muertos. Les daremos la bienvenida a personas del pasado como Abel, Noé, Abrahán, Sara, Moisés, Rut, Ester y David. Ellos nos ayudarán a convertir la tierra en un paraíso. Siempre tendremos muchísimas cosas interesantes que hacer.

Jehová quiere que tú vivas en el Paraíso. Allí aprenderemos muchas cosas sobre Dios que nunca hemos imaginado. Por eso, ¡acerquémonos cada día más a Jehová, ahora y para siempre!

“Jehová nuestro Dios, tú mereces recibir la gloria, la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas” (Apocalipsis 4:11).